La iniciativa de JIM SIMONS

El multimillonario que está pagando un sueldo extra a los profesores de matemáticas

Hace 30 años, cambió el mundo de las finanzas con un fondo de inversión dirigido por estadísticos y matemáticos. Con más de 80, pretende reivindicar el papel de los maestros públicos

Foto: Jim Simons dedica la mayor parte de su tiempo a la fundación que intenta promover las matemáticas. (Math for America)
Jim Simons dedica la mayor parte de su tiempo a la fundación que intenta promover las matemáticas. (Math for America)

Una de las quejas más habituales entre los profesores es la que atañe a su sueldo, uno de los más bajos teniendo en cuenta que en sus manos se encuentra la educación de las nuevas generaciones. Los profesores españoles ganan un poco más que la media de OCDE, aunque deben enfrentarse a un gran problema: sus sueldos no mejoran sustancialmente a lo largo de su carrera. Según los mismos datos, las cantidades que perciben los profesores españoles son muy semejantes a las que ganan los docentes de Estados Unidos, un país donde en los últimos tiempos muchos han denunciado los bajos sueldos que estos perciben.

Con el objetivo de solucionar dicha situación, Jim Simons, el fundador del fondo de inversión Renaissance Technologies, se ha propuesto pagar de su propio bolsillo el sobresueldo que perciben los profesores estadounidenses de matemáticas, a través de su fundación filantrópica Math for America. El propio Simons es matemático, tras graduarse en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, donde también fue profesor) en 1958 y doctorarse en la Universidad de California. No es un matemático cualquiera: en 1975, obtuvo el Premio Osward Veblen de Geometría, entregado por la Sociedad Estadounidense de Matemática.

800 profesores se están beneficiando de la iniciativa, pero pronto pueden ser 1.000

Tres décadas después de conquistar el mundo financiero gracias a un equipo formado por matemáticos, físicos y estadísticos, Simons se ha propuesto promover las matemáticas en los centros públicos otorgando a los mejores profesores 15.000 dólares (unos 13.265 euros) al año. Como explicaba en una entrevista para Ted. 800 profesores se están beneficiando del programa diseñado por el matemático inversor. El próximo año la cifra puede aumentar hasta los 1.000, un 10% de los profesores de los centros públicos de Nueva York.

Glorificar a los héroes

Una de las ideas que se encuentran detrás de esta motivación económica externa es la de premiar a los mejores profesores y valorar su esfuerzo positivo y talento. Como el propio Simons, de 77 años, cuenta en la entrevista, se tiende a señalar las malas prácticas entre el profesorado generando una imagen negativa del docente y provocando, por lo tanto, la desmotivación de los cuerpos docentes.

“En lugar de azotar a los malos profesores, algo que ha creado problemas de moral en toda la comunidad educativa, sobre todo entre los docentes de matemáticas y ciencia, nos centramos en reconocer a los buenos y darles un buen estatus”, explicaba el inversor, que actualmente concentra la mayor parte de sus esfuerzos en la fundación que abrió junto a su mujer hace 20 años. “Al principio no teníamos una idea clara, pero poco a poco emergió, que era centrarse en las matemáticas y la ciencia, la formación básica, y eso es lo que hemos hecho”.

Los profesores estadounidenses han visto cómo sus sueldos se han reducido un 1,3% en los últimos 13 años hasta los 56.383 dólares anuales (unos 49.851 euros). En España, la situación varía significativamente según la Comunidad Autónoma, aunque el descenso generalizado ha sido aún mayor que en el país americano. Según un informe elaborado por la Comisión Europea, España es uno de los países donde más han bajado los sueldos, junto con Irlanda, Islandia, Rumania y Eslovenia. El documento aseguraba que, en 2012, el sueldo anual del profesor español oscilaba entre los 27.754 euros y los 45.978. Cifras incluso inferiores a las de los en teoría mal pagados estadounidenses.

La clave del éxito

Simons es una de esas personas que consiguen que las matemáticas parezcan no sólo apasionantes, sino una de las herramientas más potentes de las que dispone el ser humano para su desarrollo individual y social. Como explicó en una conferencia ofrecida en el MIT en la que se preguntaba “¿por qué no tenemos suficientes profesores de matemáticas y ciencias en los colegios públicos?”, la respuesta es que “si saben lo que tienen que saber, pueden trabajar para Google, Goldman Sachs o Dios sabe dónde”. En resumidas cuentas, las matemáticas son las mejor carta de presentación posible.

Simons participó en los experimentos secretos realizados para el gobierno y el ejército en la Universidad de Stanford

En la misma entrevista, Simons explicaba sólo algunas claves de lo que hace funcionar a una empresa como la suya, basada en la investigación continua: una atmósfera abierta, que todo el mundo sepa qué están haciendo los que les rodean (cuanto antes mejor), nada de compartimentalizar el trabajo, reuniones semanales y un sueldo acorde con los beneficios de la empresa entera, no sólo en el rendimiento individual, la forma más sencilla para que todo el mundo contribuya al éxito de la misma.

Hay otros aspectos, no obstante, que prefiere guardarse: “Por supuesto que no voy a deciros las señales predictivas. A no ser que… No, en serio, no. Son secretos aún mayores que los que se ocultaban ahí abajo”. Simons se refiere al departamento de Análisis de Defensa de la Universidad de Princeton, donde se trabaja para el gobierno en proyectos secretos que “se llevaban a cabo con ordenadores”. Así que mejor no hablar de ello ni de lo que ha conseguido que Renaissance Techologies maneje en su cartera 22.000 millones de dólares.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios