encuentro en el world business forum

Randi Zuckerberg: “Nuestros hijos trabajarán en empleos que hoy no existen”

La antigua responsable de Marketing de Facebook, hoy al frente de una productora de contenidos, repasó la actualidad y el futuro de las empresas tecnológicas

El futuro de las nuevas tecnologías, el papel de la mujer en el ámbito STEM, el uso que las compañías hacen de los datos o los cambios asociados a las transformaciones digitales que están experimentando la gran mayoría de firmas. Después de haber sido directora de Marketing de Facebook entre 2005 y 2011, Randi Zuckerberg se dedica hoy a otras tareas 'más mundanas'. 'Dot', serie protagonizada por una niña que se vale de las tecnologías para superar las aventuras del día a día, es uno de sus principales proyectos en Zuckerberg Media, productora de la que es fundadora y CEO y desde la que pretende despertar entre las niñas la pasión por la informática y las carreras técnicas.

Ataviada con un sobrio vestido negro, siempre con una sonrisa en la cara, Zuckerberg departió durante una hora en una charla junto a Alberto Artero, director general de El Confidencial. El encuentro, organizado por El Confidencial en colaboración con Bankia bajo el título 'Hablemos de Transformación Digital', versó sobre varios temas de actualidad en el ámbito de las nuevas tecnologías.

Randi Zuckerberg, durante el encuentro 'Hablemos de Transformación Digital'.
Randi Zuckerberg, durante el encuentro 'Hablemos de Transformación Digital'.

Pero si en algún punto hizo especial hincapié Zuckerberg, fue en la importancia de incorporar a la mujer al ámbito STEM (el que engloba ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), ya que, asegura, "no nos podemos permitir el lujo de perder a una generación de innovadoras". Para lograrlo, se ha marcado un propósito a bordo de Zuckerberg Media: que 'Dot', la serie que emite la NBC en Estados Unidos y que se basa en un libro escrito por Randi, empuje a más niñas a embarcarse en carreras tecnológicas.

[Vea el programa del World Business Forum en Madrid]

"Me fijé en que era la única chica en muchas reuniones en Silicon Valley y después de investigar averigué que las niñas pierden el interés por las carreras STEM a los nueve años, que es cuando empiezan a pensar que es algo para chicos. Si las perdemos, perdemos a una generación de innovadoras, y quiero crear contenido para atraerlas a este mundo. Es una jugada a largo plazo, a 20 o 30 años vista, pero necesitas dar esa información a las niñas y a sus familias porque ya no se van a interesar por la ciencia cuando sean mayores", explicó.

Máquinas para los peores trabajos

Durante toda la charla, Zuckerberg ha puesto énfasis en la importancia de las nuevas tecnologías. En cómo van a cambiar el mundo, aunque todavía no sepamos cómo lo harán —con el caso concreto de Blockchain—, o la importancia de que cualquier trabajador, hoy en día, sepa programar. "El código es un lenguaje universal, como la música. El mundo evoluciona tanto que cualquier compañía hoy es una compañía tecnológica. Y es necesario saber cómo comunicarte con un desarrollador o cómo funciona esa tecnología", ha afirmado.

Randi Zuckerberg: “Nuestros hijos trabajarán en empleos que hoy no existen”

Pero lejos de convertir la charla en un simposio sobre las bondades de los avances tecnológicos, Zuckerberg ha avisado de algunos retos que la sociedad tiene por delante o, como ella misma afirma, "cómo seremos capaces de salvarnos de la tecnología utilizando la tecnología". Si bien el coche autónomo será una bendición para aquellos que se distraen con el móvil al volante, a la CEO de Zuckerberg Media le pone "nerviosa" la cohabitación entre vehículos conducidos por humanos y por máquinas. "Prefiero que todos sean máquinas", espetó mientras recordaba que la automatización de tareas debería servir para que los trabajos "de menor nivel" permitan a los humanos centrarse en aquellos que requieran de altas cualificaciones.

Randi Zuckerberg y Alberto Artero, durante el encuentro.
Randi Zuckerberg y Alberto Artero, durante el encuentro.

¿Cuál es el problema de un futuro en el que las máquinas hagan aquellos trabajos que nadie quiere hacer? Que esa transición obligue a volver a formarse a muchos empleados y que la tasa de paro se dispare por el camino, aunque Zuckerberg prefiere quitarle hierro al asunto. La antigua jefa de Marketing de Facebook recordó que en tiempos de sus padres, médicos, no existía noción alguna sobre el concepto de las redes sociales: "¿Cómo iban a saber que trabajaríamos en ese ámbito o en el de la transformación digital de las empresas? Los trabajos de nuestros hijos no existen hoy".

¿Qué hacemos con los datos?

Datos, privacidad... El debate lleva mucho tiempo sobre la mesa, pero la reciente implementación de la GDPR ha puesto de relieve hasta qué punto los usuarios están dispuestos, o no, a compartir información vital para la subsistencia de numerosas firmas tecnológicas. "Son muy importantes", declaró de primeras, "aunque su manejo es complicado. La única manera de lograr grandes avances en salud o en robótica será cruzando grandes cantidades de datos. Ahora estamos viendo avances que somos capaces de lograr al almacenar cada vez más información sobre ADN, genética... Estamos logrando grandes descubrimientos en salud. Todos somos conscientes de que contar con muchísimos datos es beneficioso para el avance de la humanidad, el problema es que las personas, como individuos, no quieren compartir sus datos".

Somos conscientes de que contar con muchísimos datos es beneficioso, pero no queremos compartirlos como individuos

Por ello, Zuckerberg apuesta por un futuro en el que será el usuario el que decida a quién cede sus datos, y lo hace poniendo un ejemplo muy claro: "Cada vez que abro Google Maps, pienso que le estoy diciendo a Google dónde estoy con total exactitud. Pero el servicio es tan valioso que me merece la pena". Aquellas empresas que no sean capaces de ofrecer un valor añadido a los datos que les ceden los usuarios se quedarán atrás. "A medida que los consumidores sean más conscientes acerca de cómo se utilizan sus datos, también estarán más predispuestos a rechazarlos", aseguró.

Distracciones y tendencias

Zuckerberg también habló acerca de una interesante paradoja: el hecho de estar permanentemente conectados nos aleja cada vez más de la productividad y de la creatividad en nuestro día a día: "Hay estudios que demuestran que una distracción causada por un mensaje de texto o un correo electrónico puede obligarte a parar hasta siete minutos antes de volver a meterte de lleno en un flujo creativo".

La CEO de Zuckerberg Media ha lamentado que hoy tenga que pasar más tiempo atendiendo a peticiones de empleados o clientes en lugar de ser "proactiva" a la hora de pensar en la "próxima gran tendencia o idea que cambiará las reglas del juego de la industria". Y no ha dudado en recordar que, después de las tres horas que pasaba en los escenarios en 2014, cuando protagonizó 'Rock of Ages' en Broadway, se daba cuenta de que el mundo "no se había acabado".

Randi Zuckerberg, en el World Business Forum.
Randi Zuckerberg, en el World Business Forum.

Entre esas futuras tendencias que podrían alterar el ecosistema tecnológico ha citado la realidad aumentada, la virtual —"aunque cada vez se habla menos de ella"— y Blockchain. De esta última asegura que su implementación futura no tendrá "nada que ver" con lo que se está haciendo hoy en día. "Cada compañía es global y existe una necesidad real de que haya servicios descentralizados", afirmó, aunque sin atreverse a vaticinar cómo podría cambiar las reglas del juego la existencia de una red descentralizada.

Antes de echar el cierre, y teniendo en cuenta el notable énfasis tecnológico que tuvo la charla, Zuckerberg compartió una anécdota con la que pretendió dejar una última lección entre los asistentes: "Acostumbro a ir con mi hijo a la sucursal del banco, y cada vez que entra habla con todos los empleados, les llama por sus nombres y le dan chucherías. Es nuestra aventura juntos y me ha demostrado la importancia del factor humano a pesar de vivir rodeados de tecnología. Un robot no puede emular la experiencia que siente un niño de cuatro años cuando entra a un banco y recibe golosinas de los empleados".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios