El Apple I, Móviles en 1957, Commodore amiga...

Tecnologías que parecían un disparate pero cambiaron el mundo

La historia está llena de ideas tecnológicas denostadas en su momento pero que, años más tarde, sirvieron para cambiar el mundo de los ordenadores, la telefonía o la fotografía digital

Foto: (Foto: Wikimedia Commons)
(Foto: Wikimedia Commons)

Hace poco Samsung presentaba una tableta con una pantalla de 18 pulgadas. Sí, 18. Aunque la primera impresión que produce algo así es de que estamos ante un auténtico disparate, este producto ha hecho recordar el lanzamiento del primer Galaxy Note. Muchos se burlaron de su gigantesca pantalla de 5,3 pulgadas para después comprarse un móvil con una pantalla aún mayor.

En ocasiones la línea que divide lo genial de lo disparatado en tecnología es extremadamente delgada. Por eso algunos aparatos y descubrimientos que en su día pasaron sin pena ni gloria el tiempo ha demostrado que en realidad eran mucho más importantes de lo que se pensaba.

Es el caso de unas supuestas fotografías realizadas en torno a 1.800. Sí, unos 20 años antes de la primera fotografía de la que se tiene noticia. Al terminar el siglo de las luces Thomas Wedgwood, un rico heredero inglés aficionado a las artes y las ciencias, comenzó a experimentar con nitrato de plata sobre cuero para intentar fijar en él una imagen.

El Commodore Amiga era capaz de ejecutar simultáneamente varios programas a la vez. Algo que ni el Macintosh ni ningún PC lograban en los 80

Es bastante probable que Wedgwood se anticipase 20 años a la que está considerada la primera fotografía de la historia. Incluso en 2008 se desató la duda de si la imagen de una hoja sobre un papel no sería una foto realizada por él. De ser así esta sería la más antigua que se conoce y habría que adelantar la fecha de la invención de la fotografía. Thomas Wedgwood murió en 1805 sin que nadie, incluido él mismo, tuviese ni la más remota idea de la trascendencia de sus extraños experimentos.

'Móviles' en 1957 y el Amiga

Tampoco mucha gente conoce quién es Leonid Kupriánovich, pero a este científico ruso se debe la invención del teléfono móvil moderno en 1957. Aunque se habían realizado experimentos de telefonía móvil incluso varias décadas atrás, su invento dio pie a la fabricación del Altai, un teléfono móvil que se comercializó en 1963 en la Unión Soviética y se creó una red en varias ciudades del país durante la década de 1970.

El Commodore Amiga 500
El Commodore Amiga 500

De hecho, la historia de la tecnología suele olvidar los hallazgos soviéticos. Hace unos años un vídeo que se hizo viral mostraba un avanzado y aparatoso sistema de retoque de imágenes por ordenador fabricado en la URSS en 1987. Tres años antes de que se comercializara Photoshop.

En esa misma década el Commodore 64 arrasaba en occidente. De hecho es el ordenador más vendido de la historia. La empresa quiso plantar cara al lanzamiento del Macintosh de Apple con el Commodore Amiga. Aunque se han escrito ríos de tinta sobre las innovaciones que trajo el ordenador diseñado por el equipo de Steve Jobs la historia ha sido mucho más injusta con el Amiga.

Era mucho más avanzado que cualquier otro ordenador personal. Al igual que el Macintosh original, disponía de ratón y su sistema operativo tenía una interfaz gráfica de usuario. Pero a partir de ahí el Amiga superaba al ordenador de Apple por sus gráficos en color, su sonido estéreo y sobre todo la multitarea. Sí, el Amiga era capaz de ejecutar simultáneamente varios programas a la vez. Algo que ni el Macintosh ni ningún PC era capaz de lograr en los 80. En la siguiente década Commodore entró en quiebra tras no ser capaz de conducir la tecnología del Amiga a buen puerto. Su leyenda sigue viva e incluso una empresa italiana sigue fabricando ordenadores basados en el Amiga.

El despreciado Apple I

Pero si hay un ordenador que tenía toda la pinta de ser un disparate es uno realizado con una tosca carcasa de madera del que se vendieron 200 unidades en una tienda de California. Hoy se conservan seis en todo el mundo y en 2013 una unidad se subastó por 671.400 dólares.

Se trata del Apple I. La gran empresa de informática por aquel entonces era IBM. Durante años despreció la idea de que un ordenador doméstico tuviese sentido.

Pero el éxito del Apple II, lanzado en 1977 les hizo lanzar sin demasiada convicción un ordenador ensamblado con componentes de otros fabricantes: el IBM PC. Hoy Apple es una empresa mucho más importante que IBM y esta ya no fabrica ordenadores personales. Vendió su división de PC a Lenovo en 2004.

La primera cámara digital... en 1964

En el terreno de la fotografía digital también hay varios olvidos históricos bastante importantes. Quizá el más famoso es el que atribuye a un ingeniero de Kodak la creación en 1974 de la primera cámara digital de la historia. Su patente seguramente se basó en una cámara realizada 10 años antes: la de la sonda Mariner 4, que mandó las primeras imágenes de Marte en 1965.

Dotada de una cámara de vídeo, las imágenes captadas con ella se convirtieron a información digital para ser enviadas a la Tierra (entre todas sumaban un tamaño de 634 Kb). De hecho, puede considerarse que la primera foto captada por una cámara digital de la historia paradójicamente fue realizada en la órbita de Marte. Aunque tampoco hay que olvidar que en 1957 el ingeniero Russell A. Kirsch logró escanear una foto con una resolución de 176 píxeles. Pero su escáner no puede considerarse una cámara digital.

La cámara Kodak Easy Share One
La cámara Kodak Easy Share One

Mucho más cercano en el tiempo, concretamente en 2005, aparece la primera cámara digital de la historia con conexión wifi. La Kodak Easy Share One fue increíblemente avanzada para su momento. El Nokia N95 se lanzó un año después y primer iPhone dos años más tarde. Por aquel entonces los móviles aún no suponían una gran amenaza para las cámaras fotográficas.

Pero Kodak demostró una gran miopía con esta cámara al tirar la toalla y no fabricar durante años ninguna otra dotada con conectividad wifi. Hay que tener en cuenta que con una tarjeta SD de Kodak similar a las Eye-Fi podía mandar fotos por correo electrónico o publicarlas en la nube. Además, tenía una pantalla táctil de tres pulgadas y media abatible que permitía hacer 'selfies'.

Todos estos ejemplos demuestran que las invenciones más extrañas, incluso las que provocan risa, pueden terminar cambiando la historia. ¿A quién demonios se le ocurrió la ridícula idea de crear un teléfono que no tiene teclas para marcar un número?

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC