Les evitan a toda costa

Este es el tipo de persona con el que los súper ricos no se quieren relacionar jamás

Tras cinco años conviviendo con millonarios, Thomas C. Corley ha identificado su talón de Aquiles en las relaciones sociales, y sabe por qué huyen de ellos como de la peste

Foto: Si sigues así jamás te van a invitar al club de campo. (iStock)
Si sigues así jamás te van a invitar al club de campo. (iStock)

Sobre la forma de vida y rasgos característicos de los millonarios se ha escrito mucho. Sus gustos, aficiones o los hábitos que les han llevado a ser personas de éxito están en boca de todos los que fantasean con la idea de ser como ellos o, más bien, tener unas cuentas corrientes similares y disfrutar de una vida de auténtico lujo.

Una de las actividades más analizadas son las relaciones entre las élites. Con quienes hacen negocios, viajan y acuden a cenas o eventos es importante para mantener su estatus, y lo saben. Pero, ¿sabes con quiénes no irían ni a la vuelta de la esquina? Thomas C. Corley, autor de 'Change Your Habits, Change Your Life' (North Loop Books), estuvo durante cinco largos años estudiando los comportamientos sociales de los súper ricos y encontró que existe un tipo de persona con la que la inmensa mayoría prefiere no relacionarse jamás de los jamases so pena de salir bien escaldados.

¡Sí señor! Esta es la actitud. (iStock)
¡Sí señor! Esta es la actitud. (iStock)

El peor enemigo de un rico

Las relaciones sociales de las personas adineradas no suelen ser casuales. La simple idea de poner en peligro sus fortunas hace que se anden con cuidado de quiénes son sus compañías: “Los ricos son conscientes de que sus amistades podrían tener un impacto importante en el valor neto de su riqueza”, comenta Kathleen Elkins en 'Business Insider. Pero no solo les preocupa cómo puedan afectar a sus cuentas de resultados, también a su modo de vida y estado mental.

Son muchos los que aseguran que la psicología positiva, el esfuerzo por conseguir las cosas por sí mismos, los retos personales y una actitud abierta ante la vida han sido la causa-efecto para lograr todas sus metas profesionales y estar completamente forrados. Los nuevos ricos, a los que les gusta recalcar que han conseguido todo a base de esfuerzo, perseverancia y positividad, pasan totalmente de relacionarse con quienes no ven la vida de color de rosa.

La positividad es una de las características que comparten las personas ricas, y siempre quieren relacionarse con quienes les emulen

Tras media década de trabajo de campo con personas de 'alto standing', Corley distinguió que en los entornos en los que acostumbraban a moverse había un perfil de personalidad que brillaba por su ausencia.

La vida les sonríe, siempre

“Los millonarios son muy particulares en sus relaciones sociales. Con frecuencia van con personas con el mismo nivel económico que ellos, y siempre buscan amistad con individuos que estén orientados a sus mismos objetivos, que sean optimistas, entusiastas y que tengan una perspectiva mental positiva en general”, asegura el autor en su libro.

Según los datos recogidos y analizados por Corley, el 86% de la gente rica mantiene el hábito de relacionarse con otras personas exitosas o con ideas que puedan conducirles al triunfo, o que al menos sepan venderlas como tales con una sonrisa en la cara. “Limitan su exposición a personas tóxicas y negativas”, sentencia el experto, quien recuerda además que “la importancia que le dan al hecho de sustituir a sus amigos y conocidos negativos por otros individuos positivos deriva del hecho de que la positividad es una de las características que comparten las personas ricas, y siempre quieren relacionarse con quienes les emulen”.

Aunque no lo crea, no le mira los pechos. Está viendo un gesto triste en su cara y piensa huir. (iStock)
Aunque no lo crea, no le mira los pechos. Está viendo un gesto triste en su cara y piensa huir. (iStock)

Operación triunfo

Tal y como descubrió Corley, parece que los ricos están convencidos de que el éxito a largo plazo solo es posible cuando se tiene una perspectiva mental positiva. Y dado lo bien que les ha ido a ellos, lo cierto es que no tienen por qué dudar que esta sea la clave para triunfar.

La negatividad y el pesimismo hacen descarrilar al éxito, por lo que juntarse con personas cuyo 'leit motiv' no sea el 'todo va a salir bien', 'este proyecto va a ser un éxito' o 'no hay duda de que esta es la mejor idea que hemos tenido 'ever'', por poner algunos ejemplos, les atrae de cero a nada porque “están convencidos de que este tipo de relaciones puede afectar a su éxito financiero”, asegura el experto.

No ven ninguna esperanza de éxito en las personas que repelen a los demás por culpa de su personalidad negativa

Y no es el único que señala estos rasgos particulares y reconocibles entre los millonarios a la hora de escoger a sus compañías. Hace casi un siglo, el periodista Napoleón Hill llegó a conclusiones similares después de investigar a más de 500 millonarios, como se suele decir, hechos a sí mismos: “Los hombres adaptan su naturaleza a los hábitos y el poder del pensamiento de aquellos con quienes se asocian y no ven ninguna esperanza de éxito en las personas que repelen a los demás por culpa de su personalidad negativa”, relataba allá por 1937 en su superventas 'Think and Grow Rich'.

Así, bajo esta sencilla regla, si quieres hacerte rico debes evitar a todas esas compañías que siguen a rajatabla aquel lema de Louis Van Gaal y son 'siempre negativas, nunca positivas'. Busca gente optimista para crear tu imperio o ensaya tu mejor sonrisa para caer bien a las grandes élites y hacerte un feliz y sonriente hueco en su seno. Vale que no llegues a fin de mes, tus cuentas corrientes estén temblando y tu trabajo, de tenerlo, no es precisamente la panacea de nada, ¡pero si sigues así no te va a ajuntar ningún rico! Haz el favor de hacerles felices y mantenerles contentos, o huirán de ti como de la peste.  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios