Los secretos que los millonarios solo cuentan a sus hijos
  1. Alma, Corazón, Vida
¿podrás conseguirlo?

Los secretos que los millonarios solo cuentan a sus hijos

Steve Siebold ha hablado con más de 1.200 ricos para determinar qué enseñan a sus vástagos para ayudarlos a establecer buenos hábitos en sus finanzas

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Ser mileurista no es divertido. Lo sabemos. Y gastar más de lo que ingresas tampoco. Suele decirse que la mejor forma de hacerse rico, o al menos la más fácil, es un buen braguetazo. A menos que nazcas millonario, convertirse en uno de ellos no es sencillo, debes tener 'suerte', 'estómago' o ser un lince abriendo cajas fuertes.

Sin embargo, en el libro de Steve Siebold titulado 'Secrets Self-Made Millionaires Teach Their Kids', este jugador de tenis convertido en conferenciante comparte información privilegiada que, según él, ayudará a tus hijos a establecer buenos hábitos de ahorro y, finalmente a conventirse en magnates de las finanzas.

Foto: Foto: CNBC.

Siebold habló con más de 1.200 compañeros millonarios y descubrió sus consejos en 160 pequeños capítulos para que los padres lean con los más pequeños. Además de consejos generales como "practicar hablar en público", "ser curioso" y "tratar bien a las personas", el extenista resalta las acciones específicas que los niños deben llevar a cabo si quieren prepararse para tener éxito financiero más adelante. Frecuentemente lo hace dando ejemplos de su propia vida. Los enseña a cómo convertir los fracasos en victorias, comenzar a pensar creativamente y lidiar con la crítica.

Ojea Wall Street y Main Street

Instruye a los lectores a prestar mucha atención a lo que está sucediendo en los mercados leyendo el 'Wall Street Journal' y a charlar regularmente con los propietarios de las tiendas en sus ciudades. "Vigila el panorama general y la imagen local", explica Siebold. "Realmente deberíamos mirarlo todo porque las oportunidades están realmente en todas partes", añade.

Si quieres que tus hijos tengan éxito deben invertir su tiempo libre en cosas que les enseñen algo

El éxito no viene fácil. Convertirse en una persona financieramente independiente requiere de mucho trabajo y dedicación. Si se quiere ser rico, deberás estar preparado para sacrificar la mayor parte de su tiempo y de su energía para construir algo.

Adiós al 'pensamiento microondas'

Desalienta a las personas a caer en este tipo de creencia o en el pensamiento de que los resultados se mostrarán instantáneamente en lugar de gradualmente. "Todo va a llevar tiempo", comenta. "La mentalidad de la gratificación instantánea no les hará convertirse en millonarios hechos a sí mismos. No suele suceder así. Va a tardar y se necesita trabajo. No va a ser algo que suceda de la noche a la mañana", explica.

Si quieres hacerte rico, resuelve los problemas. Para hacerse millonario, deshaz el más grande. Solucionar las necesidades que tienen las personas es una de la actividades más rentables. Deséalo. La mayoría de las personas que amasaron su propia fortuna quisieron ser acaudalados y tuvieron grandes metas desde que comenzaron su camino. Este tipo de expectativas te mantendrán concentrado.

placeholder Foto: USA TODAY.
Foto: USA TODAY.

Deportes de élite

Según Siebold, los jóvenes que juegan golf, tenis u otros deportes favorecidos por personas poderosas tienen mejores oportunidades de establecer contactos que aquellos que participan en más actividades como el baloncesto u otros deportes populares entre el público en general: "Están dominados por familias ricas, por lo que las conexiones que pueden hacer en esos juegos son sustanciales. La idea no es forzar a los niños a practicar algo que no les gusta, pero al menos expónelos a ellos".

Los niños deben tomarse un tiempo para relajarse y reír, lo que les hará sentirse abiertos a la creatividad y las nuevas experiencias

Piénsalo: los negocios se hacen en campos de golf, no en los de fútbol. Si estás (literalmente) en el mismo equipo que ellos, estás mezclándote para conseguir el éxito gracias a la proximidad. Los millonarios enseñan a sus hijos a mantener relaciones con personas que desarrollan proyectos y compartan sus ganas de salir adelante.

Panel de visión

El experto sugiere algo similar con un ejercicio de planificación a largo plazo en el que los niños escriben una carta a un amigo ficticio fingiendo que es el futuro y que han logrado todos sus objetivos. Motívalos a trabajar duro al darles una idea de cómo se sentirán una vez que hayan terminado.

"Queremos poner a prueba sus emociones", explica, y agrega que las compras grandes son principalmente atractivas debido a los buenos sentimientos que generan. Lo mereces. Muchas personas creen que tener mucho dinero es un privilegio que solo tienen unos cuántos. Para ser uno de ellos, primero tienes que creerlo. Las oportunidades para hacer negocios son ilimitadas. De acuerdo al autor “si hacer dinero se basa en resolver problemas, y los problemas de la gente son infinitos, entonces sus posibilidades no tienen fin”.

Elige tu camino

Una de las grandes diferencias entre las personas que logran ser exitosas y las otras que no es que los primeros invierten su tiempo libre en cosas de las que aprendes mientras que los demás simplemente lo malgastan. Concéntrate en ganar. Los ricos se concentran más en la forma en que ganan su dinero en vez de simplemente enfocarse en él, lo que cambia de manera determinante sus actuaciones.

Juega a deportes de élite como golf o tenis. Allí podrás obtener muchos contactos

La riqueza otorga libertad. Si bien no es fundamental para su felicidad, el dinero le da las suficientes herramientas para crear sus propias reglas siempre y cuando no afecte a los demás. Siebold dice que los niños deben recordar tomarse un tiempo para relajarse y reír, lo que a su vez los hará sentirse más abiertos a la creatividad y las nuevas experiencias.

"Reduce el estrés, diviértete más y disfruta en el proceso porque no se trata simplemente de convertirse en un millonario hecho a sí mismo, debes sentirte bien en el camino. Si no es divertido, no vas a disfrutarlo tanto", concluye.

Social Millonarios Súper ricos Wall Street Journal
El redactor recomienda