La mejor manera de gastar tu dinero. Y más si te toca la lotería. Noticias de Alma, Corazón, Vida
SOÑAR ES GRATIS

La mejor manera de gastar tu dinero. Y más si te toca la lotería

El asesor financiero Mark Doman ayuda a los millonarios precoces a hacerse cargo de su riqueza: cómo invertir y distribuir su dinero con cabeza

Foto: Quién no se ha preguntado qué haría con el dinero si fuese millonario. (iStock)
Quién no se ha preguntado qué haría con el dinero si fuese millonario. (iStock)

Al igual que hacía el padre protagonista de 'Un violinista en el tejado', todos hemos dejado volar nuestra imaginación con la pregunta del millón: ¿en qué nos gastaríamos el dinero si fuéramos ricos? Mansiones, yates, mayordomos, joyas, viajes por el mundoSoñar es gratis, dicen.

Sin embargo, a veces, surgen historias insólitas en las que, de la noche a la mañana, a alguien le caen los millones del cielo. Ponte en situación: te puede tocar el Gordo de la Lotería, heredar una gran cantidad de dinero o invertir en el momento y lugar adecuados. La posibilidad, aunque mínima, ocupa gran parte de nuestros pensamientos.

Quizá no haya evento en el mundo en el que esto se dé con tal magnitud y regularidad como el 'draft' de la NFL. Cada año, alrededor de 250 jugadores se incorporan de golpe y porrazo a una de las mejores y más lucrativas ligas deportivas del mundo y, con ello, llegan los millones. Son jóvenes recién salidos del horno universitario que entran de lleno en la opulencia y cuyas historias no siempre terminan bien.

La mayoría no venimos de familias con dinero. No estamos suficientemente educados para saber cómo manejarlo

Uno de los muchos casos es el de Devon Still, jugador que confesó durante su etapa en los Houston Texas haber sido víctima de dos estafas financieras el año pasado. “La mayoría de nosotros no venimos de familias con dinero. No estamos suficientemente educados para saber cómo manejarlo”, señaló Still a 'The New York Post' tras conocerse las estafas.

La NFL es una de las ligas deportivas más lucrativas del mundo. (iStock)
La NFL es una de las ligas deportivas más lucrativas del mundo. (iStock)

En el caso de la mayoría de los mortales, nuestros primeros salarios serán los más bajos de nuestra carrera profesional. Sin embargo, la NFL tiene una particularidad: los jugadores de fútbol americano cobrarán más que nunca en sus primeros años. Al empezar su carrera ganarán cinco cifras por semana; al terminar, por año. Lo que significa que las decisiones que tomen al principio adquieren todavía más importancia y muy probablemente les afectará el resto de sus vidas. Más aún si se tiene en cuenta que la carrera de los jugadores suele ser muy breve, pues la media no alcanza los tres años.

Especializado en 'dinero joven'

Esa es la razón por la que Still decidió contratar los servicios de Mark Doman, un asesor financiero de Nueva York especializado en 'dinero joven'. Es decir, en ayudar a atletas, artistas o a cualquier persona que haya ganado cantidades enormes de dinero en un momento relativamente precoz en su vida. Su trabajo consiste en enseñar a poner a trabajar a ese dinero fresco bien temprano de modo que, si hay suerte, les dure hasta mucho después de que sus días de entrenamientos y partidos hayan terminado.

La ganadora de la lotería más joven de Reino Unido: "De repente, me convertí en una celebridad local. No sabía en quién confiar"

En cualquier caso, su objetivo es que sus clientes no reproduzcan las historias de derroche que ya han copado tantos titulares de periódicos. Uno de los casos más representativos quizá sea el de Carllie Rogers, la ganadora de la lotería británica más joven de la historia, que se llevó a casa casi dos millones de libras con solo 16 años. En una entrevista con la revista 'Closer' reconoció que era demasiado joven para experimentar algo así: “De repente, me convertí en una celebridad local. La gente se me acercaba en los pubs como si fuesen mis mejores amigos y sentía la presión de invitarles a todos a bebidas. No sabía en quién confiar”. 10 años más tarde, tan solo quedan 2.000 libras en su cuenta.

Son problemas de ricos que, aunque a menor escala, también nos pueden servir para manejar mejor nuestro dinero. Y, si no, ayudarán a entender qué a clase de obstáculos financieros o psicológicos tienen que hacer frente estos nuevos millonarios. Doman recoge en 'GQ' las principales lecciones que trasmite a sus jóvenes y adinerados clientes.

Mantén a raya los caprichos

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una manera útil para distinguir los caprichos, ya sea una casa, un descapotable o cualquier otra cosa que desees, de lo que realmente necesitas, es hacer una lista y preguntarse lo que Doman le dijo a uno de sus clientes. Uno de estos jugadores de fútbol americano quería un coche de lujo a toda costa, algo extraordinario y único. A pesar de que sus ingresos eran suficientes, el coche superaba las seis cifras: “¿Cómo te vas a emocionar con algo después de comprar semejante vehículo?", le preguntó Doman. El jugador terminó controlando sus impulsos.

Pon atención a dónde está tu dinero

Una reacción común ante semejante avalancha de dinero es que la gente quiera más y más. Y, claro, la tentación de invertir en bolsa es muy fuerte. Doman se encarga de que a sus clientes no se les pase por la cabeza invertir ni un solo céntimo hasta que puedan explicar por qué están tomando una u otra decisión. Lo normal es que la mayoría ignore el tema y simplemente diga que confía en su asesor: “Está genial que confíes en mí, pero es mejor todavía que me entiendas”. Cualquier persona, ya sea un nuevo millonario o clase media, necesita educación financiera.

Ten clara tu estrategia

Uno de los mayores errores que comenten estos nuevos millonarios es adquirir cosas, realizar inversiones y distribuir su dinero sin una estrategia clara. Aunque cada cliente sea diferente -hay que tener en cuenta cuánto va a durar su carrera, sus hábitos de consumo o su tolerancia al riesgo financiero- Doman suele recomendar inversiones a corto plazo y nunca comprar una casa hasta que se consiga una estabilidad geográfica. Es decir, que puedan comprometerse a permanecer en un sitio al menos 7 años.

No todo son inversiones

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Muchos de estos jugadores quieren celebrar que han entrado en una de las mejores (y más lucrativas) ligas del mundo con, por ejemplo, un cochazo o cualquier otro impulso extravagante. El problema es que suelen justificar este tipo de gastos como inversiones. Doman avisa siempre a sus clientes que pueden hacer lo que quieran con su dinero -para eso es suyo- pero que no presupuesten estos gastos como una inversión, sino como un gasto más.

Ante todo, perspectiva

En el caso de los jugadores de fútbol americano, todo (especialmente el dinero que ganarán a lo largo de su carrera) depende de la ronda en la que te escojan. Muchos, por tanto, no terminan en el puesto o equipo en el que en un primer momento se habían imaginado. Doman les ayuda a asumir esa decepción y les recomienda pensar en sus compañeros de clases, la mayoría de los cuales no podrán ni olfatear la cantidad de dinero y fama que ellos ostentarán. Mal de muchos, consuelo de ricos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios