ASÍ AFECTA LA VEJEZ AL VARÓN

Las épocas del hombre: los 35, la edad dorada, y los 55, la de la infidelidad

En lo que respecta al envejecimiento existen algunos puntos y rasgos en común que comparten todos los miembros del sexo masculino, vengan de donde vengan

Foto: El envejecimiento es un proceso inevitable. (Corbis)
El envejecimiento es un proceso inevitable. (Corbis)

¿Cómo es el proceso de maduración del hombre? ¿Cómo afectan los años al estado físico del varón? Muchas son las preguntas y los estudios sobre el proceso natural de envejecimiento del sexo masculino. Es cierto que afecta a cada persona de una forma, pues la propia genética o el estilo de vida de cada uno es totalmente diferente. Sin embargo, sí que existen algunos puntos y rasgos en común entre los varones.

La prestigiosa escritora y periodista británica Tanith Carey, autora de seis libros, comparte en el Daily Mail algunos de estos momentos clave ordenados por edad.

De los 11 a los 15 años

Con la llegada de los 11 años, los niños comienzan a convertirse poco a poco en hombres. La adolescencia alcanza su punto álgido sobre los 13, cuando el estirón se hace más visible, así como el cambio de voz y, quizá en esta edad, o poco más tarde, aparezca esa fea pelusa en el bigotillo. Los más adelantados es posible que ya hayan tenido sus primeros encuentros sexuales durante el trascurso de estos años.

De los 16 a los 20 años

En el comienzo de esta época llega el momento en el que más gais salen del armario, según un estudio de la revista Family Relations. Con la llegada de la mayoría de edad, el deseo sexual alcanza sus mayores niveles y comienzan a estabilizarse, aprendiendo el varón a controlar su propio cuerpo e impulsos naturales.

De los 21 a los 25

Durante estos años las personas que cursan estudios superiores suelen terminarlos y para entonces, la mayoría de hombres consigue su primer trabajo. Es a los 22 años cuando comienza a verse afectada negativamente la sexualidad del hombre, ya que a partir de esta edad se calcula que la velocidad del espermatozoide en el cuerpo femenino disminuye a un ritmo del 0,7 % por año.

Los 30 suponen un punto de inflexión en la vida de todo hombre. (iStock)
Los 30 suponen un punto de inflexión en la vida de todo hombre. (iStock)

De los 26 a los 30

Según Carey, este es el momento en el que los hombres disfrutan más de las relaciones sexuales. Este punto medio entre la juventud y los primeros pasos de la madurez puede ser especialmente gratificante, pero al aparecer la barrera de los 30 es el momento de empezar a tener más cuidado con el aspecto físico. Lo que antes se quemaba en un par de horitas jugando al fútbol con amigos, ahora requerirá de mayor esfuerzo si quiere evitarse esa antiestética barriguita cervera.

De los 31 a los 35

En estos años es cuando incrementa la necesidad de querer dar un paso más adelante en las relaciones y convertirlas en un proyecto común. Sorprendentemente y pese a la creencia popular de que a los hombres les cuesta más dar este paso, los estudios muestran lo contrario: según Carey, la media de tiempo dedicado para tomar esta importante decisión en el caso de las féminas es de 134 días y en el de los hombres, solo 88. También son estos años en los que muchos hombres se convierten en padres primerizos. Esta es una de las grandes diferencias con las mujeres, ya que en el sexo femenino la media se sitúa en los 31 años, mientras que en el masculino es a los 34.

De los 36 a los 40

Para muchos, esta es la edad dorada del hombre, el momento en el que se vive una feliz vida de pareja, donde habitualmente se empieza a disfrutar de puestos más atractivos en el trabajo y se viven los primeros y más emocionantes años de vida de los hijos. Eso sí, ya está a la vuelta de la esquina la crisis de los 40.

De los 41 a los 45

A partir de este momento, al hombre le costará más poder engendrar un hijo y comenzará a sentirse menos atractivo para las mujeres. Carey defiende que es a los 41 cuando los hombres se comienzan a sentir invisibles frente al sexo opuesto y empiezan a tener más problemas físicos como la aparición de la papada o aumento de peso. En estos años, también es cuando se producen más divorcios en el sexo masculino.

A partir de los 50 disminuye la libido. (Tim McConville/Corbis)
A partir de los 50 disminuye la libido. (Tim McConville/Corbis)

De los 46 a los 50

Tras los años de dudas, a partir de los 45 y a punto de llegar los 50 es cuando se consuman más infidelidades, según Carey. Quizá aprovechando esos últimos momentos antes de que llegue la bajada de la líbido, pues el usuario medio de viagra se encuentra en la cincuentena. En cuanto al aspecto económico y profesional, normalmente estos son los años en los que se consigue un nivel adquisitivo más alto.

De los 50 a los 60

Aunque los hombres se sientan así antes, las mujeres comienzan a dejar de ver atractivo a un hombre cuando sobrepasa los 53 años. En esta época, el hombre ya suele haber alcanzado su nivel más alto como profesional y también en lo sentimental. Se encuentra ante un periodo de gran madurez.

A partir de los 60

En estos años suele llegar la jubilación y la aparición del tan ansiado tiempo libre. En un momento en el que la esperanza de vida ha aumentado notablemente, estos años pueden convertirse en una segunda juventud, en la que se disfrute de más ocio que nunca sin tener por qué dejar a un lado las experiencias sexuales. Según el British Medical Journal, siete de cada diez hombres practican sexo con estas edades.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios