lo académico es secundario

Olvídate de la lotería: los consejos para ser rico de los grandes millonarios

Tener una familia influyente, varias licenciaturas o un conocimiento enciclopédico de tu especialidad pueden ayudar, pero no son la clave para nadar en montañas de dinero

Foto: Los súper ricos necesitan un mentor. (iStock)
Los súper ricos necesitan un mentor. (iStock)

Vikas Shah es profesor de Empresariales, ha trabajado y charlado con algunas de las personas más exitosas del mundo y ahora ha detallado a 'The Daily Mail' qué actitud es la que lleva a la cima en los negocios y las instituciones. Entre sus contactos, Richard Branson (el magnate y cabeza visible de la gigante Virgin), James Dyson (inventor y fundador del emporio de los electrodoésticos Dyson) o Steve Ballmer, uno de los padres de Microsoft.

Si crees que tienes madera de poderoso, o si sabes que podrías mejorar tu vida para acercarte un poquito más a ese ideal, reflexiona sobre cada uno de estos sencillos puntos. Todos podemos sacar algo en claro.

Encuentra tu pasión

Para que te vaya bien en la vida, lo primero es definir "bien". Si nos proponemos algo muy ambicioso pero que no nos apasiona, no seremos felices aunque lo consigamos. La mayoría de los que han creado una fortuna por sí mismos no buscaban la riqueza, simplemente se dedicaron con mucho ahínco a algo que les emocionaba.

Si además tienen la suerte de estar en el sitio indicado en el momento justo, hay altas posibilidades de que su vida sea una línea ascendente. Y de terminar dando empleo a otros cuantos.

Sé insistente

Una característica típica de los que nunca llegan a nada es el miedo a ser pesados, a intentarlo demasiadas veces. No estamos enfocándolo correctamente si sentimos que la vida tiene que premiarnos al primer esfuerzo. Como si tener talento fuera algo que solo hay que demostrar una vez y el universo, como en la famosa frase de cuento infantil de Coelho, fuera a 'conspirar' por sí solo para que consigamos nuestras metas.

No creas en la magia, cierres los ojos y te pongas a 'desearlo muy fuerte', porque, adivina: el mundo no funciona así. Más bien conspira para que la cagues, para que tus miles de competidores te ganen por la mano, para que cualquiera con dinero de papá se lleve lo que te mereces. ¿La respuesta entonces? La consabida fórmula de que lo importante no es no caerse, sino saber levantarse.

Es un error creer que los ricos trabajan 23 horas y media. La mayoría de los millonarios duermen bien, comen bien y se toman descansos

"La inmensa mayoría de los millonarios que he conocido me dicen que hay que ser resiliente. Ser capaz de volver a golpear cuando te noquean, estar preparado para el fracaso y abrazarlo, y estar dispuesto a actuar fuera de la zona de confort de tu vida normal". Hay muchos que, como decía el dibujante Chester Brown en su cómic 'Nunca me has gustado' (Astiberri), prefieren no hacer nunca nada que no hayan hecho antes.

¿Más concreto? No dejes de perseguir algo "por si acaso va bien y me cambia la vida", no dejes que el miedo a no ser perfecto te disuada de hacer las cosas y no tomes cada crítica, ni positiva ni negativa, como acertada. Tú sigue, y sigue siguiendo.

No busques la riqueza

Vale, sí, es contradictorio con el titular. Pero piensa en todos esos ricachones y gente de éxito que has conocido en televisión, en charlas TED o leyendo biografías. Pocos rasgos tan comunes como este: cada uno dice en algún momento que no fue el ansia de dinero lo que le guió en el camino.

Lo que sí parece estar directamente relacionado con triunfar es tener la ambición de cambiar el mundo. De influir de verdad en la vida de la gente. Si para ti "ser ambicioso" es soñar con montañas de billetes como en la cámara acorazada del Tío Gilito, ve cambiando el chip.

Cuida tu salud

Solo tenemos un cuerpo. Por muchas ideas geniales que tengas al día, si te dejas morir a los cuarenta no te dará tiempo a dejar huella.

Dice Shah que es un error muy común pensar que los ricos trabajan 23 horas y media. No es verdad porque, de nuevo, "la inmensa mayoría de los millonarios" que conoce están "extremadamente comprometidos con su salud". Duermen bien, comen bien, se toman descansos y se aseguran de estar al cien por cien, "porque si no, no pueden ser buenos líderes".

Cuida cuerpo y mente. (iStock)
Cuida cuerpo y mente. (iStock)

Tampoco creas que se cuidan porque pueden, solo gracias a su dinero. Lo que cuenta este experto es que la gente en el top empresarial siempre se ha ocupado del tema. Conclusión: deja de poner tu carrera como excusa para atiborrarte a comida basura a las doce de la noche, acostumbrarte a vivir agobiado o sustituir una buena noche de sueño por alguna droga para trabajar a tope.

La mala vida no ayuda a triunfar, así que no conseguirás ser ni siquiera el más rico del cementerio. Serás un 'loser' muerto más.

Intenta ayudar a la gente

Una característica inspiradora de todos los millonarios a los que ha tratado Shah es que tienen "un profundo sentido de la filantropía, que a menudo llevan con ellos desde el principio de su viaje vital".

Se comprometen a cambiar la vida de las personas, no solo ayudando a causas caritativas sino también con sus productos, sus ideas y sus aportaciones profesionales. "Normalmente empiezan en su entorno cercano, ayudando a alguna institución benéfica en su comunidad y según crecen lo hacen en un sentido más amplio, a través de sus fundaciones. Muchos me han dicho que es un imperativo moral", dice el experto de la empresa.

Si crees que "el mundo es una selva", que "el pez grande se come al pequeño" y que "cada uno debe arrimar el ascua a su sardina", parecerás un tiburón de las finanzas en un bar de barrio, no en los más altos niveles de la sociedad.

Piensa a largo plazo

Muy relacionado con lo de levantarse tras las caídas y con no atender demasiado a las críticas. Hay que mirar mucho más allá de lo inmediato y ser un corredor de fondo para poder desarrollar proyectos que sigan vivos incluso después de nuestra muerte.

Todos tienen un mentor, un entrenador personal o un amigo íntimo en quien pueden confiar. Nadie sabe todas las respuestas

No te limites a planear el ejercicio fiscal, ni la legislatura, piensa en generaciones. El dinero fácil se va fácil. Por el difícil puedes ser recordado y respetado durante décadas, aunque nunca seas famoso.

Sé sociable

No hablamos de estar siempre en fiestas salvajes, sino sobre todo de tratar bien al equipo. "Para hacer tanto dinero tienes que tener un equipo brillante, motivado y liderado por tu visión". Y para eso hace falta inteligencia emocional, sentido común, empatía y generosidad.

Encuentra un mentor

No te cierres nunca a la sabiduría externa. "Todos los millonarios que conozco tienen un mentor, un entrenador personal o un amigo íntimo en quien pueden confiar. Nadie sabe todas las respuestas y tener un espacio en el que poder retar y ser retado es importante".

Si solo te rodeas de palmeros que te ríen la gracia, te sentirás más triunfador de lo que eres y perderás perspectiva sobre los motivos por los que te va bien. No hay forma peor de acabar rezagado en la carrera.

Sé tú mismo

Podíamos haber empezado por ahí. Sobre todo, si tienes algún cargo "no te conviertas en una pantomima de jefe villano". Sé como antes a la hora de tratar a la gente que tienes más cerca y no intentes hacer un papel o desarrollar la ética de un ordenador personal.

"Sé tú mismo y úsalo de palanca", termina Shah: "Como me dijo Richard Branson cuando le pregunté quién era: 'Soy un aventurero que aborrece las corbatas, filántropo y alborotador, que cree en ideas que se convierten en realidad"'.

Y tú también, qué demonios.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios