al más puro estilo marajá indio

Así son los "niños ricos de Rusia": la exhibición del lujo más obsceno

Desde jets privados a regalos de Louis Vuitton. El gigante ex soviético se apunta a la moda de mostrar su fascinante vida privada en las redes sociales

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los más reacios al auge de la globalización lo advierten siempre: nos estamos cargando (como si hablaramos de un ecosistema) la esencia de cada pueblo. Esto quiere decir que, aunque el imaginario popular piense en los españoles como toreros y sevillanas, o en los japoneses vistiendo kimonos y cargando con katanas por la calle, a la hora de la verdad somos todos iguales. Puedes pasearte por Hong Kong, Dubrovnik o Cáceres, que dejando a un lado las diferencias claras de cada sitio, verás gente muy parecida. Iphones, deportivas y sudaderas de multinacionales, cafés de conocidas marcas y música trap en un mundo que convive, paradójicamente, con el auge de los nacionalismos.

De los rusos quizá nos llega la imagen del bebedor de vodka con la hoz y el martillo de fondo. O del mendigo anciano, caminando renqueante por un frío San Petersburgo, más propio de una novela de Dostoyevski que de la realidad. Es inevitable caer, de vez en cuando, en los estereotipos, aunque la Unión Soviética haya quedado muy atrás o nadie se acuerde de los Romanov más que para algún musical edulcorado. Desde luego lo que no se espera es la extravagancia propia de los marajás indios en los chavales moscovitas, pero ya se sabe, la capacidad de sorprenderse del ser humano es infinita.

Todas las familias ricas son iguales pero las pobres son todas distintas


Instagram es el ejemplo claro de esta globalización que nos demuestra que, por muy original que te creas, lo que acabas de pensar probablemente lo ha preguntado ya alguien en Yahoo Respuestas. Y justamente es mediante esta red social con la que los rusos pudientes muestran al mundo cómo es vivir el día a día cuando eres joven y rico. Y no es ninguna tontería.

La cuenta conocida como "Rich Russian Kids" tiene la friolera de 495.000 seguidores. Y es que la moda de los niños ricos domina la red social, demostrándonos que todos tenemos algo de 'voyeur', ya que estamos interesadísimos en ver cómo viven los chavales ricos de Vietnam, Suiza o Dubái.

¿Las fotografías? Nada del otro jueves

Jets privados y hamburguesas de oro

La cuenta nos enseña básicamente eso: excentricidades de niños ricos. Posados con Putin, viajes en jets privados con sus peluches o comidas raras y exclusivas.

Sin duda, perfiles como este nos enseñan a replantearnos dos veces los estereotipos culturales que tenemos de cada país. También es hora de dejar de lado la manida frase de "pobre niño rico". Ya lo cantaban The Specials y posteriormente la malograda Amy Winehouse: "pero eras una chica rica y lo único que hacías era divertirte". Quién pudiera.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios