BEBER Y FUMAR NO AFECTA A LA PRODUCTIVIDAD

El estudio que todos los trabajadores estábamos esperando

La compañía británica de seguros de salud Vitality Health y la Universidad de Cambridge han realizado un completo estudio para averiguar qué factores afectan más a la productividad de los trabajadores

Foto: Beber en el trabajo no está bien visto. (iStock)
Beber en el trabajo no está bien visto. (iStock)

¿Quieres ser más productivo en el trabajo? Asegúrate de dormir lo suficiente y tener unas finanzas saneadas, pero no dejes de beber ni de fumar. Según un estudio realizado entre más de 21.000 empleados, no existe ninguna relación entre el consumo de estas sustancias y el rendimiento en el trabajo.

La compañía británica de seguros de salud Vitality Health, la organización Rand Europe y la Universidad de Cambridge han realizado un completo estudio para averiguar qué factores afectan más a la productividad de los trabajadores. Para ello han usado los datos de las empresas que participaron en la competición Britain´s Healthiest Company, que organiza todos los años la aseguradora.

Parece ser que la variable que más afecta a la productividad es la falta de sueño. Los trabajadores que duermen menos de seis horas son significativamente menos productivos que sus compañeros que duermen más de siete horas, faltan más al trabajo y practican con mayor frecuencia el “presentismo”: van a trabajar pero hacen poco o nada.

El alcohol, el tabaco y la obesidad no parecen influir en la productividad de los trabajadores, al menos a corto plazo

Otros factores que afectan a la productividad son las preocupaciones financieras, los problemas de salud mental y las molestias musculoesqueléticas –el dolor de espalda es la mayor causa de absentismo laboral en la mayoría de países desarollados–. También rinden menos los trabajadores que sufren acoso laboral, se enfrentan a tiempos de entrega poco realistas o tienen responsabilidades familiares no remuneradas.

Pero lo sorprendente del estudio es que algunos factores que se han considerado tradicionalmente un escollo para la productividad no parecen tener nada que ver con esta. Hablamos del alcohol, el tabaco y la obesidad.

Salir, trabajar, el rollo de siempre

El hecho de que estos hábitos poco saludables no afectaran a la productividad de los trabajadores ha sorprendido a los creadores del estudio. “Es algo que hemos discutido largo y tendido cuando íbamos analizando los datos, ya que nos quedamos muy sorprendidos”, explica en la nota de presentación del estudio el director de estrategia de Vitality Health´s, Shan Subel.

En su opinión, estos inesperados resultados se deben a que la investigación sólo mide la productividad a corto plazo, y hábitos como beber o fumar causan problemas en los trabajadores a largo plazo. Algo que deberían tener en cuenta los empresarios. “Si quieres que tus trabajadores sean productivos en el largo plazo, quizás quieras tratar de que no desarrollen los problemas de salud asociados a fumar y beber demasiado”, asegura Subel.

Pese a lo señalado por el directivo de Vitality Health´s, lo cierto es que el estudio tampoco encontró relación alguna entre los programas de salud o bienestar que promueven algunas empresas y la productividad de sus trabajadores.

El estudio, claro está, tiene ciertas limitaciones: dado que está elaborado a partir de encuestas que responden los mismos trabajadores, estos pueden haber subestimado sus malos hábitos y haber sobrestimado su productividad. En cualquier caso, no deja de ser sorprendente que las costumbres que siempre se han relacionado con los trabajadores problemáticos no tengan el impacto esperado en la productividad. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios