La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LAS RAZONES POR LA FALTA DE PROTESTAS ANTE LA CRISIS

Los españoles sufren en silencio

¿A qué se debe tanto silencio ante la crisis? ¿Somos los españoles responsables, acaso conformistas? ¿Estamos por el contrario narcotizados? ¿Es una cuestión de signo, gobierna
Foto: Los españoles sufren en silencio
Los españoles sufren en silencio

¿A qué se debe tanto silencio ante la crisis? ¿Somos los españoles responsables, acaso conformistas? ¿Estamos por el contrario narcotizados? ¿Es una cuestión de signo, gobierna la izquierda y los sindicatos pliegan sus pancartas y consienten? ¿O en el fondo sabemos que nada se consigue protestando?

Bruselas, Londres, Lisboa, Atenas… en cualquiera de estos puntos de Europa el pueblo ha tomado las calles. Hemos visto barricadas, enfrentamientos con la policía, fuego, cristales rotos y detenciones, pero aquí, en España, el silencio es sobrecogedor, absoluto y  total. Es el mismo pueblo, los mismos problemas y  la misma crisis, pero mientras Europa brama, los españoles callan.   

El mutis generalizado llama aún más la atención si se tiene en cuenta que son millones las personas afectadas por la situación. Echemos un vistazo a las cifras. La EPA apunta que ya hay cerca de 5 millones de parados, a diario están cerrando una media de 450 empresas, se ha destruido el 14% del tejido empresarial, el conjunto global de los trabajadores sufre los mayores recortes sociales y laborales de la historia, la jubilación se eleva a los 67 años, los precios sufren una escalada imparable y los impuestos alcanzan máximos históricos.  La situación sería como para seguir los pasos de Groucho Marx y entonar el  “paren España que me bajo”, sin embargo, nada de esto sucede.

El periodista Nacho García Mostazo, especializado en economía, cree que la culpa radica en la complicidad de los sindicatos con el Gobierno, “la gente está deseando salir a la calle –explica García Mostazo-, pero no existe el catalizador para hacerlo.  Se da el caldo de cultivo perfecto para que organicen no una, sino muchas manifestaciones y huelgas generales, pero gobierna la izquierda y los sindicatos, que son el factor de movilización, juegan a su favor. Que se prepare Rajoy si llega a gobernar, estoy convencido de que si conquista la Moncloa le quemarán las calles”.

El sociólogo, Amando de Miguel, ve al pueblo español anestesiado y adormecido, “aquí la gente lo aguanta todo,  no hay capacidad de protesta. Es un pueblo conformista, banal, aborregado, y eso el Gobierno lo cultiva con fútbol, con ocio, con elementos ideológicos divertidos, televisión basura…  mezclas todo esto y no hay conciencia de queja”.  Según el sociólogo, estamos ante “el pan y circo de toda la vida, ya lo inventó Franco y ahora está elevado a una categoría extraordinaria porque hay circo todos los días”.

Bastante tenemos con salir adelante

Lejos de las tesis del adormecimiento, Carlos Rodríguez Braun, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Historia del Pensamiento Económico, prefiere hablar de sensatez. No estamos acostumbrados a criticar al Gobierno y tenemos demasiado respeto por la autoridad o quizás, demasiada confianza –apunta Braun-. Puede ser que seamos un pueblo sensato, que sabe que en las democracias avanzadas es muy difícil cambiar las cosas de forma radical. Imagino también que la economía sumergida provoca cierto distanciamiento y resignación. Bastante tienen muchas personas con abrirse camino como pueden. Saben que la protesta, al fin y al cabo, no lleva a ninguna parte”.

Para Carmen Tomás, periodista especializada en economía, de no ser por la familia, se estarían echando a la calle. “La gente está sosteniéndose. Necesitan a alguien para movilizarse. Antes lo hacían los sindicatos, pero ahora son cómplices del Gobierno y es la familia la que tira de los hijos que regresan a casa, el pago de la hipoteca o comer todos los días. Bastante tienen con salir adelante, están más en resolver el día a día que en protestar”.

El presidente de COPYME, Confederación de pequeñas y medianas empresas, cree que los pocos que intentan protestar se ven rápidamente silenciados. Según Salvador Bellido, “la situación es dramática para muchos empresarios, que hacen auténticos ejercicios de equilibrio para mantenerse a flote. Hay, además,  miles de autónomos al borde del abismo y el consumo ha caído en picado. Yo creo que sí existe un malestar generalizado y profundo pero los grandes acallan a quienes intentamos protestar”.

Hay quienes aún creen que no hay crisis

Todavía hay quienes creen que no hay tal crisis. Seguro que no es la primera vez que escucha lo de “pues habrá crisis, pero las grandes superficies están llenas”, o a quienes dicen refunfuñando “no habrá tanta crisis cuando se han llenado los hoteles esta Semana Santa”.

De momento, no son más que ilusiones ópticas. Las superficies comerciales están abarrotadas pero los comercios cierran “mucha visita y poca compra” –se quejan los comerciantes-. Los bares se llenan pero los hosteleros despiden camareros, los ingresos caen más de un 25%, “hay quienes piden una coca-cola o un café y están toda la tarde, no se vende ni una ración”. Los hoteles están repletos estos días de Semana Santa pero muchos españoles han decidido irse al pueblo, “se llenan de alemanes que empiezan a ver la luz –nos explican en las agencias- y de turistas que huyen de la zona conflictiva del norte de África y se vienen a España”.  

Las vacaciones son sagradas

El último informe sobre el ahorro de los españoles, hecho por el portal Iluba, es demoledor para las previsiones de futuro. Más del 70% reconoce que si tuviese dinero lo destinaría a ahorrar y que, ahora mismo, sólo gasta en productos básicos y de primera necesidad. Hasta un 31% reconoce haber pasado a comprar marcas blancas ante las dificultades económicas. La mayoría ha pospuesto o dejado para otra ocasión servicios como el dentista o el taller mecánico y otro dato significativo, hasta un 20% ha dejado de celebrar su cumpleaños. Sólo hay algo a lo que no se renuncia salvo necesidad extrema, las vacaciones, para el 40% son sagradas y se harán juegos malabares con los números antes que renunciar a ellas.

De momento, en medio del mar de cifras, hay un elemento objetivo y palpable que llama poderosamente la atención en esta crisis: se llama mutismo y los españoles, por unos motivos u otros, la están sufriendo…  en silencio.

#70
Pues cuando se limita el horario de cierre de los bares sí que hay una intensa movilización de los jóvenes.
Ampliar comentario
#69
Entonces por lo que leo, cuando se dice que falta el catalizador, estamos asumiendo que falta &034;alguien organizado para que saque a la masa a la calle...&034; ¿me equivoco?...vamos que reconocemos que la sociedad española actúa o actuamos como los BORREGOS...igual cuando pastor quiere que sus ovejas vayan para un lado saca el perro y cuando quiere que vaya para otro lanza un silbido...BORREGOS!!!
¿NO TENEMOS TWITTER O FACEBOOK U OTRA RED SOCIAL...PARA ORGANIZARNOS COÑOOOOO.....? A QUE ESPERAMOS...!!!!
Ampliar comentario
#68
74

Esa que vd. señala es la clave. Pero aquí se ve normal: cientos de oenegés, asociaciones, que viven del presupuesto.

y luego todo un sistema corporativista, con una administración pública que lo inunda todo: observatorios, agencias, colegios profesionales, etc...

Añadase la voracidad política y sindical, empeñada en acaparar toda parcela pública susceptible de aprovechamiento económico.

Eso es CLIENTELISMO puro y duro, que está derivando a pasos agigantados en un POPULISMO propio de repúblicas bananeras.



Ampliar comentario
#67
En cualquier sociedad civilizada hace falta una SOCIEDAD CIVIL INDEPENDIENTE del poder político y en España la llamada sociedad civil [sindicatos, asociaciones empresariales, asociaciones de barrio, etc.] se financian por la vía de la subvención, los líderes de este asociacionismo tienden a ser barrigas agradecidas del cacique de turno local, autonómico o nacional y en la práctica convierten a sus asociaciones en satélites del poder político perdiendo su función de vertebración de las reivindicaciones sociales.
Otro gallo cantaría si se financiaran exclusivamente de las cuotas de sus afiliados y se les votara cada día con las altas y bajas de los afiliados en sus asociaciones en función a sus resultados.
Es urgente reformar el sistema de financiación de de las asociaciones de la sociedad civil si queremos su independencia del control del poder político.
Ampliar comentario
#66
¿cual es la noticia más leida y la más comentada a las 11.36? no se que del Mouriño. Pues eso......

Ampliar comentario
#65
Pues la respuesta a la pregunta del título del artículo es clara: no hay manifas ni una revolución porque no hay 5 millones de parados ni de coña, probablemente no haya ni la mitad, y a los datos del reciete informe de FUNCAS me remito:

http://servicios.invertia.com/foros/read.asp?idmen=1022085671

Calculan 4 millones de empleos no declarados, y aunque algunos sean segundos empleos de gente con trabajo, las cuentas están ahí... Si a ello le sumamos que muchos parados de verdad son jóvenes que sigguen viviendo en casa de sus padres a todo trapo, y que en otros hogares se ha ido al paro uno pero sigue trabajando el otro y recortando gastos se va tirando... Pues a lo mejor el número de necesitados reales no llega ni al medio millón, y claro, en un país de 47 millones de habitantes, pues no va a haber revoluciones... De hecho mirad las terrazas y las playas, llenas...
La economía sumergida es la salvación de muchos teóricos parados... Y la familia la de otros, que echa un cable cuando hace falta... Y ya sé que sería mejor que ese empleo fuese legal, etc., pero por lo menos se va tirando.
Ampliar comentario
#64
La sociedad española tiene lo que se merece.
Nunca he visto tanto borrego junto, aqui solo se habla de
fútbol,de tómbola, y sálvame.
Unos sindicatos vendidos al gobierno, un gobierno incapaz de gobernar, una opisición esperando a que caiga el fruto maduro en las elecciones, y una juventud pasiva acostumbrada
a recibir el dinero de sus padres hacen el resto.
Pan y circo todos los días y a todas las horas.
Somos una Argentina en potencia, pero sin sus recursos.
Ampliar comentario
#63
34 Eso, votad a UPyD para que los billetes de avión de primera que usa y defiende su eurodiputado puedan extenderse al resto de los miembros del partido.

Tenemos los políticos, TODOS, más golfos y corruptos del mundo así que si quieren seguir chupando que lo hagan con los votos de otros.

Ampliar comentario
#62
64 Supongo que cuando habla de meter en España a 10 millones de inmigrantes ilegales, se refiere a aquellos [PSOE, IU] que, cuando el gobierno de Aznar hizo la Ley de Extranjería para limitar la entrada indiscriminada de ilegales, se echaron a la calle gritando: PAPELES PARA TODOS. Detrás de las pancartas estaba un hombre que hoy es presidente del gobierno. No me diga que lo ha olvidado.
Ampliar comentario
#61
Los españoles sufren en silencio... las hemorroides de su sistema político.
Ampliar comentario
#60
64 No es normal que un lunes por la mañana alguien haga un análisis tan lúcido como Vd.

Ha descrito Vd. la realidad española con el realismo y la crudeza que la ocasión merece.

El PSOE es una basura que nos ha metido en donde estamos con su &034;iluminado&034; al frente pero, efectivamente, nadie recuerda que con la bandera del ladrillo, el PP llenó España de emigrantes que trabajaban en cualquier trabajo por menos de la mitad que un español con el resultado de una caida generalizada de salarios.

También es cierto que eso de manifestarse es para &034;obreros y clases bajas&034; [se lo juro: lo he oido de labios de un chupatintas que pretendía diferenciarse porque él era &034;propietario&034; de un piso con hipoteca en una población cercana a Madrid] y claro, cualquier excusa es buena: tengo que recoger a la niña, ir al dentista, llego tarde a casa, etc.

Por último, los sindicatos están frenando las protestas de los parados. Tengo un familiar cercano en esa situación y cuando pide &034;acción&034; le contestan en UGT que &034;no es el momento&034;.

En fin, España. Saludos

Ampliar comentario
#59
En cuanto gane el PP se llenarán las calles de protestas sindicales, de juventud aborregada, de estómagos agradecidos...si es que no hacen como el 12 de abril de 1931 cuando perdieron las municipales [6000 concejales frente a 22.000] y dos días despues proclamaron la Repúbica e incrementaron la quema de Iglesias y el asesinato de religiosos/as ¿100 años de honradez?
Ampliar comentario
#58
¿Será verdad que algo se mueve?
http://democraciarealya.es/?page_id=264
Ampliar comentario
#57
Mucho resentimiento y odio percibo en los comentarios hacia el PSOE. Pero que lástima que no puedan tener la memoria mínimamente fresca para recordar como fue un gobierno de otro signo el que metió en España a 10 millones de inmigrantes, ilegales y a paladas con el único objetivo de fulminar a la clase media conteniendo salarialmente los sueldos. ¿Y qué pasó en la calle? ¿quién se quejó?

Entonces que nadie exajere diciendo que si gobernara el PP la rebelión social sería imparable porque es mentira. Habría un poco más de murga por parte de los pesebreros sindicalistas y punto, nadie de la masa social movería un dedo igualmente.

De la misma forma que exigís responsabilidades a los votantes del PSOE, yo lo hago a todo el mundo con el asunto del retraso de la edad de jubilación. Cuando fue convocada la primera, y única, gran manifestación en contra de ello fui incapaz de llevar a nadie a ella [&034;no me pilla bien&034;, &034;lo que había que hacer era una huelga&034;, &034;es que tengo que estar con la niña&034;]. Luego después del estrepitoso fracaso de la misma todo el mundo estaba muy satisfecho por la &034;bofetada&034; que se había dado a los sindicatos. ¿A los sindicatos? ¿o ti mismo inconsciente?
Ampliar comentario
#56
Mi opinión, no pasa de ser tan general como la de la mayoría, nada personal ni singular, mientras tengamos estos sindicatos, capaces de estar en cualquier mamanduirria o corruptela que se pueda presentar, no tenemos solución. ¿Por que en este asunto no nos dicen desde el &034;gobierno&034;,etc..., como tantas veces que les conviene, que miremos a Europa?. Hay amigos, si miraramos para Europa en serio, no quedaba ni uno y dije, ni uno.

Ampliar comentario