en reino unido

Multa de 10.000 libras al cirujano que tatuó sus iniciales en los hígados de dos pacientes

En diciembre, el cirujano admitió los hechos, que ocurrieron en Birmingham en febrero y agosto de 2013, concretamente en el hospital Queen Elizabeth de la ciudad británica

Foto:

Un cirujano que 'firmó' con sus iniciales los hígados de dos pacientes durante un trasplante ha sido condenado a una multa de 10.000 libras y a 12 meses de trabajos comunitarios, informa el diario británico 'The Guardian'. Simon Bramhall, de 53 años, 'tatuó' en los hígados de dos de sus pacientes sus iniciales, 'SB' con un láser de gas argón coagulador, instrumento que se utiliza para evitar hemorragias. En diciembre, el cirujano admitió los hechos, que ocurrieron en Birmingham en febrero y agosto de 2013, concretamente en el hospital Queen Elizabeth de la ciudad inglesa. Y ahora deberá pagar las consecuencias.

Las marcas no causaron daños en los pacientes y deberían haber desaparecido por sí solas. Sin embargo, uno de los hígados estaba dañado en el momento del trasplante y la evolución no fue la habitual. Otro cirujano se encargó de volver a operar y fue cuando descubrió el curioso 'tatuaje' en los órganos de ambos pacientes. Bramhall fue entonces suspendido y se le abrió un expediente disciplinario. En mayo de 2014 presentó su dimisión tras 12 años trabajando en el centro hospitalario.

El médico ha reconocido ante un tribunal en Birmingham dos cargos de agresión, pero no el de agresión con lesiones, que pedía el fiscal, informaba entonces la prensa británica. El veredicto se conocerá el próximo 12 de enero.

"Es un caso fuera de lo común y complejo", ha afirmado el fiscal Tony Badenoch durante la audiencia, estimando que se trata de un asunto "sin precedentes en el derecho penal". "La declaración de culpabilidad supone la aceptación de que lo que hizo no solo es contrario a la ética, sino también punible en el terreno penal", ha añadido Badenoch.

Sus acciones, descritas por la acusación como un abuso de poder, fueron "deliberadas y conscientes", ha expuesto el fiscal. "El hecho de que el doctor Bramball escribiera sus iniciales en el hígado de un paciente no fue un incidente aislado, sino un acto repetido en dos ocasiones, que requiere competencia y concentración. Se hizo en presencia de colegas", ha agregado.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios