LAS MILICIAS DE CRISTO

El misterio del temple: descubren el único cuerpo que se conserva de un gran maestre

El templario catalán fue encontrado en la iglesia San Fermo de Maggiori, en la shakesperiana ciudad italiana de Verona y es el primer resto arqueólogico que se encuentra de su Orden

Foto: Imagen del tráiler de la serie 'Knightfall', emitida por HBO España.
Imagen del tráiler de la serie 'Knightfall', emitida por HBO España.

La oscura y remota orden de los Templarios es famosa por albergar múltiples leyendas. La más popular quizá sea la de la eterna búsqueda del Santo Grial y del Arca de la Alianza, algo que los investigadores ya han considerado como pura ficción. La Orden de los Caballeros Templarios, la temible Militia Christi (Ejército de Cristo) fue creada por Hugo de Payens en 1120. Disuelta en 1312, la mayoría de sus miembros fueron considerados herejes y proscritos, además de ser condenados a la hoguera. En un sarcófago de Verona, en Italia, se han encontrado los restos que podrían pertenecer a un gran maestre nacido en el pueblo catalán de Solsona.

Las principales hipótesis apuntan a que se trata de la tumba de Arnau de Torroja, noveno Gran Maestre de la Orden del Temple a finales del siglo XII y, de confirmarse, sería la primera vez que se identifica a uno de los suyos, según informa 'Efe'. El hallazgo, fruto de la casualidad, se produjo mientras los investigadores italianos de la Universidad de Bolonia, Giampero Bagni y Fiorenzo Facchini realizaban las tareas de restauración en la iglesia de San Fermo de Maggiori, en la shakesperiana ciudad de Verona. En el edificio, una pared escondía el sepulcro escondido, añade 'Infobae'.

Las pruebas de carbono 14 revelaron que los restos databan entre los años 1020 y 1220

El equipo ha deducido que la muerte le sorprendió al templario en la ciudad de Verona el 30 de septiembre de 1184 cuando regresaba de Tierra Santa después de haber intentado negociar una tregua con el rey de Jerusalén, Saladino, y mediar en las tensiones con la orden de los Hospitalarios. Al disolverse la Orden, la iglesia del Temple de San Vitale pasó a manos de los Caballeros de la Orden de Malta, clausurada en 1760 debido a los daños provocados por el desbordamiento del río Adige. Los objetos que albergaba fueron distribuidos por las iglesias cercanas.

Las pruebas de carbono 14 revelaron que los restos hallados en 2016 databan entre los años entre 1020 y 1220, unas fechas coherentes con la época en la que vivió Arnau de Torroja. Como en otras muchas pruebas de ADN, el elemento que se usó para verificar y comprobar la antigüedad de los restos fue una pieza del aparato dental, con la que se pudo corroborar que los restos correspondían a los de un hombre. También se pudo saber que el legendario caballero de Cristo tenía una edad muy avanzada, medía 1,65 metros de altura y tenía ojos azules. Dicha muestra se comparó con otras del Occidente mediterráneo y se encontró que era similar a las de los habitantes del noreste de la actual España.

Lo que llamó la atención de los sepultureros y puso en alerta al resto de arqueólogos fue lo que la propia tumba marcaba: una inconfundible cruz templaria tallada sobre la roca que protegía sus huesos, recubiertos por un sudario de seda, según informa 'La Vanguardia'. Los datos históricos certifican que Arnau de Torroja fue el noveno gran maestre de la orden. Enterrado en la iglesia del Temple de San Vitale, sus restos fueron movidos a Verona tras varias inundaciones.

Para confirmar la identidad de los restos y estar cien por cien seguros de que pertenecen al legendario templario, será necesario compararlos con los de algún pariente. Por ello, se pretende analizar los de un hermano de aquel gran maestre, Guillem de Torroja, enterrado en la catedral de Tarragona. Los restos del que fue el arzobispo de la ciudad catalana entre 1171 y 1174 están en un arca de mármol colocada en una pared de la capilla de Santa Bárbara. El arzobispado tarraconense y el capítulo catedralicio han dado ya la autorización a los investigadores para que puedan acceder a la tumba y extraer una muestra de los restos de Guillem de Torroja, según el Instituto de Biología Evolutiva (IBE), lo que daría la posibilidad de confirmar finalmente la identidad del primer gran maestre.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios