No es tan complicado conseguirlo

Los mejores trucos para conseguir grandes orgasmos, contados por las protagonistas

Clitoridianas, fans de los vaginales, defensoras del punto G... Cada mujer es un mundo, algunas de ellas han compartido sus mejores tácticas para alcanzar el placer máximo. Quizás te funcionen

Foto: Sí tía, lo ha conseguido. Aquí le tengo haciendo un croquis para no liarla en el segundo 'round'. (Corbis)
"Sí tía, lo ha conseguido. Aquí le tengo haciendo un croquis para no liarla en el segundo 'round'". (Corbis)

Según una reciente encuesta realizada por Cosmopolitan, el 67% de las mujeres admitió haber fingido alguna vez un orgasmo. Ya sea para evitar herir los sentimientos de sus parejas o simplemente para que el acto sexual se dé oficialmente por terminado, son muchas las que optan por hacer el teatrillo sin haber llegado a nada.

Mientras que a los hombres les cuesta bastante menos llegar el orgasmo –según la mencionada encuesta la mayoría de las participantes aseguraron que sus parejas llegaban en el 95% de los casos mientras que ellas se quedaban a mitad de camino–, las mujeres suelen tener dificultades para alcanzar el clímax. Es más, alrededor de un 5% no han disfrutado nunca de un orgasmo, lo que convierte este placer en toda una hazaña escurridiza y complicada para sus parejas (e incluso para ellas mismas).

"Que me laman los pezones y me hablen con voz sexy. Con esta combinación casi ni importa lo que me digan"

Aunque existen algunos trucos que ayudan a conseguirlo, no todas las mujeres se excitan con las mismas cosas, y muchas veces estas estrategias acaban en fracaso. “Cuando estos métodos no consiguen los fuegos artificiales en la entrepierna femenina”, explica Gabrielle Moss en Bustle, “terminamos culpándonos a nosotras mismas por haberlo hecho mal”.  

No, no existe el truco definitivo para conseguir que todas las mujeres del mundo tengan un orgasmo, pero sí hay algunos consejos, alternativas y sugerencias que quizás no hayas probado y puedan convertirse en tu manual de instrucciones. “La única forma en que podemos averiguar lo que nos funciona es llevar a cabo nuestra propia investigación y sacar nuestras propias conclusiones”, insiste Moss quien recoge los consejos de varias mujeres que disfrutan a menudo de orgasmos cuando practican sexo. Quizás en las posturas y trucos que usan ellas, encuentres la inspiración para disfrutar de unas relaciones sexuales plenas y satisfactorias, para ambos.

Aunque no todas sean igual de buenas actrices, la mayoría de las mujeres fingen orgasmos alguna vez. (Corbis)
Aunque no todas sean igual de buenas actrices, la mayoría de las mujeres fingen orgasmos alguna vez. (Corbis)

Reinventando el misionero

Aunque fueron bastantes las que declararon alcanzar el orgasmo con mayor facilidad si estaban ellas encima, a muchas mujeres también les agrada que las manejen en la cama moviéndolas y estirando sus piernas. Claro que para según que posturas, la elasticidad es un plus y muchas veces viene marcada por la edad o la forma física. Cecilia, de 25 años, ha encontrado la clave del orgasmo en el ángulo de 90 grados: “llego al clímax en un 110% de los casos cuando él me sostiene las piernas por encima de mí y yo estoy apoyada sobre mi espalda. Algo tiene esta posición con la que justo da en el clavo y llego siempre a tiempo”.

En la misma franja de edad de los veinte, Angela, de 21 años, explica que la postura que más le satisface es cuando la otra persona está encima pero mientras ella hace uso de sus piernas para posicionarse: “Prueba el misionero pero con las piernas enganchadas en los hombros de tu pareja”, recomienda.

"Mi clítoris necesita una estimulación intensa y los vibradores son la única manera de alcanzarla"

Otras tres mujeres explicaron que hacían maniobras con sus piernas para conseguir el orgasmo con más facilidad. Por ejemplo, Melanie, de 28 años, habla de que le gusta la conocida como la postura del perrito pero buscando el roce de su clítoris con sus muslos.   

Dime cosas... ¿Pero qué?

Muchas mujeres se abstraen durante el sexo y terminan pensando en otras cosas. Para evitar que se les vaya la cabeza al qué vais a cenar o qué ponen en la tele, mantenerlas atentas al acto a través de mensajes orales puede ser la clave para que alcancen el orgasmo.

No se trata de jalearlas como si de una carrera se tratase para que alcancen la meta a tiempo –o, al menos, antes de que la maratón haya terminado– sino de encontrar las insinuaciones y frases que las exciten. Por ejemplo, a Kristen, de 31 años le gusta que le hablen sucio “pero con hablar sucio quiero decir mensajes como ‘no me dejes nunca’ o ‘mataría por ti’”. En la línea de la fantasía sexual más común entre las mujeres, parece que a Kristen le gusta sentirse en cierta forma dominada y deseada por su pareja.  

Así sí. Muchas mujeres prefieren estar arriba para controlar el ritmo y llegar al orgasmo. (Corbis)
Así sí. Muchas mujeres prefieren estar arriba para controlar el ritmo y llegar al orgasmo. (Corbis)

La importancia de los preliminares

Exacto, siguen siendo importantísimos y pasárnoslos por alto puede desembocar en un encuentro sexual rápido y poco placentero para ellas. En muchas ocasiones, de lo que ocurra en la previa puede depender el desenlace final y conseguir un grado de excitación óptimo durante los preliminares puede conducir a las mujeres a disfrutar no sólo de un placer final sino de varios orgasmos de diferente intensidad durante el sexo.

Erin, de 20 años, comenta que la postura que más le gusta es cuando ella está encima pero añade “hay un montón de juegos preliminares que se pueden hacer antes de la penetración”. Ella tiene claro que no son un simple trámite y que hay que “trabajarlos al menos durante 15 minutos”.  

Descubre dónde está y hazte clitoridiana

Según muchos expertos, el orgasmo clitoridiano es el más satisfactorio para las mujeres. Una vez descubren dónde está el ‘botón del placer’, a muchas les da lo mismo que sus parejas se acuerden de excitarlo que hacerlo ellas mismas: “Siempre llego al clímax si me acaricio yo misma el clítoris mientras que la otra persona me estimula vaginalmente”, comenta Mariella, de 27 años, quien aprovecha para recomendar otro punto erógeno poco concurrido en el sexo heterosexual: la excitación anal. “No hace daño, y si lo hace, es que lo estás haciendo mal”, puntualiza Mariella.

El 67% de las mujeres admite haber fingido alguna vez un orgasmo

Regina, de 32 años, es otra de las defensoras de la excitación de este órgano femenino –cuya única función es dar placer a las féminas– y propone conseguirla usando juguetes sexuales: “Mi clítoris necesita una estimulación intensa y para mí los vibradores son casi la única manera de alcanzarla. Mis relaciones sexuales, por lo general, incluyen bajar con uno como parte del juego sexual y sacarlo de nuevo después de que mi novio haya terminado. Me hacen sentir particularmente excitada”.

Estimular los pechos es una técnica de lo más agradable para ambas partes. (Corbis)
Estimular los pechos es una técnica de lo más agradable para ambas partes. (Corbis)

Pechos y pezones: los coprotagonistas

Los pezones, al igual que los genitales, están llenos de terminaciones nerviosas y son una de las zonas erógenas clave para conducir excitar a las mujeres. Aprender a acariciarlos y estimularlos –masajeándolos con un aceite, pasando un hielo o algo frío alrededor de la aureola o mordisqueándolos con cuidado para no hacer daño– puede ser la clave para conseguir un orgasmo especialmente placentero.

“Que me laman los pezones y me hablen con voz sexy. Con esta combinación casi ni importa lo que me digan, siempre y cuando no sea algo racista, homófono, sexista o que implique llamarles ‘papá’ o algo parecido”, comenta Jessica de 28 años.

"Cuando estos métodos no consiguen los fuegos artificiales en la entrepierna femenina, terminamos culpándonos a nosotras mismas"

Marcy, de 24 años, coincide con ella sin olvidarse del otro punto clave mencionado: “Creo que el clítoris y la estimulación del pezón son siempre el mejor camino a seguir. Tienen un grado de intensidad muy particular y no siempre se llega a buen puerto si la otra persona no lo hace adecuadamente. Tal vez el mayor misterio sea cómo conseguir los picos de placer, pero si funciona, es realmente una victoria”.

No todo es penetración: triunfos mediante el sexo oral

Varias mujeres declararon que les resultaba muy complicado llegar al orgasmo vaginal y que incitaban a sus parejas a ‘terminar la faena’ mediante el cunnilingus. Mariah, de 24 años, lo tiene claro: “Definitivamente no tengo una manera segura de conseguir llegar al clímax, pero la maniobra con la que más éxitos consigo es con el sexo oral. No hay duda”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios