Se acercan las navidades y necesitas viajar

Olvida las leyendas urbanas: esta es la mejor guía para conseguir vuelos baratos

Descubre los mitos en torno a la búsqueda del asiento al mejor precio y aprende a guiarte por los inescrutables caminos de las compañías aéreas y sus ofertas.

Foto: Dos expertos economistas nos dan las claves para encontrar un billete de avión a buen precio y “volver a casa por Navidad”. (Corbis)
Dos expertos economistas nos dan las claves para encontrar un billete de avión a buen precio y “volver a casa por Navidad”. (Corbis)

Para algunos, se acerca las vacaciones de invierno y con ellas la odisea de encontrar un billete de tren o avión a buen precio para “volver a casa por Navidad”.

Ahorrar tiempo y dinero es la máxima meta de cualquier viajero que, además, cuenta con pocos días para poder desplazarse. Pero las fluctuaciones de precios no ayudan a la hora de decidirse: ¿cuándo es el mejor momento para comprar?, ¿mejor con mucho tiempo o esperar al último momento?  

Existen multitud estudios que tratan de echarnos una mano para encontrar los billetes de avión más baratos del mercado, pero estas teorías no siempre se cumplen… Por eso los economistas Yuriy Gorodnichenko y Volodymyr Bilotkach han analizado en The Atlantic los mitos y leyendas en torno a la búsqueda del asiento al mejor precio para guiarnos por los inescrutables caminos de las compañías aéreas y sus ofertas.

El mejor día de la semana para comprar un billete, ¿existe?

Pese a que diferentes estudios sugieren que podemos encontrar los mejores precios en un día determinado de la semana, el problema es que “no existe un consenso claro en qué día es ese”, explican Gorodnichenko y Bilotkach.

Tras analizar las subidas y bajadas de los precios, observaron que los billetes tienden más a aumentar que a disminuir en las últimas semanas antes de la salida del vuelo.

De 2 a 3 semanas antes de la fecha del vuelo los precios comienzan a aumentar

Parece que la opinión generalizada de mirar con tiempo se cumple, aunque el mejor día para comprar difiere entre las distintas compañías, fechas y horarios de viaje, días y horas de la semana en los que busquemos…

Last minute: ¿es mejor esperar al último momento?

El hecho es que las compañías aéreas prefieren mantener hasta el último momento precios altos porque saben que el viajero de negocios compra a última hora, y es más que probable que paqgue la tarifa que sea porque necesita viajar, independientemente de si se trata de una oferta o no.

De dos a tres semanas antes de la fecha del vuelo los precios comienzan a aumentar”, explican los expertos. Precisamente es cuando los viajeros de negocios empiezan a hacer sus reservas por lo que es mejor evitar estos días si no queremos que nos cobren como a un businessman.

¿Las aerolíneas nos vigilan para subirnos los precios?

Gorodnichenko y Bilotkach son claros ante esta leyenda urbana: “No, las compañías aéreas no utilizan cookies para manipular los precios y ajustar las tarifas” si somos clientes registrados o estamos navegando logueados.  

Los economistas comentan que este mito generalizado “parece estar más allá de sus capacidades técnicas” por lo que no personalizan que aparezcan o no ofertas ni dan diferentes precios según quien sea el pasajero.

Aun así, explican que “las compañías utilizan sistemas de precios complejos y sofisticados”. El coste de precio por pasajero es más bajo si el avión está lleno, por lo que siempre tratarán de vender todos los asientos que les sean posibles. Claro que si pueden vender cada pasaje a un precio más alto, los beneficios aumentarán. Se cruzan dos máximas: llenar los aviones pero con las tarifas de los asientos más altas posibles.

El coste de precio por pasajero es más bajo si el avión está lleno, por lo que tratarán de vender todos los asientos

Así, dividen cada vuelo en “bloques” y a cada uno le asignan diferentes tarifas: desde los más caros con tarifas totalmente reembolsables hasta los billetes baratos con grandes descuentos, y van repartiendo a los pasajeros según las fechas en las que compren el billete y las condiciones que quieran contratar.

Este sí es el mejor momento para comprar un billete

Teniendo en cuenta el factor viajeros de negocios y el hecho de que éstos empiezan a contratar los vuelos entre dos y tres semanas antes de la salida, tampoco tenemos que volvernos demasiado previsores. Como dicen Gorodnichenko y Bilotkach “por lo general no vale la pena reservar con más de dos meses de antelación”.

Según explican varios estudios, los bloques de asientos más baratos se sacan cuando los vuelos están vacíos, y volverán a sacar ofertas un par de meses antes de la salida si el avión está más vacío de lo esperado.

Los expertos aconsejan comprar entre dos meses y tres semanas antes de la fecha del vuelo. (Corbis)
Los expertos aconsejan comprar entre dos meses y tres semanas antes de la fecha del vuelo. (Corbis)

Entre dos meses y tres semanas antes de la fecha del vuelo, los precios no varían demasiado, pero recuerda que cuando queden menos de tres semanas las tarifas tienen una ligera tendencia al alza. “Sin embargo, y tal vez paradójicamente, hay una buena probabilidad de una caída de los precios durante este período final”, explican los economistas. Precisamente dependiendo de si han conseguido o no llenar el vuelo.  

Aconsejan controlar los precios de los asientos durante varios días y cotejar salir un día antes o después con la esperanza de encontrar una fecha similar que nos permita ahorrar una cantidad considerable de dinero.

El gran truco: vuela siempre en fechas poco usuales

Los precios iniciales de los bloques de asientos se atribuyen en función de los datos del histórico de ventas de la compañía, en los que pueden encontrar si en determinadas fechas se venden mejor o peor.

El clásico conocido: en las fechas en las que saben que la gente va a viajar y a pagar precios más altos –Navidad, verano, Semana Santa, etc. – habrá menos asientos con descuentos que si decidimos viajar en fechas anodinas. Si queremos viajar en temporada alta es mejor no retrasar la compra y coger los billetes con bastante antelación.

Los precios iniciales de los bloques de asientos se atribuyen en función de los datos del histórico de ventas

“Si, por ejemplo, las ventas son más lentas de lo esperado algunos de los asientos podrían bajar de precio”, comentan los economistas, que insisten en que recomendar que estemos atentos a las variaciones de los precios en los días previos a la salida del vuelo.

¿Dónde es mejor comprar los billetes de avión?

Otra de las grandes preguntas es dónde comprar el billete: ¿en una agencia de viajes?, ¿en la web oficial de la aerolínea?, ¿o mejor en una página comparadora de vuelos?

Debemos tener en cuenta que las compañías distribuyen su inventario de asientos tanto en sus propios sitios web como en agencias y otras páginas especializadas, lo que significa que los precios a veces pueden variar dependiendo del lugar donde se mira el vuelo.  

Los sistemas de distribución de cada sitio o agencia así como los costes de gestión de la venta, son diferentes según donde compremos los pasajes.

Además también influyen los tipos de contratos entre las compañías aéreas y los distintos sistemas de distribución o las agencias de viajes, “lo que implica que las diferentes agencias de viajes no pueden tener acceso a todo el inventario de precios disponibles de la aerolínea” explican los autores.

De ahí que recomienden buscar antes en la propia web de la compañía o en sitios de comparación rápida de precios de vuelos. Mirar con calma y con tiempo, y no precipitarnos para encontrar el billete más barato y con las condiciones que más se amoldan a nuestras necesidades y bolsillos.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios