La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

70 PERSONAS CON CÁNCER, CINCUENTA AGENTES MUERTOS, DESDE 2000 EN PALMA

La comisaría que 'mata' a sus policías

Ezequiel Urdiales era el jefe de la Policía Judicial de Mallorca. Pasaba muchas horas al día analizando expedientes de casos de corrupción  en el interior del
Foto: La comisaría que 'mata' a sus policías
La comisaría que 'mata' a sus policías

Ezequiel Urdiales era el jefe de la Policía Judicial de Mallorca. Pasaba muchas horas al día analizando expedientes de casos de corrupción  en el interior del edificio de la Jefatura Superior de Baleares. El inmueble, construido en 1978, está infectado de amianto. Urdiales falleció el 28 de marzo de 2011, a los 60, de un tumor cerebral. Su caso no es el único. Sólo en 2012 han muerto cinco funcionarios de la Policía de cáncer, como adelantó Diario de Mallorca.

Urdiales era un policía muy intuitivo. Ya enfermo, fue con su mujer María Fernanda Merino  al edificio de la calle Simó Ballester (wn una de las zonas más caras de Palma) para tramitar una gestión burocrática. “Marife, algo pasa aquí porque estamos cayendo como moscas”, alertó. En la serie Canción triste de Hill Street el sargento Esterhaus advertía a sus policías en la charla de todas las mañanas: “Tengan cuidado ahí fuera”. En Baleares la frase es: “Tengan cuidado ahí dentro”.

Cuatro de los cinco fallecidos este año murieron por un tumor cerebral, como  Ezequiel Urdiales. Uno de ellos sufría un glioma de grado 3, una patología muy poco frecuente. Desde el año 2000 se han contabilizado 70 personas con cáncer (de las que 50, todos agentes, ya han fallecido), según el registro de un médico afincado en Baleares, con más de 30 años de experiencia profesional, que empezó a elaborar hace ocho años un listado completo de las víctimas del edificio. “Me llamó la atención el número tan elevado de enfermos de cáncer; lo hice por responsabilidad ante tantos fallecimientos. “Desde hace dos años lo saben los sindicatos y la Jefatura”, señala, y la propia Consejería de Trabajo del Gobierno balear admitió en 2007  la existencia de amianto en el edificio durante unas jornadas de salud laboral organizadas en Mallorca.   

La doctora Silvia Tejada, de la Unidad de Investigación del Quirófano Experimental del hospital Son Llátzer, estudió el caso y destacó las amplias posibilidades de contagio de este elemento cancerígeno. “El amianto se transmite si trabajas directamente con él, aunque existen posibilidades de que sin hacerlo también puedas respirarlo, pero debería ser polvo”, destacó Tejada en el informe.

María Fernanda Merino, de 60 años, con tres hijos, funcionaria y viuda del jefe Urdiales, no puede demostrar la relación causa efecto entre amianto y muerte. Lo que sí expone es la denuncia del SUP (Sindicato Unificado de Policía), que achacó a esta sustancia el incremento de víctimas de cáncer en la Policía Nacional. “Existen razones fundadas para estimar que los casos de cáncer detectados en los funcionarios policiales destinados en el edificio de la Jefatura Superior de Policía de Balears, han sido producidos por amianto”, indica el escrito sindical.

El SUP también insta a la apertura de una información reservada sobre el asunto que determine “si existen responsabilidades disciplinarias y penales por la dejación profesional con la que se ha tratado el problema”. El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) ya ha remitido un escrito al director general de la Policía, Ignacio Cosidó, reclamando la “inspección urgente” del edificio de la Jefatura Superior de Policía de Baleares. La organización sindical exige que se tomen las medidas de prevención de riesgos laborales necesarias “para evitar más casos de cáncer”. 

La Jefatura reconoce el amianto y lo retira en un mes

La Jefatura Superior de Baleares sí ha reconocido la existencia de “fibrocemento de amianto, así como la existencia de un tejadillo de dicho material en la terraza de la sexta planta”, tras una visita de inspección  del Servicio de Arquitectura de la Dirección General de la Policía el pasado 4 de junio. En el mismo informe también se indicaba que los conductos de climatización “son  prácticamente en su totalidad originales de cuando se ejecutó el edificio de la Jefatura Superior en cuestión, dichos conductos están formados fundamentalmente por la lana de vidrio a modo de aislante térmico sin estar revestidos en su interior, por lo que se descartaba la presencia de amianto en estas otras conducciones”.

En cuanto a la posible relación entre la presencia de amianto y patologías cancerígenas sufridas por funcionarios destinados en la Jefatura de Baleares, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, dependiente de la Subdirección General de Recursos Humanos, se remite a un informe emitido el 26 de octubre de 2011. Así intenta no establecer causalidad entre el amianto y el número de casos de cáncer: “El amianto se relaciona con algunos tipos de carcinoma de las vías respiratorias provocando el denominado mesotelioma pleural sin que este aparezca en los diagnósticos remitidos por la Unidad Regional de Sanidad, de la Jefatura Superior de Policía de Illes Balears”.

Eso sí, los mandos policiales de las Islas tienen previsto iniciar en noviembre las obras para suprimir el amianto del edificio. El presupuesto se eleva a 221.000 euros. María Fernanda Merino critica que el jefe superior de Policía de Baleares, Antonio Jarabo, no ofrezca ninguna explicación. Ni de la cara. “Yo no quiero ninguna indemnización, lo que quiero es que se sepa toda la verdad”, dice la viuda de Urdiales.

 

No es la única. Margarita Planas es la viuda del policía Jordi Torres, fallecido el pasado 9 de agosto. En 2011 se empezó a notar un poco mareado y despistado. Fue a un neurólogo, le hicieron una resonancia y le descubrieron un tumor “muy considerable”, cuenta Planas. Pero las secuelas de la quimioterapia fueron muy intensas. “Setenta casos en tan poco espacio de tiempo es muy significativo; se tendrían que depurar responsabilidades, las medidas tenían que haberse tomado hace tiempo y no ahora, deprisa y corriendo”, denuncia la viuda de Torres.  Como Carmen Castro, viuda del policía Pedro Alonso, fallecido el pasado 1 de junio como consecuencia de un tumor cerebral. Alonso estaba destinado en la Brigada de Extranjería y pasó 25 años en la Jefatura de Policía de Baleares. Hace un año notó los síntomas y se le detectó un glioma multiforme de grado cuatro.

Tres operaciones de un tumor cerebral

Magdalena Escandell es la mujer del inspector de Policía Marcelino Ripoll. Ambos se conocieron en 1984 en el edificio de la jefatura. “Mi marido siempre se ha cuidado mucho físicamente y el tumor cerebral apareció así, de repente, cuando estaba en Guatemala: tuvo que ser repatriado en un avión de Iberia”, explica. Ripoll sigue luchando contra el cáncer. Le han operado tres veces de un tumor cerebral. “Estamos saliendo del túnel, pero las últimas semanas están siendo muy difíciles”, reconoce.

Escandell plantea que a su marido se le podría extraer sangre y analizarla para ver si tiene materiales pesados en su cuerpo y desvelar si hay amianto y en qué cantidad, pero el laboratorio que lo analiza está en Bruselas. Un análisis de un homeópata desveló unos niveles de mercurio en Ripoll “de 850, frente a los 100 o 200 que tiene cualquier persona”, según su mujer. María Fernanda Merino, la viuda de Urdiales, la apoya: “Mi marido ya no va a volver… Lo que pretendo es limpien ya el edificio para evitar nuevas víctimas”. El peligro sigue estando dentro.

#6
Compartir
Desde luego leyendo esto,da que pensar.No me explico como a nadie se le ocurre estudiar a fondo lo que sucede,pues las cifras son elevadas y habriá que dedicarle más atención y tratar de buscar el origen del problema,pues son demasiados casos para ser casualidad.A quien corresponda,que busque,esto es para tomar en serio.
Ampliar comentario
#5
Compartir
4 Estoy de acuerdo. Analizar también las emisiones electromagnéticas de baja frecuencia.
Ampliar comentario
#4
Compartir
El articulista ha de tener más cuidado con lo que dice. Afirmar que en la sexta planta del edificio de la comisaría hay un tejado de fibrocemento [los de uralita] acusándolo, subliminalmente, de ser la causa del problema demuestra falta de profesionalidad.
La falta es aún mayor ya que demuestra saber que es el polvo de amianto lo que se considera cancerígeno y que afecta a vías respiratorias.
Problema, con los datos a la vista, lo hay. Conocer la causa no es tan sencillo. ¿Serán radiaciones electromagnéticas de alguna proximidad?. De Rayos X, de radiofrecuencia, de transformadores de potencia, de UV, etc etc..

Ampliar comentario
#3
Compartir
2 Yo les intercambiaba el lugar de trabajo. Los policías al parlamento balear y los políticos a la comisaría.

Seguro que encuentran &034;presupuesto&034; para hacer un edificio nuevo echando leches.

Pero claro, son policías [y donde digo policías, digo cualquier otra persona que no pertenezca a la castuza política]. Ésos da igual que se mueran, mientras la castuza esté cómoda.
Ampliar comentario
#2
Compartir
Pero el congreso y los edificios donde habita la peste política no tiene problemas de esta índole .
Ampliar comentario
#1
Compartir
Y 50 muertes después y 70 casos de cáncer... no tenemos una solución. Que gran labor de nuestros gobernantes. Lo siento por los agentes y sus familiares. ¿Y los responsables?
Ampliar comentario