Nueva profesión de riesgo: los hombres del tiempo que se equivoquen serán multados
  1. Alma, Corazón, Vida
en rusia

Nueva profesión de riesgo: los hombres del tiempo que se equivoquen serán multados

El temporal ha dejado 16 muertos y 200 heridos en el país euroasiático, por ello uno de los ministros del país ha decidido sancionar a los meteorólogos que den pronósticos erróneos

placeholder Foto: Roberto Brasero, el hombre del tiempo de Antena 3. (Atresmedia)
Roberto Brasero, el hombre del tiempo de Antena 3. (Atresmedia)

¿Cuántas veces has salido de casa sin el paraguas porque el señor del tiempo dijo que no iba a llover y luego te has mojado hasta la ropa interior? ¿Cuántas veces has reservado vacaciones un puente que, según el meteorólogo, iba a ser de sol y calor, y luego te has muerto de frío? Son tantas que ni las recuerdas.

Es un hecho: las lluvias, el viento, el calor o el frío condicionan nuestra vida. Las predicciones tienen una importancia capital para nuestro devenir cotidiano, pues pueden modificar el trabajo de millones de personas (de los conductores de las máquinas quitanieves a los agricultores), limitan nuestra capacidad de transporte y son decisivas en la toma de decisiones militares.

A pesar de su importancia, de los avances logrados y de que es una de las ciencias más antiguas de la humanidad, la meteorología sigue siendo una de las especialidades más imprecisas. A día de hoy, seguimos siendo incapaces de saber con exactitud el tiempo que hará pasado mañana, y menos aún dentro de una semana. Los hombres del tiempo tratan de dar un pronóstico acertado, pero se equivocan. Algo que para el ministro ruso de Situaciones de Emergencia, Vladímir Puchkov, es ahora motivo de sanción.

Un ministro ruso ha propuesto multar a los responsables de los servicios meteorológicos por pronósticos fallidos o no difundidos a tiempo

Sí, no es una noticia de 'El mundo today' ni estamos en el día de los inocentes. Este buen hombre ha propuesto este lunes multar a los responsables de los servicios meteorológicos por pronósticos fallidos o no difundidos a tiempo. "Ya es hora de crear un sistema de responsabilidad económica para que las filiales locales de la Agencia Rusa de Meteorología respondan por pronósticos erróneos", dijo Puchkov en una reunión del ministerio.

Aunque parezca un chiste, el asunto es serio. El temporal de lluvia y vientos huracanados dejó el pasado lunes 16 muertos y más de 200 heridos, medio centenar de los cuales siguen ingresados en distintos hospitales de la capital rusa. Rachas de viento de hasta 30 kilómetros por segundo arrancaron de cuajo casi 20.000 árboles y dejaron innumerables cristaleras rotas, además de miles de coches dañados por la caída de ramas de árboles.

Tras ello, numerosos ciudadanos y medios locales volcaron sus críticas precisamente contra el Ministerio de Situaciones de Emergencia, que no avisó a los moscovitas del temporal que se acercaba, como suele hacer mediante el envío de mensajes de texto a todos los teléfonos móviles registrados en la ciudad.

Por qué se equivocan los 'hombres del tiempo'

Al margen de si nos parece lícito o no que se multe a los hombres del tiempo, hay una realidad en la que Puchkov no parece haber incidido: ¿es posible que dejen de equivocarse algún día? ¿Por qué, pese a los enormes adelantos tecnológicos, los meteorólogos siguen dando predicciones erróneas? Es la pregunta que han tratado de contestar un equipo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv, dirigido por el profesor Pinhas Alpert, antiguo jefe de la unidad meteorológica de las fuerzas armadas israelíes.

Los factores que enturbian los partes son los cambios en el uso de la tierra, en la topografía, en la atmósfera y en la densidad de población

El trabajo, publicado en 2015 en la revista 'Land', analiza los datos recogidos entre 1979 y 1993 en decenas de miles de estaciones meteorológicas y las relaciona con los errores en las predicciones, cuantificando las causas (naturales y humanas) de estos fallos.

Los investigadores han identificado una serie de factores que afectan por igual a la imprecisión de las predicciones meteorólogicas en todas las regiones analizadas (que incluyen Europa, África del Norte, el Mediterráneo, Asia y Asia del Este). Los factores dominantes que enturbian los partes son los cambios producidos en el uso de la tierra, en la topografía, en la composición de las partículas de la atmósfera y en la densidad de población.

"Cuando Ia tubería de las aguas nacionales de Israel cruzó el desierto situado al sur del país, en 1964, cambió la configuración del terreno. Después de un periodo relativamente corto de tiempo, el desierto empezó a florecer, lo que afectó a la generación de nubes, las precipitaciones y la temperatura. Es difícil para los meteorólogos incorporar cambios como este. Este sencillo cambio en la cubierta vegetal alteró por completo el clima del norte del Neguev, y los modelos de predicción existentes tuvieron dificultades para adaptarse a ello, lo que condujo a predicciones erróneas", señala Alpert a modo de ejemplo.

El profesor cree que su clasificación será muy útil para los meteorólogos, que podrán crear modelos de predicción más precisos. No obstante, y a pesar de que los modelos van mejorándose día a día, aún sigue siendo imposible hacer predicciones 100% precisas sobre el tiempo.

Trabajo Temporal Salud Multa Virales Social
El redactor recomienda