los nutricionistas, divididos

3 o 6 comidas diarias: ¿qué es lo mejor para que consigas adelgazar?

De un tiempo a esta parte, diversos nutricionistas han sugerido que es mejor dividir la ingesta total de calorías de un día en seis comidas de igual tamaño. ¿Es una buena idea?

Foto: Puedes hacer seis comidas al día, siempre y cuando no superen las 400 calorías. (iStock)
Puedes hacer seis comidas al día, siempre y cuando no superen las 400 calorías. (iStock)

Durante cientos de años nuestra dieta ha consistido en tres comidas principales –desayuno, comida y cena– a las que se añadía, o no, dos pequeños refrigerios en forma de almuerzo o merienda. Y así sigue organizando sus comidas la mayoría de la gente. Pero de un tiempo a esta parte ha surgido el interés por saber si, a la hora de adelgazar, esta es la forma óptima de organizar nuestra alimentación o es posible dividir las comidas de una forma más eficiente.

De un tiempo a esta parte, diversos nutricionistas han sugerido que es mejor dividir la ingesta total de calorías de un día –entre 1.800 y 2.400– en seis comidas de igual tamaño, en las que se ingieran entre 300 y 400 calorías. Como han comprobado varios estudios, esta dieta no acelera tu metabolismo, ni te hace engordar menos, pero según sus defensores te ayuda a pasar menos hambre y, por tanto, a ser más estricto con las calorías que ingieres.

Cuanto más tiempo esperes entre comidas, más hambre tienes y, por tanto, cometes más indulgencias. Como explica la nutricionista Amy Jamieson-Petonic en WebMD “después de tres horas sin comer, los niveles de azúcar en sangre comienzan a descender. Tras cuatro horas, tu cuerpo ya ha digerido todo lo que hayas comido y, una vez que pasas la marca de las cinco horas, tus niveles de azúcar en sangre caen en picado y es cuando te comes cualquier cosa que tengas a mano”.

Si eres incapaz de aguantar entre el desayuno y la comida sin zamparte un enorme bocadillo, quizás la dieta de las seis comidas sea una buena opción

Es por esta razón por la que el desayuno es tan importante: después de estar siete u ocho horas durmiendo sin comer nada necesitas energía para moverte. En este punto hay bastante consenso (un milagro en el mundo de la nutrición): las personas que toman un buen desayuno de forma regular, sobre todo si contiene proteínas, tienden a ganar menos peso que aquellos que se lo saltan, pues resisten mejor el hambre de la mañana.

Un sándwich vegetal podría ser una de las seis comidas. (Corbis)
Un sándwich vegetal podría ser una de las seis comidas. (Corbis)

Así es cómo debes dividir tus comidas

Aunque dividir tu dieta diaria en seis comidas puede hacerte pasar menos hambre, hay que tener en cuenta que, para adelgazar, el montante total de calorías no debe exceder de lo recomendado. Y, claro, si comes más veces, tienes que comer mucho menos en cada sentada. Lo cierto es que no importa tanto la forma en que dividas tus comidas, sino más bien lo que incluyan éstas.

Mientras trates de llevar una dieta saludable, que incluya muchas frutas, verduras, cereales integrales y proteínas, la elección de un tipo de dieta u otro depende más de tus preferencias. ¿No pasas hambre haciendo las tradicionales tres comidas al día? Perfecto. Pero si eres incapaz de aguantar entre el desayuno y la comida sin zamparte un enorme bocadillo, quizás optar por la dieta de las seis comidas sea una buena opción. Para que puedas elegir, te explicamos la forma correcta de seguir ambos regímenes.

Cómo debe ser una dieta con tres comidas

Para llevar una dieta saludable optando por las comidas tradicionales –desayuno, comida y cena– estas no deben exceder las 800 calorías. Siguiendo esta regla te puedes permitir además ingerir unos pequeños snacks de no más de 200 calorías a media mañana y media tarde (esto no es más que, por ejemplo, un puñado de almendras)

¿De qué cantidades estamos hablando? 800 calorías es lo que tiene, por ejemplo, una ensalada de pasta con pollo, unas lentejas o un filete o una hamburguesa con patatas. En general, dependiendo de lo que comas, dos platos pueden exceder esta cantidad.

Es muy importante, además, no cenar muy tarde, al menos tres o cuatro horas antes de ir a dormir. Numerosos estudios han relacionado las cenas tardías con la obesidad, y no sólo porque al comer más tarde gastemos menos calorías, sino porque ingerimos más.

Cómo debe ser una dieta con seis comidas

Para seguir esta dieta debemos dividir nuestra ingesta diaria en seis platos de entre 300 y 400 calorías cada uno. Para ello todas nuestras comidas deben ser ligeras, pero no pasaremos más de tres horas sin comer entre ellas. 400 calorías es lo que tiene un sándwich, una pechuga de pollo, una pequeña ensalada… Lo suficiente para no pasar hambre hasta las siguiente minicomida. ¿Y cómo las dividimos? Básicamente debes desayunar dos veces (antes de salir de casa y un poco después de llegar al trabajo), comer dos veces (hacer una almuerzo a las 12 y comer otra vez a las 15) y cenar dos veces (a las 18 y a las 21, por ejemplo).  

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios