El alcohol en España: así bebíamos, así bebemos y así beben nuestros vecinos
  1. Alma, Corazón, Vida
EL CONSUMO HA DESCENDIDO

El alcohol en España: así bebíamos, así bebemos y así beben nuestros vecinos

Las estadísticas de la FAO arrojan curiosos datos sobre la evolución del consumo de alcohol en nuestro país y en el mundo. Burkina Faso es el país donde más beben

En 1973 una comisión de trabajo del Gobierno de España elaboró una memoria sobre los problemas de alcoholismo en nuestro país. El estudio llegaba a unas conclusiones sobre los hábitos en el consumo de alcohol que nada tienen que ver con los que existen hoy:

  • El tipo de bebida alcohólica más extendido era el vino, aunque la cerveza empezaba ya a incrementar su presencia. El resto de bebidas se consumían ocasionalmente, y en ningún caso de un modo generalizado.
  • La cantidad consumida variaba enormemente en función del sexo: frente a cerca de dos tercios de varones consumidores habituales de alcohol, había tan sólo un tercio de mujeres.
  • La mayor parte del consumo tenía lugar en las comidas.
  • En fin de semana, la embriaguez era la norma habitual para sólo un 2% de los varones y menos de un 1% de las mujeres.

Si observamos los datos que ofrece FAOSTAT, la división de estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, podemos observar cómo los hábitos de consumo de alcohol cambiaron por completo en nuestro país en los años 80.

Hasta 1982 el vino había sido (con mucha diferencia) la bebida favorita de los españoles, pero entre el año del Mundial y 1990 el consumo de cerveza creció casi en un 50% (de 50 a 73,5 kilogramos por persona al año), un crecimiento que fue casi paralelo al descenso del vino.

Ya en 1986, el sociólogo Francisco Alvira Martín, hoy catedrático de la Universidad Complutense, explicaba en su estudio "Cambios en el consumo de bebidas alcohólicas" cómo en la década de los 80 se estaban produciendo tres revoluciones decisivas en las pautas de consumo de alcohol:

  • Se estaba reduciendola edad en la que se comenzaba a beber bebidas alcohólicas de un modo habitual.
  • Habían cambiadolas motivaciones para el consumo, primando cada vez más la búsqueda de los propios efectos del alcohol.
  • Estaba aumentandoel consumo de bebidas alcohólicas en días festivos y fines de semana y, como consecuencia del cambio de motivaciones, estaba aumentandola frecuencia y número de “borracheras”.

El alcohol, un problema entre los jóvenes

Durante las últimas tres décadas estos cambios, lejos de amortiguarse, se han acelerado, algo que ha ocurrido también en Italia y Portugal (no así en Francia, donde la disminución del consumo de vino no provocó un aumento del consumo de otro tipo de bebidas). Esto no significa que hoy en día se consuma en total más alcohol que antes de los 80.

Su ingesta alcanzó el máximo en esta década, pero hoy en día ha vuelto a niveles de años anteriores: el consumo de alcohol por kilogramo/persona fue en 2011 el mismo que en 1972.La ingesta de alcohol (al menos un día a la semana) ha caído diez puntos en cinco años, pasando del 48% de 2006 a un 38% de 2011, fecha en la que se recogen los últimos datos de la Encuesta Nacional de Salud. Entre 1990 y 2010 el consumo de alcohol ha pasado de ser la quinta mayor causa de riesgo sanitario a ser la séptima.

Lo que ha cambiado por completo son los patrones de consumo que hoy, como había previsto de forma casi premonitoria Alvira Martín, son completamente anglosajones, y es algo que ha afectado de forma especial a uno de los colectivos más vulnerables: los jóvenes. Según la última Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 2012-2013, el 20% de los estudiantes de 14 años, y el 51% de los de 16, reconocen haber tenido un atracón de alcohol (beber 5 o más copas seguidas) alguna vez en el último mes.

Este dato no es baladí: el cerebro no termina de madurar hasta los 22 o 24 años, por lo que cualquier acción neurotóxica interrumpe el desarrollo neuronal. Las borracheras de fin de semana dejan una huella en los jóvenes que puede rastrearse, incluso, en el ADN.

Los países que más beben no son los más alcohólicos

Aunque nuestro país ha cambiado definitivamente su modo de beber, los países del centro y norte de Europa siguen siendo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los que más litros dealcohol puro consumen al año. Los países de Europa oriental, Rusia y Portugal (nuestros vecinos sí que han olvidado el consumo de tipo mediterráneo) se sitúan a la cabeza de consumo de alcohol y duplican la media mundial, que es de 6,5 litros de alcohol puro al año.

Pero esto no significa que sean lo que más beban en números absolutos. A diferencia de los estudios de la OMS, los datos de la FAO no contemplan la gradación del alcohol, pues consideran este en cuanto comida y miden su consumo en kilogramos/año. Y desde esta perspectiva ganan por goleada los países más cerveceros, donde esta bebida se consume a diario: Irlanda, Luxemburgo, la República Checa, los países bálticos, Alemania y Bélgica.

¿Y qué hace Burkina Faso en lo alto de la lista? En el país africano la ingesta de vino, cerveza y bebidas destiladas no llega en conjunto al 16%. Para más inri, se trata de un país mayoritariamente musulmán. Pero los hombres han bebido tradicionalmente una cerveza de mijo, conocida como dolo o chapalo, que las mujeres venden en los mercados.

Su producción es totalmente artesanal: se mezcla el mijo molido con agua y se lleva a ebullición, a continuación se añade la levadura y se deja fermentar durante la noche. La bebida se produce de un día para otro, y es más fuerte y menos dulce (pero emborracha más por la noche). Aunque hay que tomar con cautela la exactitud de los datos recogidos por la FAO en países en vías de desarrollo, según sus estadísticaslos burkineses consumen 199,5 kilogramos por persona al año de bebidas fermentadas que no son cerveza ni vino, en su mayoríael chapalo. Y hay que tener en cuenta que sólo la beben los hombres…

Salud Vinos Alcohol Agricultura FAO Periodismo de datos Alimentación Alcoholismo
El redactor recomienda