lo mejor es denunciar cuanto antes

Fiestas populares: barra libre para las agresiones sexuales

El caso de la joven de 19 años atacada el pasado domingo en los Sanfermines es un capítulo más en la larga lista de ataques en las fiestas patronales

Foto: Cientos de personas hicieron un alto en las fiestas de San Fermín para mostrar su condena ante la agresión sexista a una joven de 19 años. (EFE)
Cientos de personas hicieron un alto en las fiestas de San Fermín para mostrar su condena ante la agresión sexista a una joven de 19 años. (EFE)

Verano, alcohol, fiestas y muchedumbre. Cada verano es la misma noticia: una joven es violada impunemente durante unas fiestas populares. El último caso ocurrió este fin de semana durante los encierros de los Sanfermines.

Según denunció la Plataforma de Mujeres contra la Violencia Sexista Gora Iruña, una chica de 19 años fue violada por más de un atacante en los baños de un bar de Pamplona en la noche del pasado domingo. 

En este caso lo más sangrante fue que varios jóvenes permanecieron fuera del local riéndose del suceso. Afortunadamente sus amigos acudieron al rescate, forzaron la puerta y la sacaron de allí. La historia, desafortunadamente, es un capítulo más en la larga lista de agresiones sexuales que se producen cada verano en las fiestas patronales. 

Me empezaron a zarandear de un lado a otro con violencia mientras me metían mano

Todavía se recuerda un caso ocurrido en las fiestas populares de San Joan, en Menorca, cuando una joven mallorquina fue brutalmente violada y golpeada en Ciutadella. En esta ocasión, la chica se separó de sus amigos y fue entonces cuando sus agresores la asaltaron. Cuando acabaron con ella, joven no podría abrir los ojos de lo hinchados que los tenía. Las lesiones fueron de tal gravedad que un helicóptero tuvo que llevársela hasta el hospital de Son Espases en Mallorca. 

Los tocamientos son frecuentes en estas fiestas. (EC)
Los tocamientos son frecuentes en estas fiestas. (EC)

También en Ciutadella fue la agresión sexual en masa que se produjo en el año 2011. “Un grupo de entre 15 y 20 personas me cogieron y me levantaron. Me empezaron a zarandear de un lado a otro con violencia y me pasaban de unos brazos a otros, mientras me metían las manos por dentro de los vaqueros y por debajo de la camiseta.

Fue entonces cuando empezaron a intentar desvestirme con agresividad. Me rompieron la ropa interior, el sujetador y me dejaron la camiseta hecha jirones. Yo no paraba de gritar. Mis intentos por defenderme fueron inútiles. Se reían de mí. Fue una sensación horrible. No me dejaron hasta que se pasaron de unos a otros mi ropa interior, poniéndosela sobre la cabeza como trofeo. Me sentí impotente”, relata María, una de las tres jóvenes que denunció la agresión a la policía.

En las fiestas de San Joan en Ciutadella también son frecuentes este tipo de agresiones. (Reuters)
En las fiestas de San Joan en Ciutadella también son frecuentes este tipo de agresiones. (Reuters)

A veces la cosa no llega a tanto, pero es igualmente desagradable. Hace dos años, en los Sanfermines, Estafanía Fonseca relataba a 'El Confidencial' la desagradable escena que tuvo que presenciar momentos antes del chupinazo.

"La levantaron entre un grupo de chicos, le gritaron que les enseñase los pechos y ella se negó, pero no se podía zafar porque la tenían agarrada por las piernas y la salpicaban constantemente con vino. Mis amigos trataron de protegerla, pero la gente se seguía acercando para sobarla". 

La sociedad responde

Una multitudinaria manifestación se celebró ayer en Pamplona bajo el lema "ni una agresión machista sin respuesta". Cientos de personas se concentraron en la ciudad para mostrar su repulsa tras la agresión sexual del pasado domingo.

Una guía para evitar estos ataques

El Ayuntamiento de Pamplona ha editado una guía para ofrecer pistas con el fin de detectar la violencia sexista, combatirla y prevenirla. En ella se introducen mensajes como "en fiestas no todo vale", "las fiestas son para que disfrutemos todas las personas", "ni el uso ni el abuso de ninguna droga justifica una agresión", o "en fiestas también, el no sigue siendo no".

La guía recuerda a las mujeres su derecho a "decir no" y subraya que "nadie tiene derecho" a imponerles nada que no quieran. "Confía en tu propio criterio. Si sientes que algo va mal, actúa", se expone.

Hay que dirigirse a la persona afectada y preguntarle si necesita ayuda, hacer saber al agresor que se rechaza esa situación

En caso de que se dé una situación de agresión, se recomienda a la mujer que grite "fuego" para llamar la atención de la gente, respaldarse en las amistades para recibir ayuda, y acudir a un hospital o juzgado para contar lo ocurrido, tanto si se ha sufrido una agresión sexual como si ha quedado en un intento. También se recuerda la opción de llamar al teléfono 112 de SOS Navarra.

Asimismo, en la guía se ofrecen varias recomendaciones para actuar cuando un ciudadano observa una agresión. Así, la guía explica que hay que dirigirse a la persona afectada y preguntarle si necesita ayuda, hacer saber al agresor que se rechaza esa situación y que no es ni divertido ni normal. "No toleres las agresiones, actúa y denuncia este tipo de situación", señala la guía.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios