"PARA NOSOTROS, ESTO ES EL PARAÍSO"

"10 mujeres por cada hombre": The Villages, la ciudad del sexo

En el imaginario colectivo está la idea de que la época de la jubilación es tranquila y sosegada, pero los habitantes de The Villages no opinan lo mismo

Foto: El complejo The Villages es conocido como el Disney World para las personas de la tercera edad. (55places)
El complejo The Villages es conocido como el Disney World para las personas de la tercera edad. (55places)

En el imaginario colectivo está la idea de que la época de la jubilación es tranquila, amable y sosegada. Sin embargo, los habitantes de The Villages no opinan lo mismo. El complejo está anunciado como una de las mejores ciudades para jubilarse del mundo y es noticia recientemente porque, como ha publicado The Huffington Post, una pareja ha sido detenida por practicar sexo en público. El 2 de junio, Margaret Ann Klemm, de 68 años, y David Bobilya, de 49, fueron acusados de exposición indecente y de conducta desordenada tras haber sido pillados semidesnudos en una de las plazas de este complejo de jubilados. A raíz del incidente, que no deja de resultar sorprendente en una zona residencial de estas características, el Daily Mail ha indagado en la cuestión y ha publicado un artículo en el que se revelan las principales actividades a las que dedican su tiempo los habitantes de The Villages.

La intensa actividad sexual

Al parecer el caso de Klemm y Bobilya no es una excepción, ya que decenas de parejas han sido vistas copulando al aire libre en este complejo residencial para jubilados. Sin embargo, la policía ha intentado no dar eco a estos incidentes por temor a ensuciar las bajas cifras de criminalidad de la zona.

Decenas de parejas han sido vistas copulando al aire libre en este complejo residencial para jubilados

Según apuntan en el Daily Mail, los adolescentes rebeldes parecen mansos en comparación con los jubilados de The Villages. El complejo es conocido como el Disney World para las personas de la tercera edad y en él hay diez mujeres por cada hombre. Existe, además, un mercado negro de Viagra, cuya actividad es intensa y frecuente.

La policía se ha topado en numerosas ocasiones con ancianos borrachos conduciendo carritos de golf, los cuales son el vehículo preferido en el que mantener relaciones sexuales.

Además del sexo esporádico, las parejas que habitan en The Villages han creado una fecunda comunidad de swingers, es decir, de intercambio de parejas. Habla sobre ello un camarero de un restaurante de la zona, al que pagaban 100 dólares por servir durante tres horas en una fiesta privada para swingers. “Hay cosas que aún estoy intentado olvidar”, cuenta el camarero al Daily Mail. “Sucedió una orgía en toda regla”, entre personas de cincuenta y sesenta años, afirma el joven, que concluye añadiendo: “Las viejas se acercan a mí todo el tiempo. No tienen vergüenza”.

El recinto

Esta agradable comunidad de jubilados es, exteriormente, de lo más apacible. Está rodeada de puertas de seguridad y los que la regentan la denominan como el sitio más acogedor de la tierra. Se suceden, fila tras fila, una serie de bungalows idénticos rodeados de jardines muy bien cuidados. Los nietos no pueden permanecer allí más de tres días al año e incluso hay normas que rigen cómo deben ser los adornos del jardín y la decoración navideña.

La policía se ha topado en numerosas ocasiones con ancianos borrachos conduciendo carritos de golf

Los carritos de golf eléctricos, que a menudo lucen placas y banderas personalizadas, son el vehículo preferido para los habitantes, ya que las tiendas y los supermercados están a una cierta distancia.

Como se espera de un complejo para jubilados, existen en The Villages numerosas instalaciones médicas, entre las que se incluye un centro de enfermedades infecciosas al que los ancianos acuden para tratarse las ETS, en caso de padecerlas.

Por la noche abren los bares y en las plazas del complejo se venden grandes cantidades de alcohol barato. “Todas las noches son una noche de sábado en The Villages y, además, ¿quién podría quedarse embarazada?”, bromea un veterano.

La dinámica

Los habitantes de The Villages comparan la situación con la infancia, consideran que siempre hay cosas que hacer, que es fácil moverse por el complejo y que es como cuando uno es pequeño y le llaman sus amigos para que baje a jugar.

En otro orden de cosas, la fiesta, la happy hour, el alcohol y el sexo frecuente hacen que estos jubilados se sientan jóvenes de nuevo.

Las mujeres ponen mucho empeño en mantenerse en forma, ágiles y bellas. “Todas las mujeres trabajan duro para lucir bien”, comenta Belinda Barba, de 62 años. “Pero aquí va más allá de la presión social. Si miras a otro lado durante un minuto, alguien tratará de robar a tu marido. Y es que, con diez mujeres por cada hombre, una no puede permitirse el lujo de despistarse”, afirma.

Todo está limpio y cuidado, la gente es amable y las relaciones sociales y sexuales no cesan. Junto con la Viagra, la marihuana es otra sustancia que pasa de mano en mano con alegría entre los jubilados residentes en The Villages. Los ancianos apenas se avergüenzan de su actitud y muchos dicen estar recuperando la juventud perdida. Así lo afirma Jan, un expeluquero de 70 años: “Esto es el paraíso (…) Realmente, es como vivir en Disney World”.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios