EL RELOJ SEXUAL

El momento en el que debes tener más sexo, según tu edad

Debido a los ritmos circadianos de nuestro cuerpo, cada actividad, como despertarse o hacer ejercicio, tiene un momento perfecto del día. Y hacer el amor también está en la lista

Foto: La media tarde es el mejor momento para el sexo entre jóvenes. (iStock)
La media tarde es el mejor momento para el sexo entre jóvenes. (iStock)

Hasta el momento las relaciones sexuales dependían de la espontaneidad del momento, casi del azar, pero según una nueva investigación hay un tiempo para todo, incluso para el sexo. La culpa la tienen nuestros ritmos circadianos, los “relojes biológicos” que determinan nuestras respuestas corporales como el sueño y la libido.

El tiempo óptimo para el sexo cambia a medida que envejecemos, según el doctor Paul Kelley, del Instituto de Neurociencia Circadiana de la Universidad de Oxford. “Tu reloj corporal cambia con la edad. Controla los sistemas del cuerpo y cada una de sus trillones de células”, asegura en 'The Daily Mail'. Por esa razón, cada actividad, como levantarse, almorzar o trabajar, tiene su momento perfecto. Y hacer el amor también está en la lista. “La mayoría de las actividades las hacemos en los tiempos correctos, pero no habíamos tenido en cuenta las diferencias de edad”, señala.

Cada década tiene su momento del día para practicar el sexo. Si hacemos ajustes, podremos minimizar el desgaste y maximizar el desempeño

Por descontado queda que nuestros momentos preferidos para realizar esta u otra actividad se ven distorsionados por factores externos como el trabajo. Esto explica por qué las personas que trabajan en una oficina tendrán hábitos sexuales distintos que los que 'curran' en casa o por qué las parejas tienen más relaciones a horas tempranas cuando están libres de compromisos, sobre todo en vacaciones.

Cada década tiene su momento del día para practicar el sexo. Si hacemos ajustes a nuestros horarios según la edad, podremos minimizar el desgaste y maximizar el desempeño. Lo importante es equilibrar el cóctel de hormonas y neurotransmisores.

Entre los 20 y los 30: con la libido a tope

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un hombre o una mujer de 20 años, en pleno esplendor sexual, puede perfectamente sentirse con el ánimo y las ganas suficientes para tener relaciones en cualquier momento del día (con tal de que alguien tenga una cama o un sitio libre). Sin embargo, experimentan un pico de energía a media tarde. La mejor hora para tener sexo es alrededor de las 15:00, asegura Kelley. Esto se debe a que la orexina, un neurotransmisor que promueve el estado de alerta, no se impone a la melatonina (que produce el efecto contrario) hasta pasada la media mañana. Asimismo, recomienda que aquellos en sus 20 se levanten a las 09:30 y se vayan a dormir a la 01:00, pues deberían aprovechar las horas nocturnas en las que aumenta su creatividad.

Entre los 30 y los 40: el mañanero

Las parejas en las décadas de los 30 deben poner sus alarmas sexuales a las 08:20 de la mañana, la hora dorada. “La luz de la mañana aumenta la testosterona en ambos sexos mediante la estimulación del hipotálamo (la parte del cerebro responsable de las hormonas), haciendo ideal las relaciones en este momento”. Según Kelley, el cambio con la edad de los ritmos circadianos hace que los de 30 ebandespertarse más temprano que los de 20.

Entre los 40 y los 50: para relajarse

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El mejor momento para el sexo entre cuarentones es alrededor de las 22:30, cuando la liberación de oxitocina, la llamada hormona del amor, ayuda al cerebro a establecer relaciones afectivas duraderas y a relajarse. A la gente de este rango de edad, Kelley les recomienda dormirse antes de medianoche y empezar el día a las 07:50.

Entre los 50 y los 60: antes de dormir

A esta edad, el sexo suele estar programado por la noche porque las mañanas están demasiado ocupadas. Un día agitado requiere de una noche temprana, alrededor de las 22:30, y una sesión de sexo justo antes de dormirse. Kelley recomienda una bebida, como una copa de vino, para entrar en ambiente.

A partir de los 60: después de cenar

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El mejor momento para dedicarse a los placeres de la carne para los maduritos es las 20:00 horas, una hora equilibrada entre la hora de cenar y la de dormir (se recomienda una cena temprana para minimizar los riesgos de indigestión y acidez estomacal). A estas edades es recomendable acudir al médico para un chequeo y realizar un pequeño calentamiento, algo de ejercicio anaeróbico, para que los músculos entren en calor.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios