“Quienes se meten con los ricos hacen lo mismo que los nazis con los judíos”
  1. Alma, Corazón, Vida
EL INVERSOR TOM PERKINS ATACA A LOS 'PROGRES'

“Quienes se meten con los ricos hacen lo mismo que los nazis con los judíos”

Uno de los más importantes inversores de capital riesgo de Silicon Valley ha comparado movimientos como Occupy Wall Street con el Holocausto nazi

Foto: Tom Perkins, en su despacho en la ciudad 'progresista' de San Francisco. (Reuters/Robert Galbraith)
Tom Perkins, en su despacho en la ciudad 'progresista' de San Francisco. (Reuters/Robert Galbraith)

La guerra entre el 1% y el 99%, es decir, entre el porcentaje de la población que condensa en sus manos la mayor parte de la riqueza de Estados Unidos y el resto, atraviesa una nueva fase. El catalizador ha sido Tom Perkins, fundador de la empresa de capital riesgo Kleiner Perkins Caufield & Byers, después de remitir una polémica carta a The Wall Street Journal en la que traza un controvertido paralelismo entre el régimen nazi y movimientos como Occupy Wall Street, que en teoría representan a ese 99% restante.

“Escribiendo desde el epicentro del pensamiento progresista, San Francisco, me gustaría llamar la atención sobre el paralelismo entre la Alemania nazi y su guerra contra su 1% particular, es decir, los judíos, y la guerra de los progresistas contra el 1%, es decir, los ricos”, sugería Perkins en el arranque de la misiva. El inversor es considerado como uno de los grandes veteranos de Silicon Valley, y ha pasado por firmas como Hewlett-Packard o Compaq.

¿Se acerca la Noche de los Cristales Rotos progresista?

El empresario señala en dicho artículo, llamado «¿Se acerca la Noche de los Cristales Rotos progresista?», su preocupación por lo que él considera “una ascendente corriente de odio hacia el uno por ciento más exitoso”. La carta, una respuesta a un artículo previo publicado en el periódico sobre la censura en los campus universitarios, señalaba al rotativo San Francisco Chronicle como uno de los principales causantes de ese odio hacia aquellos que tienen en sus manos una tercera parte de la economía americana.

“Una peligrosa deriva”

“Del movimiento de Occupy a la demonización de los ricos implícita en casi todas las palabras de nuestro periódico local, el San Francisco Chronicle, percibo una creciente ola de odio hacia el uno por ciento más exitoso”, proseguía. Perkins lamentaba en su misiva el comportamiento de los progresistas hacia algunas celebridades locales como la escritora Danielle Steele, que había sido tachada de “esnob” en dicha publicación. El inversor aludía, a tal respecto, a “los millones que se ha gastado en los sin techo de nuestra ciudad y en los enfermos mentales a lo largo de las últimas décadas”.

La Noche de los Cristales Rotos era impensable en 1930, ¿es impensable ahora con este radicalismo ‘progresista’?

El inversor también denunciaba las protestas contra Google y sus trabajadores, en lo que definió como una “enojada reacción pública”, y se preguntaba si todo ello no significa un preocupante cambio en la mentalidad estadounidense: “Es una deriva muy peligrosa en el pensamiento americano”, ha añadido el célebre inversor, de 82 años.

Perkins concluía con otra referencia nada equívoca al régimen nazi, cuando se preguntaba lo siguiente: “La Noche de los Cristales Rotos era impensable en 1930, ¿es impensable ahora con este descendiente radicalismo ‘progresista’?”, en referencia a la noche del 9 de noviembre de 1938 en la que 91 ciudadanos judíos fueron asesinados y varios miles apresados y deportados a campos de concentración.

Confirmando lo dicho

La carta corrió como la pólvora, y cada medio la interpretó a su gusto. Mientras Business Insidersimplemente reproducía las declaraciones del empresario,Silicon Beat hablabade “bronca bizarra” para definir las opiniones de Perkins. Por su parte, Kleniers Perkins publicó un tweet en el que aclaraban que “Tom Perkins no ha estado involucrado en KPCB desde hace años” y manifestaban su sorpresa por “sus opiniones expresadas hoy”, al mismo tiempo que aclaraban que no estaban de acuerdo.

En la Alemania nazi era demonización racial, ahora es demonización de clase

El inversor, no obstante, ha reiterado lo dicho en un correo electrónico enviado a Bloomberg el pasado domingo. En él, mostraba su sorpresa por las acciones que Occupy Wall Street había llevado a cabo durante el verano de 2011, en las que algunos manifestantes rompieron los cristales de un establecimiento de automóviles de lujo. “Y aun así siguen centrando su ira en el 1%”, añadió.

“En la Alemania naziera demonización racial, ahora es demonización de clase”, sugería Perkins en el correo enviado a Bloomberg, donde también aclaró qué había ocurrido con la firma a la que prestaba la “P” de su nombre: “Nuestras filosofías y estrategias se han separado tanto que mi nombre significa muy poco en su puerta”.

Silicon Valley Capital riesgo Bienestar Desigualdad Ciudadanos Súper ricos Guerra Wall Street Journal
El redactor recomienda