CÁNIDOS Y FELINOS, ¡FIGHT!

¿Perros o gatos? Un estudio descubre qué animal es mejor (evolutivamente)

La naturaleza es cruel y privilegia al que mejor se adapta: una nueva investigación ha estudiado qué pasó con los perros y los gatos hace millones de años y ha llegado a conclusiones muy sangrientas

Foto: Aunque perros y gatos tuvieron sus más y sus menos en el pasado, ahora viven un apacible período de tregua. (iStock)
Aunque perros y gatos tuvieron sus más y sus menos en el pasado, ahora viven un apacible período de tregua. (iStock)

No cabe ninguna duda de que para cada dueño, el mejor animal del mundo es el suyo, o al menos así debería ser. La naturaleza, sin embargo, es mucho más cruel: ya nos enseñó Darwin que el animal que mejor sabe adaptarse sobrevive y el que no, está condenado a desaparecer. Por si alguien sigue teniendo complejo de adolescente y sigue preguntándose si Hulk es más fuerte que Thor o al revés, un nuevo estudio desvela qué familia de animales, cánidos o felinos, es superior desde un punto de vista evolutivo. La respuesta: los gatos

Como explica el estudio realizado por investigadores de la Universidad de Gotemburgo, Lausana y Sao Paulo y publicado en Pnas, los felinos fueron los culpables de la extinción de un gran número de especies de cánidos hace millones de años. Según explica la investigación, llamada “El rol de la competición entre clados en la diversificación de los cánidos de Norte América”, no fue el cambio climático ni ningún otro agente externo lo que provocó la extinción de un gran número de razas de canes, sino la competición con los felinos que se desarrollaban al mismo tiempo.

El oculto encanto de los felinos

Gracias al análisis de 2.000 fósiles, los investigadores han llegado a la conclusión de que la llegada de los felinos a América del Norte desde Asia causó estragos entre la población de perros, que vio cómo hasta 40 razas desaparecían por completo. No son las condiciones ambientales las que, como en el caso de los dinosaurios, provocaron la extinción de estos animales, sino la competición con otra especie carnívora como los gatos la que provocó su devastación, ha señalado el autor Daniele Silvastro del Departamento de Ciencias Biológicas y Medioambientales de la Universidad de Gotemburgo.

Si fueron los gatos los que vencieron en esta cruenta guerra y no los perros, es porque estos contaban con ciertas ventajas adaptativas. En este caso, se trata de que eran cazadores mucho más hábiles, lo que provocó que en ciertas regiones y momentos de escasez se hiciesen con mayor facilidad con los recursos alimenticios, algo que derivó en que muchas razas de perros se quedasen sin sustento. Hasta el momento en el que los felinos llegaron, unas 30 especies de cánidos vivían en América del Norte, una diversidad que alcanzó su culmen hace unos 22 millones de años. Hoy en día tan sólo quedan nueve.

Mientras los gatos causaron la desaparición de muchas razas perrunas, no hay ninguna constancia de que haya ocurrido jamás al revés

La investigación señala que mientras algunas especies de cánidos, como los lobos, eran muy hábiles a la hora de cazar a alta velocidad a sus presas, otras especies cazaban de manera muy similar a la de los gatos, preparando emboscadas para sus presas. Debido a que los felinos eran aún mejores con esta técnica que los perros, les ganaron la partida, lo que terminó propiciando la desaparición de muchas de estas especies.

Una de las razones por la que los gatos tienen ventaja en dichas situaciones es que disponen de garras retráctiles que pueden ocultar la mayor parte del tiempo y sacar únicamente cuando van a atacar a su presa. No ocurre lo mismo con los perros, lo que les sitúa en una situación de desventaja. “Los felinos deben haber sido depredadores más eficientes que la mayor parte de las especies extintas de la familia de los cánidos” es la principal conclusión del estudio, que también señala que mientras los gatos fueron causantes de la desaparición de muchas razas perrunas, no hay ninguna constancia de que haya ocurrido jamás al revés. Así que si en un futuro el ser humano desaparece y tan sólo quedan vivas nuestras mascotas, los que tienen gatos estarán mucho más felices que los que tienen perros. Que no nos pase nada.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios