Un tiburón de más de dos metros fue el protagonista de la jornada del martes en las playas de Guadalmina, frente al Hotel Marriott's Playa Andaluza (Marbella) y Torreguadiario (San Roque, Cádiz). El escualo, que está herido, fue avistado por primera vez a las once de la mañana en aguas marbellíes.

“Ha atacado a mi mujer y otras personas que estaban en el agua", cuenta a El Confidencial uno de los bañistas que había en Guadalmina a media mañana. “Afortunadamente, en ese momento había poca gente en la playa”, apunta.

Con pocas fuerzas por las lesiones que presenta en la cabeza, el tiburón rozó la arena en varias ocasiones sin llegar a varar. Desorientado, se desplazó hasta la playa de Torreguadiaro, que ha sido cerrada por Protección Civil.

Un grupo del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) intentó localizarlo a bordo de una lancha para intentar orientarlo hacia alta mar y salvar su vida. Sin embargo, a estas horas se desconoce el paradero del escualo, según informa Sotograndedigital.com.

Los veraneantes de San Roque han llenado las redes sociales de comentarios, fotos y hasta un vídeo del animal, que ha obligado a colocar la bandera roja en las playas de la zona. Según ha informado el Ayuntamiento de San Roque en un comunicado, la situación se ha restablecido desde las 11.00 horas de esta mañana y ya ondea la bandera verde en la playa después de que Protección Civil rastreara la zona pendiente de la aparición de la aleta del último tiburón que se ha dejado caer por Sotogrande.