sexo y corrupción

"Modelo, escritora y cazadora de oligarcas": la mujer que escandaliza al Kremlin

El truculento pasado de la seductora escort por la que el gobierno ruso podría bloquear Instagram o YouTube y que revelaría por fin el lado más oculto del 'Rusiagate'

Foto: La sexy Nastya Rybka, la joven cazadora de oligarcas. (Foto: Instagram)
La sexy Nastya Rybka, la joven "cazadora de oligarcas". (Foto: Instagram)

Nueva piedra en el camino para el entorno de Putin y su gobierno, esta vez con nombre de mujer: Nastya Rybka, una atractiva 'femme fatale' que ha hecho vibrar los cimientos del Kremlin debido a unas filtraciones en vídeo en las que aparecen el viceprimer ministro ruso Sergey Prikhodko y el oligarca Oleg Deripaska -vinculado al conocido como 'Rusiagate', el caso que investiga las relaciones entre Moscú y Washington durante la campaña electoral de Trump- en un yate con prostitutas a bordo, en algún pacífico y solitario enclave por las costas noruegas.

El vídeo en cuestión, difundido a través de la cuenta de Instagram de la escort ha caldeado tanto al poder político ruso que el gobierno ha amenazado con bloquear el acceso de los ciudadanos a YouTube e Instagram si las respectivas webs no eliminan el vídeo en el que Rybka aparece divirtiéndose con Prikhodko y Deripaska. Pero, ¿quién es esta mujer y por qué ha desatado tanto revuelo mediático entre la sociedad rusa?

Detrás de toda la historia de Rybka se esconde un pasado plagado de aislamiento y soledad

“Modelo, escritora y cazadora de hombres”

En Instagram se define como “modelo, escritora y viajera”. Hace apenas unos días tenía menos de 80.000 seguidores; tras este escándalo, ahora cuenta con casi 91.000. Ante la repercusión que ha tenido su historia en las redes, en las últimas jornadas ha borrado de su información de perfil el apodo de “cazadora de oligarcas”.

Aunque, si accionas el enlace que aparece en dicho perfil, llegarás a la más que curiosa página web de Alex Lesley, un sitio virtual donde el afamado gurú del sexo” -como le gusta describirse a sí mismo en sociedad- ofrece clases y consejos a mujeres sexys para “apresar” a hombres adinerados. Como no podía ser de otra forma, la política también viene incluida en el historial de Lesley, ya que según informa el diario argentino Infobae, alguna vez consideró la posibilidad de medirse contra Putin en las elecciones. Ahora, resignado, se conforma con sus clases de seducción masculina.

Nastya Rybka en una foto de su cuenta de Instagram.
Nastya Rybka en una foto de su cuenta de Instagram.

La soledad de Rybka y su pasado oculto

Detrás de todo el truculento historial de Nastya Rybka se esconde una historia de tragedia familiar, aislamiento y soledad. Así lo asegura su exmarido, Nikolay Vashukevich, en una entrevista para el medio independiente de noticias ucraniano 'Hromadske' en la que detalla el difícil pasado de la joven, así como su vida en común. Vashukevich sugiere que la muerte de la madre de Rybka pudo ser la razón por la que se mudó de su Bielorrusia natal a Moscú, donde conoció a Oleg Deripaska, presente en el famoso vídeo del yate.

“Vivíamos juntos, todo estaba bien”, narra el excónyuge. “Pero luego ella simplemente decidió escribir un libro y se fue a Moscú para acabarlo. Por aquél entonces, no salía con nadie ni tenía amigas, la única persona que había en su vida era su madre, nadie más. Tal vez, todo pasó debido a eso, a su tremenda soledad… pero pensé que yo la había compensado de algún modo”. No fue así, y el que fuera su marido aún reconoce seguir casado con ella, a pesar de que Rybka no quiera saber nada de él.

Un exmarido dolido y un hijo abandonado

A pesar de toda la lista de escarceos sexuales con hombres ricos y la exacerbada frivolidad que rodea la vida amorosa de Nastya Rybka, es difícil de creer que una vez pudiera haber tenido marido.

Sin embargo, el tipo en cuestión niega de forma repetida que su antigua esposa fuera prostituta de lujo. En este sentido, asegura que sedujo a Deripaska porque “tuvo ganas, le pareció atractivo o simplemente quiso utilizarle para un fin concreto”. Cuando se le pregunta a qué se refiere, Vashukevich responde que todo seguramente fue “por el bien del libro”, refiriéndose a las memorias publicadas por Rybka y tituladas 'Cómo seducir a un billonario', que publicó en 2016.

Tiene un hijo que vive conmigo, pero no lo visita por razones que desconozco

Dicho libro parece narrar con sumo detalle su aventura con el magnate ruso y el amigo de ambos, el viceprimer ministro ruso Sergey Prikhodko, mano derecha de Putin, aunque de forma precavida e inteligente, se refiera a ellos mediante seudónimos. “Me siento muy mal por todo lo sucedido”, afirma Vashukevich, refiriéndose a lo embarazoso que le resulta que su historia haya saltado a toda la parrilla informativa.

Una de las revelaciones más sorprendentes que el ex-cónyuge de Rybka ofrece en la entrevista es el supuesto hijo que tienen entre ambos: “Tiene un hijo que vive conmigo, pero no lo visita por razones que desconozco. Es un niño genial, lo entiende todo. Nastya tiene acceso a él sin ningún problema”. Vashukevich cree que es por “cuestiones de seguridad” por lo que no lo visita, ya que con todo el enredo montado puede llegar a ser peligroso para ella que la agencia de inteligencia rusa sepa que lo tiene y que va a verlo.

Foto: Instagram
Foto: Instagram

El 'Rusiagate' en el punto de mira

El 8 de febrero, el opositor ruso y activista anticorrupción Alexey Navalny publicó una investigación donde reveló que el susodicho magnate, Derpaska, sobornó a Prikhodko (los dos presentes en el vídeo de Rybka), para darle información sobre el progreso de la campaña presidencial de Trump que había recibido directamente de Paul Manafort, director del equipo del actual presidente estadounidense. Según estos informes, el viaje en yate se realizó a principios de agosto de 2016, justo cuando dicha campaña de Trump se encontraba en pleno apogeo.

Navalny no solo se erige como máximo representante de la oposición contra la corrupción que asola el gobierno ruso presidido por Putin; con este informe plantea una posible prueba de las relaciones entre el Kremlin y la Casa Blanca, lo que en la actualidad es objeto de muchas investigaciones sobre las injerencias rusas en el ascenso de Trump al poder.

El opositor ruso aportó pruebas evidentes de sus hallazgos recientemente gracias al vídeo de Rybka, que muestra partes del controvertido yate llamado 'Elden'. Además, Navalny verificó los registros de vuelo y solo dos aviones aterrizaron en los mares de Noruega durante esas fechas: ambos aeroplanos son propiedad de Derispaska.

Los dos involucrados han negado las afirmaciones de Navalny. En una publicación de Instagram del 9 de febrero, Derispaska las calificó de “denuncias falsas y escandalosas”, y aseguró que todo respondía a una “campaña planeada para dañar mi reputación”. Por su parte, Prikhodko dijo en el canal de televisión ruso RBK que el informe resultó ser una “provocación creada por un perdedor político como Navalny”. Por supuesto, negó tajantemente conocer a Paul Manfort.

Para terminar, el viceprimer ministro resolvió el caso con una sentencia de lo más orgullosa y violenta hacia la escort: “Cosas como esta deberían resolverse de una forma varonil, pero quedémonos dentro del marco de lo legal”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios