LA AMIGA DE IL CAVALIERE HABLA A EL CONFIDENCIAL

Miss Bogotá 1996: “Mi relación con Berlusconi es sólo profesional”

Ser una mujer despampanante tiene un riesgo en Italia: muchos piensan que la naturaleza no otorga el don de la belleza a quien regala la inteligencia.

Foto: Miss Bogotá 1996: “Mi relación con Berlusconi es sólo profesional”
Miss Bogotá 1996: “Mi relación con Berlusconi es sólo profesional”
Autor
Tiempo de lectura4 min

Ser una mujer despampanante tiene un riesgo en Italia: muchos piensan que la naturaleza no otorga el don de la belleza a quien regala la inteligencia. La culpa de esta tara social la tienen las cadenas de televisión del primer ministro, Silvio Berlusconi. Ofrecen en infinidad de programas a chicas medio desnudas que sólo están allí para lucir cuerpo y despertar los instintos de la audiencia masculina.

Debbie Castañeda, elegida Señorita Bogotá en 1996, un galardón que le permitió concursar en el certamen de Miss Colombia de aquel año, ha sufrido la idiosincrasia italiana después de que su nombre apareciese en una transcripción telefónica de uno de los procesos judiciales en los que está implicado Il Cavaliere. Los magistrados dijeron que la modelo era “amiga de Berlusconi”. Este hecho, unido a su despampanante belleza, hizo que algunos comentaristas italianos afirmaran que Castañeda era una más de las mujeres que participaban en las supuestas veladas sexuales que organizaba el primer ministro, los ya célebres “bunga bunga”. 

“No he ido nunca a una fiesta de Berlusconi, sólo le he visto en encuentros de carácter profesional. La primera vez fue en 1997 con mi esposo, el empresario italiano Marco Squatriti, ya que ambos se conocen. Al año siguiente nos encontramos porque el embajador de Colombia en Italia me pidió que le ayudara a conseguir una reunión con él”, explica a El Confidencial Castañeda. “Estoy muy molesta porque no es justo que se haya metido mi nombre en algo con lo que no tengo nada que ver. Se trata de discriminación femenina. En Italia se piensa que una mujer bonita no puede ser inteligente. En Colombia la situación es diferente. Es parte de nuestra cultura que chicas que han participado en concursos de belleza tengan luego destacadas carreras profesionales y ocupen puestos de responsabilidad en la política o el periodismo, entre otros campos”.

Según cuenta esta exmodelo licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en Miami, los encuentros que mantuvo con Il Cavaliere tuvieron lugar por su labor como “embajadora oficiosa” de Colombia en Italia, donde lleva viviendo 14 años y cuenta con importantes contactos, o durante su período como asesora de Finmeccanica, un consorcio empresarial italiano dedicado a la defensa y la aeronáutica que está participado por el Estado.   

Castañeda trabajó para esta corporación desde enero de 2009 hasta el pasado mes de julio. Se encargó de promover un acuerdo gubernamental entre Colombia e Italia y de ofrecer a las autoridades del país latinoamericano los productos del consorcio italiano. Según la prensa bogotana, su presencia no pasó desapercibida en los pasillos y despachos del Ministerio de Defensa de Colombia, donde vendió las maravillas de los sistemas de defensa aérea de Finmeccanica. Sus esfuerzos, sin embargo, no fueron del todo recompensados por la empresa. Como al resto de asesores externos no se le renovó el contrato este verano por culpa de los recortes presupuestarios.

Maletines y extorsiones

La llamada en que Castañeda recibió esta noticia es la causante de su actual situación. En la conversación telefónica, su jefe de Finmeccanica, Paolo Pozzessere, le hablaba de otro asesor de la empresa que está acusado hoy de extorsionar a Berlusconi, Valter Lavitola. Los magistrados consideran que Lavitola, el empresario Giampaolo Tarantini (supuesto organizador de los “bunga bunga”) y su esposa habrían recibido 500.000 euros de Il Cavaliere por asegurar que éste no sabía que las chicas que Tarantini llevaba a su casa eran prostitutas.  

La mención a Lavitola y el hecho de que el nombre del mandatario saliese en la conversación provocó que saltaran las alarmas de los investigadores. Consciente de que Castañeda conocía al primer ministro con anterioridad por su labor como promotora de los intereses colombianos, Pozzessere le animó a que le telefonease para que intentase buscar una solución a la falta de renovación de su contrato. Ella llamó a la secretaria del mandatario y ésta le comentó la sorpresa de Berlusconi ante su situación. No obstante, la conversación no tuvo más repercusión, pues la exmodelo no fue readmitida en Finmeccanica.

Castañeda asegura que pese al mal trago que está pasando seguirá siempre trabajando, incluso gratis, por difundir la imagen de Colombia en Italia. “Todo lo que he hecho, ha sido por mi país", asegura.
Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios