Cómo identificar a las personas tóxicas

La gente que te amarga la vida y cómo se lo montan para fastidiarte

Hay ocasiones en que no hemos podido elegir a las personas que están cerca de nosotros, como es el caso de los compañeros de trabajo, los vecinos o la familia. Entre ellos se ocultan estas personas

Foto: Bajo la apariencia dulce de nuestros seres queridos puede encontrarse un auténtico compañero de viaje tóxico. (iStock)
Bajo la apariencia dulce de nuestros seres queridos puede encontrarse un auténtico compañero de viaje tóxico. (iStock)

La fortaleza emocional son los recursos psicológicos que nos permiten enfrentarnos a los retos y situaciones complejas de la vida. En su libro Fortaleza emocional (Zenith), el psicólogo y periodista Tomás Navarro nos enseña a explotar estos recursos para pensar diferente y, así, salir adelante en nuestro día a día. En el fragmento que reproducimos a continuación, el autor nos enseña a identificar a esas personas que tanto nos perjudican.

A veces deseamos ser aceptados en un grupo que nos proporcione seguridad o una identidad aceptada o respetada. En otras ocasiones queremos ser amigos de una determinada persona por la exclusividad que supone. Incluso somos capaces de desear una pareja trofeo que hable por nosotros, a pesar de que no tenga ninguna virtud más allá de la posición que ostenta, de un físico espectacular o de una abultadísima cuenta corriente.

No obstante, hay ocasiones en que no hemos podido elegir a las personas que están cerca de nosotros, como es el caso de los compañeros de trabajo, los vecinos o la familia. Si bien es cierto que siempre podemos elegir cambiarnos de casa, cambiar de trabajo o dejar de ver a un determinado miembro de la familia, no siempre puede resultar sencillo o puede no apetecerte tomar una decisión tan drástica, a pesar de que sepas que posiblemente es lo que te conviene.

Imaginemos que la persona tóxica a la que nos referimos es nuestra pareja. Poco a poco perderemos nuestra seguridad, nuestro criterio y nuestra capacidad para decidir. Lo que tendría que ser una relación maravillosa se acaba convirtiendo en una relación de dependencia emocional o en una lucha con agresividad explicita y manifiesta que provocará nuestra desdicha.

Maestros del disfraz

Como has podido deducir de lo comentado hasta ahora, es sumamente importante que identifiques a las personas tóxicas que tienes cerca. Lógicamente es posible que ya tengas a algunas personas tóxicas identificadas. El problema reside en que no es fácil identificar a aquellas personas que saben presentarse muy bien y que aparentemente son encantadoras, cuando en realidad son personas tóxicas muy bien camufladas.

Estos maestros del disfraz son las personas que más daño nos pueden hacer. Una persona tóxica necesita estar cerca de su víctima, captar su confianza y eliminar sus defensas. Para conseguirlo suelen usar dos disfraces:

El disfraz de buena persona

Cuidado con la gente que se presenta como buena persona, cuidado. De hecho, cuando alguien invierte mucho tiempo en presentarse de una manera determinada ya está diciendo mucho del interés que tiene. Bajo el disfraz de buena persona se ganará nuestra confianza. ¿Quién desconfía de una cándida e ingenua buena persona? Es posible que hagan cosas por ti, pero cuidado. Como decía Cicerón: «Quien hace el bien por un interés es una persona astuta, que no buena». No te confundas.

Cuando pierden su capacidad de influencia sobre ti, reaccionarán con más agresividad o desarrollando una estrategia más sofisticada

El disfraz de víctima que necesita de nuestra protección

¿Quién va a negar la ayuda a una pobre persona que está siendo víctima de una injusticia? Ante una persona desvalida perdemos todas nuestras defensas, abrimos nuestro corazón de par en par y nos ponemos a su disposición, lo cual es perfecto para que una persona tóxica pueda campar a sus anchas.

Afila tus sentidos y ponlos al servicio de tu felicidad. Identificas a las personas tóxicas que están cerca de ti.

Claves para identificar a una persona tóxica

  • Suelen utilizar un disfraz de víctima o de buena persona.
  • Te hacen sentir culpable, egoísta, desconsiderado, exigente o injusto.
  • Buscan tu confianza, dependencia o admiración.
  • Te minan la autoestima y el autoconcepto.
  • Intentan aislarte de tu entorno.
  • Menosprecian tus logros, amigos, intereses, etcétera.
  • No son sinceras, son crueles más o menos evidentemente.
  • No te quieren, no les importas, no te escuchan y no te respetan...
  • Solo te quieren para poder utilizarte y cubrir sus deseos, intereses u objetivos.
  • Necesitan tenerte cerca. Cuando pierden su capacidad de influencia sobre ti, reaccionarán con más agresividad o desarrollando una estrategia más sofisticada.
  • No descartes a nadie: la persona tóxica puede ser tu pareja, tus padres, tu hijo, tus compañeros de trabajo o cualquiera de tus amigos.
Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios