Enfermedades: Cuidado con el spa: nada mejor para contagiarse de enfermedades
ES FUNDAMENTAL DUCHARSE Y NO TRAGAR AGUA

Cuidado con el spa: nada mejor para contagiarse de enfermedades

Los hábitos de ocio relacionados con los balnearios urbanos, spas o talasos pueden ser el foco de infecciones diversas si no se extrema la higiene

Foto: Los microorganismos encuentran en los jacuzzis unas condiciones ideales para desarrollarse. (Corbis)
Los microorganismos encuentran en los jacuzzis unas condiciones ideales para desarrollarse. (Corbis)

Los hábitos de ocio relacionados con los balnearios urbanos, espás o talasos pueden ser el foco de infecciones diversas si no se cuida al máximo la higiene de estos centros. Las condiciones de humedad, altas temperaturas y presencia de sustratos nutritivos son el entorno ideal para la aparición de un amplio espectro de microorganismos. Como resultado, pueden surgir infecciones bacterianas, que originan desde problemas gastrointestinales, cutáneos o víricos.

Un informe del Centro para el Control de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) publicado esta semana en el Morbidity and Mortality Weekly Report elevó a 81 brotes y 1.326 casos las infecciones relacionadas con las aguas recreativas entre 2009 y 2010. Un extremo sobre el que también han advertido en diversas publicaciones los especialistas en microbiología Joaquín Gómez y Miguel Gobernado, jefe de Microbiología del hospital La Fe de Valencia. En las últimas reediciones de su libro Enfoque clínico de los grandes síndromes infecciosos (Ergon) se incluye un análisis sobre los riesgos de infecciones que crean los nuevos hábitos de ocio, como el spa, saunas o yacusis.

Existe el riesgo de contraer infecciones bacterianas, que causan problemas gastrointestinales, cutáneos o víricosCada día pasan decenas de personas por estos centros, lo que “multiplica la probabilidad de que alguna de ellas sea portadora, conscientemente o no, de una cepa de hongos cutáneos, algún virus respiratorio o de bacterias enterogástricas”, según citaba un artículo publicado en la revista especializada Quality Spa. Una posibilidad por la que recomendaba extremar la higiene desinfectando las aguas y las zonas comunes para eliminar el riesgo de que se asentasen estas cepas.

Consejos para no correr riesgos

El informe del CDC vinculaba el 22% de los brotes infecciones a yacusis y espás, de los cuales casi la mitad se produjeron en los meses de febrero y marzo. Entre las enfermedades más comunes se encuentran las infecciones de oído o de piel causadas por la bacteria Pseudomonas aeruginosa. Un tipo de enfermedades a las que se denominan rash jacuzzi y que normalmente se generan por el contacto del traje del baño con el agua.

Pseudomonas aeruginosa.
Pseudomonas aeruginosa.
Otra de las enfermedades comunes reflejadas en el informe norteamericano es la relacionada con el Cryptosporidium, un parásito que puede causar diarrea. El resto de los brotes en instalaciones con tratamientos de agua que fueron identificados en el informe se produjeron en piscinas durante los meses de verano.

Para prevenir las infecciones hay que evitar tragar agua en estas instalaciones, pues aunque el cloro destruya los gérmenes en pocos minutos, ingerir agua multiplica los riesgos de infección, según se subraya en Morbidity and Mortality Weekly Report. Ducharse después de utilizar estos espacios es otro de los consejos para disminuir las posibilidades de sufrir una infección.

Los mayores riesgos se concentran en las duchas, los vestuarios y las áreas comunes de piscinas, spa, saunas o cabinas de tratamientos, por las que pasan un elevado número de personas y dónde se dan buenas condiciones para el crecimiento de los microorganismos. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios