Mensajes eróticos del inconsciente

Los 10 mejores sueños calientes y lo que realmente significan

Cuando estamos durmiendo nuestro subconsciente nos revela algunos de nuestros deseos más ocultos. Pero las fantasías eróticas durante la fase REM no siempre están relacionadas con sexo

Foto: En pocas ocasiones tenemos sueños eróticos con la persona con la que compartimos cama. (iStock)
En pocas ocasiones tenemos sueños eróticos con la persona con la que compartimos cama. (iStock)

¿Soñar que nos acostamos con un ex significa que deseamos hacerlo en la vida real? ¿Alguna vez te has visualizado disfrutando de un momento de pasión con un extraño o que te acuestas con tu jefe? No te preocupes, no estás sólo.

Quien más y quien menos, todos alguna vez soñamos con sexo. Claro que puede darse una situación bastante incómoda cuando abres los ojos y la persona que está a tu lado no es la misma que la de tu fantasía. Especialmente si hablas en sueños.

Al margen del qué ocurra o cómo nos sintamos al despertar, según un reciente estudio realizado por la Universidad de Montreal los sueños eróticos representan alrededor del 8% del total de los que tenemos a lo largo de nuestra vida.

La mayoría de los sueños eróticos femeninos terminan en un orgasmo real

Hay algunas diferencias entre hombres y mujeres ya que en el caso de ellas la aparición de estas fantasías suele tener relación con los ciclos hormonales: “La culpa la tiene el aumento de la progesterona que puede hacer que muchas mujeres se sienten más excitadas de lo normal”, explica Lauri Quinn Loewenberg, experta en interpretación de sueños y autora de Dream On It: Unlock Your Dreams, Change Your Life (St. Martin's Griffin).      

¿A qué se deben estos sueños sexuales? Loewenberg da explicación en The Stir a algunos de los sueños eróticos más comunes que casi todas las personas solemos tener.

La aparición de sueños eróticos en las mujeres está relaciona con ciclos hormonales. (iStock)
La aparición de sueños eróticos en las mujeres está relaciona con ciclos hormonales. (iStock)

1. Sueños con sexo sadomasoquista  

Muchas mujeres confiesan que sentirse dominadas es una de sus fantasías sexuales, y como tal, escenas relacionadas suelen protagonizar muchos de sus sueños calientes.

Sin embargo, soñar con que estamos practicando sexo al más puro estilo 50 sombras de Grey puede deberse a que nos sintamos atados o restringidos por una relación en la vida real. De ser así, quizás haya llegado el momento de evaluar seriamente si nos compensa seguir en ella.

2. Acostarse con un compañero de trabajo

Los sueños sexuales normalmente están relacionados con la unión de determinadas cualidades o comportamientos de los demás con el fin de mejorar algo en nosotros mismos. Según los expertos en materia de interpretación de sueños no se trata tanto de desear físicamente a la persona con la que soñamos como de la necesidad psicológica de alguna cualidad que poseen. De ahí que podamos tener sueños calientes con personas a las que no tocaríamos ni con un palo.  

En general pasamos la mayor parte del día en el trabajo por lo que tenemos tiempo de sobra para visualizar en nuestros compañeros habilidades, actitudes y cualidades que nos gustaría tener. Si sueñas que te acuestas con esa persona “lo más probable es que quieras incorporar alguna de esas características a tu propio ser” explica Loewenberg.

Los sueños eróticos representan alrededor del 8% del total de los que tenemos a lo largo de nuestra vida

En determinados momentos de conflicto o tensión laboral, estos sueños pueden significar que necesitas llegar a un acuerdo con ellos por el bien de trabajo. Y, por supuesto, también puede ser que te atraiga en la vida real.

3. La erótica del poder: sexo con tu jefe

Sin salirnos del entorno laboral, ¿qué significa soñar que nos acostamos con nuestros superiores? Como ocurría con el escenario anterior, en la mayoría de los casos significará que deseamos asumir un papel con mayor autoridad en la vida real. Queremos ascender. Igualmente podría deberse a que estamos en un momento crítico en el trabajo y necesitamos que nos ayude, colabore y sea partícipe en los proyectos laborales.

4. Sexo con exparejas

Cuando soñamos que nos acostamos con un ex, ¿es simplemente una conexión con un momento del pasado o realmente deseamos volver a practicar sexo con esa persona? Depende en gran medida del tiempo que haya pasado: no es lo mismo que se nos aparezca un examante al que hemos dejado de ver recientemente –lo hayamos decidido nosotros o no– que soñar que tenemos relaciones sexuales con nuestro primer amor, al que no vemos desde hace décadas.  

Mientras los sueños sexuales masculinos rara vez terminan en orgasmo una vez pasados los veinte años, ellas pueden disfrutarlos durante toda la vida

“Soñar con un ex de hace años no simboliza a esa persona en sí misma sino la emoción, la pasión y los sentimientos de ser deseado que se relacionan con el primer amor”. Este tipo de sueños suelen darse cuando estamos “en un periodo de sequía” o en momentos en los que nuestra relación actual no funciona y estamos cayendo en la rutina y el aburrimiento: “Tu ex aparece como un recordatorio de que necesitas darle sabor a tu vida romántica y sexual para sentirte vivo y joven”.

Claro que, en muchas ocasiones, si es tu ex será por algo. Si sueñas con una pareja que te rompió el corazón o que no te trató precisamente bien puede ser señal de que sigues atrapado emocionalmente en aquella relación y no has conseguido seguir adelante. “Estos sueños continuarán hasta que lo olvides y consigas dejar atrás el pasado” dice Loewenberg.  

5. Hacer un trío: fantasía comúnmente soñada

Igual que la dominación es la fantasía sexual preferida por las féminas, hacer un trío es el eterno sueño masculino. Sin embargo, aunque esté considerado el trío más deseado, el clásico dos mujeres y un hombre parece no ser tan común mientras dormimos. Según la investigación llevada a cabo por Loewenberg “cuando se sueña con un trío a menudo lo protagoniza el soñador, su actual pareja y la tercera persona es indiferentemente hombre o mujer”.

Los resultados también mostraron que en el caso de las mujeres que no desean participar en un trío, es más común que aparezca en sus sueños cuando han discutido con sus parejas. Si no se dan estas circunstancias e igualmente lo sueñan, puede deberse a la aparición de una novedad en sus vidas que les afecta a los dos por igual, como la puesta en marcha de un negocio o el nacimiento de un bebé, y que requiere la misma atención por parte de ambas partes.

La fantasía sexual masculina por excelencia, hacer un trío, también ocupa gran parte de sus sueños calientes. (Corbis)
La fantasía sexual masculina por excelencia, hacer un trío, también ocupa gran parte de sus sueños calientes. (Corbis)

6. Soñar que estás siendo infiel

Si estamos en un momento crítico con nuestra pareja está claro que soñar que practicamos sexo con otra persona significa que nuestro subconsciente nos está pidiendo a gritos arreglar esta situación cuanto antes. Sin embargo, si estás disfrutando de una relación sana y feliz y soñamos que somos infieles, lo primero que debemos pensar es quién es esa tercera persona para entender lo que representa.  

“Probablemente no es ese hombre o mujer en concreto sino otra cosa a la que estás dando vueltas y a la que últimamente le prestas tanto tiempo que ya no le dedicas la suficiente atención a tu pareja” apunta la experta. Ya sea querer cambiar de trabajo o mudarte de casa, este sueño surge para recordarte que, en cierto modo, estás engañando a tu pareja porque te interesan más otras cosas.

7. El misterioso desconocido

Bastante más común en mujeres que en hombres es soñar que se practica sexo con un desconocido. Pero en realidad sí conocemos a esa persona con la que tenemos un excitante encuentro sexual.

Cuando soñamos que somos infieles lo primero que debemos pensar es quién es esa tercera persona

“Los sueños nos muestran las diferentes partes de nuestra personalidad en la forma de una persona para que podamos comprendernos mejor qué es lo que nos hace funcionar a nosotros mismos” explica Loewenberg quien añade que “el hombre misterioso es la personificación de las cualidades que tendemos a asociar con el género masculino”, como disfrutar de un mejor estatus laboral, ganar más dinero o ser más fuertes.

8. Practicar sexo oral en sueños

En general, cualquier sueño en el que la boca toma un protagonismo especial está relacionado con la comunicación. “El sexo oral en un sueño a menudo tiene que ver con haber tenido o ansiar tener una conversación íntima y satisfactoria”, comenta la experta, “y sí, tiene un significado diferente dependiendo de si estás dando o recibiendo”.

Nuestro cuerpo reacciona igual al mensaje de placer que envía el cerebro cuando estamos dormidos. (iStock)
Nuestro cuerpo reacciona igual al mensaje de placer que envía el cerebro cuando estamos dormidos. (iStock)

9. Soñar que tienes un orgasmo

A menudo escuchamos hablar de los sueños húmedos en los hombres, ¿ocurre lo mismo con las mujeres? En efecto. La mayoría de los sueños eróticos femeninos terminan en un orgasmo real. No sólo eso, además, mientras los sueños sexuales masculinos rara vez terminan en orgasmo una vez pasados los veinte años, ellas pueden disfrutarlos durante toda la vida.

La dominación es la fantasía sexual preferida por las féminas y hacer un trío es el eterno sueño masculino

El cuerpo no sabe diferenciar si estamos despiertos o en un momento de vigilia por lo que reacciona de la misma manera ante un encuentro sexual real o soñado: el cerebro envía señales de que estamos teniendo sexo a nuestra región inferior y nuestros genitales responden de la misma manera que si estuviese ocurriendo en la vida real, por lo que podemos alcanzar el clímax durmiendo.

10. Sueños en los que practicas sexo pero eres el sexo opuesto

¿Qué significa cuando en un sueño nos visualizamos siendo de un género diferente? Loewenberg advierte que este tipo de sueños son realmente complicados de interpretar. En el caso de que sea una mujer la que sueñe que tiene genitales masculinos “puede deberse a que necesita parecerse al hombre y sentirse como él para tener ‘un par’”.

La autora evidencia en estos casos la influencia de la superioridad masculina sociológicamente implantada ya que, explica, “cuando además tienen relaciones con otros hombres están utilizando activamente las cualidades positivas que tienen los varones en la vida real y está disfrutando de los beneficios”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios