un suceso transformador en todos los sentidos

Lo que te ocurre después de una Experiencia Cercana a la Muerte: ellos la han vivido

Quienes lo experimentan muestran un marcado cambio en su actitud, no solo hacia su vida sino también hacia los demás. Los expertos lo explican en detalle

Foto:

Uno de los mayores misterios en la vida es lo que sucede después de la muerte. Los humanos hemos estado tratando de encontrar la respuesta desde que el hombre se dio cuenta de que morir significaba que alguien se había ido para siempre. Pero ¿a dónde vamos? ¿Hay billete de vuelta? Con los años, se han escrito cientos de libros al respecto. Científicos, líderes espirituales y filósofos, quienes han expuesto sus propios puntos de vista sobre si hay una vida futura o no.

El primero data de 1975, año en el que se publicó 'Vida después de la vida' (ed. Edaf), de Raymond Moody. En la obra, que causó un gran revuelo, el autor recoge una serie de relatos de personas que superaron la muerte clínica. Cuando comenzó a recolectar datos, vio que existían numerosas personas que durante su muerte clínica tuvieron visiones extracorporales. En el libro se describen, por primera vez, las visiones, el túnel de luz o el 'otro lado'.

Una Experiencia Cercana a la Muerte (ECM) se produce cuando una persona está cerca de la fallecer o es declarada su defunción

Tras esta obra llegaron muchas más, así como reportajes en periódicos o programas de televisión dedicados al tema (en España, 'Cuarto Milenio', de Cuatro). Todos ellos se han centrado en la Experiencia Cercana a la Muerte (ECM), que se produce cuando una persona está cerca de fallecer o es declarada muerta. Sin embargo, también hay personas que han tenido estas experiencias y no han estado cerca de fallecer. La más común es la de un individuo teniendo una experiencia inicial fuera del cuerpo, en la que la persona se percibe flotando sobre su cuerpo. Otros pasan por un túnel oscuro, al final del cual hay una luz divina brillante.

Dado el gran número de testimonios documentados que hay en todo el mundo es difícil descartar la realidad de la experiencia. Pero ¿es una función de un cerebro a punto de fallecer o una experiencia espiritual que demuestra que hay vida después de la muerte?

Parece que la primera opción. Al menos eso es lo que se afirma en el nuevo libro de Michael Shermer, 'Heavens on Earth', quien presenta todas las razones por las que la ECM no es una experiencia espiritual, sino alucinaciones del cerebro moribundo. No obstante, el autor reconoce que su obra se basa en una "comprensión científica de las ECM" y que "no pretende quitarle el poder de la experiencia a quien la experimenta como algo aparentemente real, emocionalmente sobresaliente y transformador".

Lo que ocurre tras una ECM

El hecho de vivir una experiencia cercana a la muerte es tan profundo que altera la vida de quien la experimenta. ¿Qué efectos conlleva? Tal vez el más común sea la pérdida del miedo a la muerte y una creencia fortalecida en la vida futura. Hay una nueva conciencia de significado y propósito en sus vidas. Presentan un nuevo sentido de sí mismos con una mayor autoestima, recoge 'Psychology Today'.

En un nuevo libro se detallan todas las razones por las que "una ECM no es una experiencia espiritual, sino alucinaciones del cerebro moribundo"

Quienes lo experimentan también muestran un marcado cambio en su actitud, no solo hacia su vida sino también hacia los demás. Tienden a ser más abiertos, afectuosos y amorosos. Sin embargo, también pueden volver a examinar sus relaciones, y decidir, en ocasiones, poner fin a algunas que de pronto han dejado de ser compatibles con sus nuevas creencias y actitudes. Al respecto, el divorcio es bastante común en las parejas donde un compañero ha experimentado una ECM. Asimismo, quien ha tenido una de estas experiencias y los miembros de la familia a menudo sienten que no conocen a esa "nueva persona" y surgen problemas de adaptación. Las familias pueden tener dificultades para adaptarse a la nueva normalidad.

Otro efecto secundario común es que las experiencias pueden volverse altamente intuitivas y, a menudo, reportan un aumento en las experiencias psíquicas percibidas, incluida la telepatía (saber lo que alguien está pensando y sintiendo) y la precognición (saber cuándo va a suceder algo antes). Algunos investigadores creen que los cambios fisiológicos significativos son comunes después de las ECM.

Las secuelas de una ECM son muchas y muy complejas. Impactan en numerosos aspectos de la persona. A menudo los individuos tardan años en incorporar estos cambios. Uno de los mayores impedimentos para su recuperación es su miedo a contarle a alguien sobre la experiencia. Tienen problemas para dar sentido a ellos mismos y son reacios a revelarle a otros lo que ha sucedido. Temen que la gente piense que están "locos" y que no los crean. Y para ellos es más que real.

Trabajar con un terapeuta puede ayudar a quienes han tenido una ECM a integrar estas experiencias en su vida cotidiana. Hay muchos libros escritos por protagonistas y grupos de apoyo, tanto online como presenciales, también son útiles para disminuir sus sentimientos de aislamiento de los demás.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios