el lección del día

El gesto que logrará que tengas más confianza en ti mismo, según Harvard

Este consejo podría ayudarte a ser un mejor líder y sentirte mucho más seguro a la hora de tomar decisiones y transmitirlas a los demás. Te contamos qué hacer

Foto: Amy Cuddy. (Facebook)
Amy Cuddy. (Facebook)

Pensar de vez en cuando en tus buenas cualidades no le hace daño a nadie. Una pequeña dosis de narcisismo siempre es buena para tomar decisiones y sentirse más confiado. La actitud positiva permite ver los éxitos (y los fracasos) con más claridad, llevar con entereza las derrotas y evitar caer en una actitud negativa que predisponga al vacío. Las personas que luchan a diario con esa falta de confianza o timidez son a menudo las mismas que apenas hablan, se sienten pequeñas e intentan hacer el menor "ruido" posible. La confianza en uno mismo es uno de los aspectos clave para mejorar la autoestima y poder afrontar cada día las desafíos a los que te enfrentas en la vida.

Muchas veces los conflictos diarios, las discusiones familiares o los problemas en el trabajo nos hacen perder la confianza en nosotros mismos. Respecto a estos problemas, la psicóloga de Harvard Amy Cuddy tiene un simple consejo para que este tipo de personas se sientan más seguras y asertivas. Esta doctora es famosa por una charla que impartió en 2012 acerca de la importancia del lenguaje corporal para tener éxito en el lugar de trabajo o en el aula.

Su investigación, realizada conjuntamente con la doctora Dana Carney demuestra que el asumir "poses de poder" como la de 'wonder woman' (donde colocas tus pies paralelos a tus hombros y las manos en la cintura con los brazos en jarra) o poses que ocupan mucho espacio como la 'man-spread', altera los niveles hormonales en el cerebro en tan solo dos minutos. La persona se sentirá más segura, con más carácter y menos estresada, tal y como cuentan las expertas a 'Independent'.

Aquellos que habían asumido posturas de "alta potencia" aumentaron un 20% sus niveles de testosterona y redujeron en un 25% los de cortisol

Este comportamiento es especialmente común entre las mujeres: "Ellas son mucho más propensas a sentarse de manera cabizbaja que los hombres. Se sienten crónicamente menos poderosas que ellos. Normalmente los hombres suelen tener una postura más expansiva", dice la doctora Cuddy. El problema es que el proceso funciona en ambos sentidos: no solo el sentimiento de impotencia les hace asumir poses de "baja autoestima", sino que estas también harán que se sientan peor. ¿Cómo se puede romper este círculo vicioso?

Postura 'Wonder Woman'. (iStock)
Postura 'Wonder Woman'. (iStock)

Rutina diaria

Si cada mañana luchas contra la tensión, la impotencia o la desconfianza, la doctora destaca lo importante que son las poses de poder en tu rutina. Comienza tan pronto como tu alarma salte. Ella aboga por estirar tus extremidades para hacer tu cuerpo tan grande como puedas.

"Ten esto en cuenta especialmente si duermes en una postura fetal. Cuando te levantes, estírate un minuto antes de poner los pies en el suelo", explica Cuddy. Tales "poses de poder" hacen que ocupes más espacio y puedas cambiar la forma en que el cuerpo funciona. Las dos hormonas clave estimuladas por las posturas de baja y alta potencia son la testosterona, hormona de la dominación que te hace sentir más seguro y propenso a correr riesgos, y el cortisol u hormona del estrés, que te hace reaccionar ante las diferentes situaciones.

"Los machos alfa de alto rango en las jerarquías de los primates tienen la testosterona alta y el cortisol bajo, al igual que los líderes eficaces y poderosos", comenta Cuddy. Con el fin de investigar el efecto de la "postura de poder" en la mente, la doctora y sus colaboradores reunieron a varios voluntarios en un laboratorio y les pidió que asumieran ciertas posturas de alta y baja potencia durante dos minutos. Tras posar se les pidió participar en algunos juegos de azar y se les extrajeron muestras de saliva para medir sus niveles hormonales.

La confianza en uno mismo es uno de los aspectos clave para aumentar la autoestima y poder afrontar cada reto diario

Cuddy descubrió que aquellos que habían asumido posturas de "alta potencia" aumentaban a los dos minutos un 20% sus niveles de testosterona mientras sus niveles de cortisol caían en un 25%. Además, eran un 20% más propensos a apostar en juegos de azar que los que adoptaban posturas contrarias. Aquellos que tomaron posturas bajas, habían experimentado una disminución del 10% en la testosterona y un aumento del 15% en cortisol.

Hay otras muchas maneras de trabajar el lenguaje corporal de poder en tu vida tras salir de la cama. "Siéntante derecho y descansa los brazos en los reposabrazos de la silla. Prepara tu espacio laboral para que no tengas que estirarte demasiado. Cosas simples como estas, deben ser parte de tu rutina diaria. Por ejemplo, una de mis asistentes se cepilla los dientes con una mano en la cadera", asegura esta psicóloga.

Estírate en la cama. (iStock)
Estírate en la cama. (iStock)

Otros consejos

Según G. Richard Shell, profesor de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania y autor de 'Springboard: Launching Your Personal Search for Success', existen 6 pequeños trucos, recogidos en la vista 'The week', que pueden funcionarte:

1) Rodéate de gente que cree en ti.

2) Céntrate en mejorar y aprender.

3) Crea rutinas.

4) Acumula pequeñas victorias.

5) Sé un poco supersticioso.

6) Trabaja la confianza.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios