viena, linz, budapest, bratislava...

Crucero por el Danubio: Austria, Eslovaquia y Hungría en ocho días

El segundo río más largo de Europa es el perfecto 'hilo conductor' de un viaje que le transportará por tres países europeos diferentes

Foto: Panorámica de Budapest, Hungría. (iStock)
Panorámica de Budapest, Hungría. (iStock)

El Danubio es el segundo río más largo de Europa, adquiere diferentes nombres en función de los países que cruza y es el caudal que inspiró uno de los valses ‘azules’ más románticos de la historia de la música. Además, este río de más de 2.800 kilómetros de longitud es navegable, una característica que lo convierte en un atractivo turístico de lo más interesante para disfrutar de sus ciudades ribereñas.

Existen viajes programados que trasladan a los pasajeros durante siete noches por diferentes naciones y localidades del Viejo Continente. En un barco de cuatro anclas de categoría, 61 camarotes con baño y ducha particular y 100 metros de eslora, los aventureros que se animen a zarpar en este crucero tendrán la posibilidad de realizar un recorrido fluvial que atraviesa Austria, Eslovaquia y Hungría, y que puede comenzar o finalizar en Praga según las preferencias de los pasajeros.

Recorrido del crucero por el Danubio. (Politours)
Recorrido del crucero por el Danubio. (Politours)

Aunque no está incluido en el precio de la ruta establecida, es muy recomendable que el 'tour' dé el pistoletazo de salida desde la capital de la República Checa, pues pasar un par de días en esta ciudad le permitirá ampliar sus ansias viajeras y posibilitará llegar a Linz —punto de partida del barco— sin agobios ni prisas. Una vez en Linz, urbe más destacada de la Alta Austria, el viaje sobre las aguas del Danubio en régimen de pensión completa —agua incluida en el coste y paquete de bebidas opcional— empezará a sorprenderle.

Linz, Melk, Dürnstein y Viena

Barco de crucero por el Danubio. (Politours)
Barco de crucero por el Danubio. (Politours)

Un guía de habla española le acompañará en todo el recorrido para que no se pierda ni un detalle de los preciosos lugares que conocerá. El primero de ellos será Linz, una ciudad barroca ubicada entre el valle del Danubio y la antigua ruta de la sal que desde el siglo XIX puede presumir de ser el puerto más importante del medio Danubio. Si lo desea, existe la posibilidad de contratar una excursión opcional de un día completo a Salzburgo, la ciudad que vio nacer a Mozart y que aún a día de hoy conserva la magia de sus pentagramas en el ambiente.

Melk será el siguiente destino que aparezca ante sus ojos, una localidad muy pintoresca situada bajo la sempiterna vigilancia de una abadía benedictina con nueve siglos de historia. Tras conocer sus calles, Dürnstein le dará la bienvenida a una de las regiones más famosas de Austria —Wachau—. Gracias a la visita que realizará por su callejero medieval, tendrá la posibilidad de conocer las ruinas del castillo de Kueringer, donde estuvo preso Ricardo Corazón de León a su vuelta de las Cruzadas en el siglo XII.

Panorámica de Dürnstein. (iStock)
Panorámica de Dürnstein. (iStock)

El cuarto día de su crucero a través del Danubio se dedica por completo a Viena. La capital de Austria, con su famosa noria y su precioso palacio de Schönbrunn, se conocerá a través de una visita guiada que le mostrará también la Ópera, donde se celebran los conciertos de Año Nuevo, el casco histórico, el Parlamento y el barrio de los museos.

Bratislava, Esztergom y Budapest

Durante la mañana del quinto día de ruta, aún tendrá tiempo para disfrutar de los encantos de Viena. A la hora indicada, el barco partirá rumbo a Bratislava, la capital de Eslovaquia, que evocará antiguas coronaciones imperiales y que actualmente es una activa ciudad llena de contrastes. Una visita guiada será la mejor manera de recorrer sus calles y ver, entre otros muchos monumentos, el castillo de Devín o la Puerta de San Miguel —una de las construcciones bratislavas más emblemáticas, que actúa como uno de los cuatro accesos a la antigua ciudad amurallada—.

Parlamento húngaro, en Budapest. (iStock)
Parlamento húngaro, en Budapest. (iStock)

La penúltima jornada sobre el Danubio le ofrece un paisaje único de las aguas de este caudaloso río. El barco hace parada técnica en la ciudad húngara de Esztergom para que los pasajeros que contrataron la excursión opcional ‘Recodo del Danubio’ puedan contemplar un espectáculo natural impresionante: tras visitar la basílica de la capital religiosa de Hungría y poner rumbo a Vysegrad, se subirá a más de 200 metros de altura para admirar el panorama que pinta sobre el horizonte el río doblándose en un ángulo de 90 grados.

Después de inmortalizar este precioso paisaje, la brújula apuntará a Szentendre, una ciudad que acoge a tantos artistas de diferentes disciplinas que es conocida popularmente como la ‘Montmartre’ húngara, en comparación con el famoso barrio francés de alma bohemia. Por la tarde, tras haber pasado por el barco a reponer fuerzas, recorrerá Budapest en una visita panorámica de lo más completa. El impresionante Parlamento, la plaza de los Héroes o el Bastión de los Pescadores serán algunos de los monumentos que contemple.

Tras la cena, la diversión continuará gracias a un espectáculo folclórico a bordo del barco y un crucero nocturno que le permitirá ver la capital de Hungría iluminada por completo. Al día siguiente, tendrá tiempo para seguir explorando por su cuenta la antigua joya del imperio austrohúngaro antes de disfrutar de la cena de gala y el baile ofrecido por el equipo del barco, que será el colofón final a su viaje por el Danubio.

[Salidas todos los lunes desde el 15 de mayo hasta el 18 de septiembre. Posibilidad de comenzar el crucero en Budapest y terminar en Linz]

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios