La nueva EDAD DE ORO de los descubrimientos

Los idiomas perdidos de Egipto: el hallazgo que revoluciona la arqueología

En el monasterio de Santa Catalina, a los pies del Monte Sinaí, los investigadores han descubierto textos ocultos para el ojo humano en los papiros que guarda su biblioteca

Foto: Uno de los volúmenes analizados. (Biblioteca Electrónica de los Primeros Manuscritos)
Uno de los volúmenes analizados. (Biblioteca Electrónica de los Primeros Manuscritos)

En una época en la que se habla del espacio y el fondo marino como las únicas fronteras que quedan por explorar, todo parece descubierto. El tiempo de los Livingstone, Carter y Lloyd hace mucho que quedó atrás. Sin embargo, la arqueología se las arregla para seguir surtiéndonos de hallazgos inesperados, incluso en zonas conocidas y hasta turísticas.

En el lugar en el que se cree que Moisés vio la zarza ardiente del famoso pasaje del Antiguo Testamento (Éxodo 3) se erigió el monasterio de Santa Catalina (o de la Transfiguración). Fue construido por orden del emperador Justiniano I en el siglo VI y pronto se convirtió en un lugar sagrado y de peregrinación para las tres grandes religiones monoteístas. Desde entonces, ha estado en uso ininterrumpidamente y recibe miles de visitantes cada año. Y, con todo, todavía encierra misterios por desvelar.

Ahora aplicamos nuevas técnicas para hallar los manuscritos que han estado todo este tiempo bajo nuestras narices

Situado en la boca de un cañón de complicado acceso a los pies del Monte Sinaí, en Egipto, se trata de una de las iglesias cristianas más antiguas que se conservan. Además de la capilla, la joya del monasterio quizá sea su biblioteca, pues cuenta con la segunda colección de códices y manuscritos más extensa del mundo, solo superada por la vaticana. Fue durante las labores de restauración y digitalización del archivo cuando los científicos demostraron que la arqueología todavía tiene mucho por destapar.

"Las voces perdidas de la historia"

Entre los 6.000 textos griegos, romanos, coptos, árabes, hebreos, armenios, sirios y etíopes, dieron con una auténtica ventana al pasado: vestigios de idiomas, incluido el extinto caucaso-albanés, que llevaban en el olvido desde la Edad Media. Al parecer, los monjes los escribieron sobre pergaminos, pero luego fueron borrados y empleados para transcribir la Biblia en idiomas más modernos, algo corriente en la época debido a la escasez del papiro. Cuando el material se considera más valioso que lo escrito en él, no tenían ningún problema en reutilizarlo.

Monasterio de Santa Catalina, Egipto. (Biblioteca Electrónica de los Primeros Manuscritos)
Monasterio de Santa Catalina, Egipto. (Biblioteca Electrónica de los Primeros Manuscritos)

Para dar con los documentos originales, los investigadores sacaron fotografías desde diferentes ángulos y espectros de luz, y las emparejaron a través de un algoritmo informático. Se trata de un método parecido a cuando se descubren los primeros trazos en un cuadro. La técnica ha sido ensalzada como la puerta hacia la “nueva edad de oro de los descubrimientos” y sus creadores aseguran que les permitirá dar con otros muchos textos ocultos, llamados palimpsestos, para el ojo humano. Hasta ahora, se sabía que algo así podría existir, pero sus secretos se daban por perdidos.

La biblioteca cuenta con la segunda colección de códices y manuscritos más extensa del mundo, solo superada por la vaticana

“En el siglo XX se descubrieron pergaminos en cuevas. En el XXI aplicamos nuevas técnicas para hallar los que han estado todo este tiempo bajo nuestras narices”, explica Michael Phelps, director ejecutivo de la Biblioteca Electrónica de los Primeros Manuscritos, la organización encargada de restaurar el archivo, al diario 'The Times'. Además de los últimos textos, se han revelado cuatro recetas médicas, una de las cuales de atribuye a Hipócrates, conocido por el juramento que lleva su nombre. La técnica, esperan, quizá pueda revelar textos que se han buscado durante siglos, como las obras perdidas de Aristóteles. “Recuperamos las voces perdidas de nuestra historia”, resume Phelps.

Textos revelados. (Biblioteca Electrónica de los Primeros Manuscritos)
Textos revelados. (Biblioteca Electrónica de los Primeros Manuscritos)

El extenso patrimonio que atesora Santa Catalina ha llamado la atención de científicos, historiadores y viajeros desde siempre, sobre todo desde el XIX, y aun así todavía se encuentran artefactos, textos y ornamentos que ponen patas arriba al mundo de la arqueología. Los investigadores esperan, por tanto, que esta nueva era de los descubrimientos no se vea truncada por la amenaza yihadista (sobre todo del grupo local Wilayat Sina) que impera en la zona, y que puedan seguir revelando los vestigios de un pasado ya olvidado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios