La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA MENOR SE ESCAPÓ DE CASA VARIAS VECES

La Comunidad de Madrid se hace cargo de la niña de 14 años explotada sexualmente

Tan sólo tiene 14 años. Hace tres meses se fugó con su novio de origen rumano y fue víctima de una red de prostitución. A partir de
Foto: La Comunidad de Madrid se hace cargo de la niña de 14 años explotada sexualmente
La Comunidad de Madrid se hace cargo de la niña de 14 años explotada sexualmente

Tan sólo tiene 14 años. Hace tres meses se fugó con su novio de origen rumano y fue víctima de una red de prostitución. A partir de ese momento, su vida quedaba truncada para siempre. Durante ese tiempo, fue violada y obligada a prostituirse con numerosos hombres del pueblo de Arroyo de San Serván (Badajoz). Una de las primeras consecuencias de este hecho tan escabroso es el suicidio de un concejal de Izquierda Unida de esta localidad que hizo uso de su cuerpo a cambio de dinero.

Una vida que queda destrozada, con unas secuelas difíciles de reponer. Una niña conflictiva que no deja de ser una víctima de la sociedad, del sistema y de ella misma. Su futuro inmediato es pasar a disposición de la Comunidad de Madrid, que ha asumido su tutela de manera cautelar hasta que decida un juez. No volverá con sus padres, por lo menos de momento. Y por supuesto, no podrá volver a su casa, a su barrio, donde tras la cantidad de información y fotografías ofrecidas por algunos medios de comunicación, ya ha perdido su anonimato. La chica ha quedado estigmatizada para toda la vida, según indican fuentes del Defensor del Menor. No podrá volver a su entorno porque ya será recordada como la niña que fue violada, secuestrada, humillada y sometida en contra de su voluntad.

Nunca será la misma porque ni siquiera tiene ya la oportunidad de recuperar su vida. La labor especialmente ética y moral que hay que tener cuando se trata y habla de un menor en muchas ocasiones se olvida, sin contar con el trastorno que va a suponer a un grupo de la sociedad que hay que cuidar de manera delicada. El nombre del barrio del que procede, su propio nombre, su colegio, sus amigos, su domicilio, fotos suyas sacadas de alguna red social de Internet (aunque sean pixeladas) han atacado y vulnerado su derecho a la intimidad que, en caso de menores, prima sobre el derecho a la información, según recuerda la abogada experta en asuntos de menores, Mar Calvo. Esta niña, sostiene la letrada, queda estigmatizada para el futuro porque siempre será recordada e identificada por el hecho negativo que le ha ocurrido. El único mecanismo de reparación que existe hoy en día por las secuelas que le han quedado a la chica es el económico por daños y perjuicios morales.

Víctima de la Ley
 
Una vez acabado y hecho público su calvario, comienzan las preguntas de por qué se ha llegado a esta situación. No era la primera vez que se escapaba. Es más, en varias ocasiones había desaparecido aunque no por tanto tiempo. La Comunidad de Madrid ya había estudiado su caso con anterioridad pero consideró que estaba mejor con sus padres que tutelada. En su caso, los mecanismos legales no funcionaron. Fuentes del Defensor del Menor explican que el sistema educativo tiene ahí una labor esencial para informar y controlar el trastorno de comportamiento de los alumnos, el absentismo o el fracaso escolar con el objetivo de prevenir situaciones más conflictivas. Estos datos deben llegar a los asuntos sociales del ayuntamiento, que celebra comisiones de familia para estudiar estos casos. El problema es una carencia fuerte en la protección del menor, que no está debidamente recogida en la Ley 1/1996. Esta norma no está suficientemente desarrollada en cuanto a niños conflictivos.

Antes de que la chiquilla fuera localizada y conocer lo ocurrido, la Comunidad de Madrid decidió retirar la custodia a sus padres, que han aceptado la imposición. Una vez que salga del hospital, no podrá volver a su domicilio familiar. Estas mismas fuentes sostienen que se trata de una decisión muy meditada después de concluir que los padres son incapaces de controlar los comportamientos de la menor. Si volviera, existen altas opciones de que se escapara de nuevo por la inestabilidad emocional en la que se encuentra.

El objetivo es que vuelva con sus padres cuanto antes, pero primero deben recibir éstos los instrumentos necesarios para educar a su hija. En un principio, se barajará la opción de que sea acogida por algún miembro de su familia como abuelos o tíos. En el caso, que no se den los elementos necesarios para su convivencia en este entorno, será entregada a una familia de acogida. En último caso, será enviada a una institución especializada con tratamiento psicológico, un entorno en el que, según Calvo, deberá pelear por su propio espacio. Lo que es evidente, es que el daño es ya irreversible.  

#13
Ya... ya... los padres no son capaces de controlar a la niña, y los servicios de la Comunidad de Madrid, sí...
Hay que ser muy idiotas para creer semejante dislate... No sé cuánto les importa la menor a sus padres... pero sí sé que NADA, a los empleados/as de la Comunidad de Madrid...
Los políticos, en cuanto se dan cuenta de que hay un caso como éste, o parecido, que ha saltado a los medios, inmediatamente dicen que se ocuparán del asunto... asunto que nada les importa, pero puede dar buenos votos... Y gastan sumas considerables de dinero de impuestos para promocionarse electoralmente, utilizando como coartada casos como el presente...
Y la gente boba dice: &034;¿Ves: qué bien lo ha hecho?&034;.
Los padres, obviamente, no se deberían ir de rositas, pero los responsables de la Comunidad de Madrid nada harán contra ellos, porque exigir responsabilidades a los tutores de menores está muy mal visto socialmente, y puede restar muchos votos...
El 80% de quiénes tienen menores a su cargo, ni se preocupan de ellos a partir de los 10 años... y la tutela acaba cuando el menor cumple 18 años, ni un día antes.
Chicas de 14/15/16 años, de aquí para allá, durante la noche... En fin...
Ampliar comentario
#12
Pues, desde otro punto de vista, tampoco es una maravilla caer en las garras de la Comunidad de Madrid y su Instituto &034;del menor y la Familia&034;, vividores e incompetentes donde los haya, que lamentablemente tengo la desgracia de conocerles. El único sentido de las leyes en la materia es la justificación de un entramado de impresentables camuflados de &034;defensores de algo&034;, llevándose un pastón y siendo incapaces de solventar cualquier mínimo contratiempo.

Los delincuentes serán elevados a los altares. Al tiempo.

Aunque sea la menos culpable, la niña parece que era un poquito &034;rebelde&034;. Y mola un huevo fugarse de casa. Que todito son derechos y ninguna obligación.

¿El único honrado? El concejal suicida. Quien tal hace...
Ampliar comentario
#11
Efectivamente Sr. Cachon, estoy casi segura que en el pueblo se sabía lo que ocurría, pero era mejor mirar para otro lado. Cuando los he nombrado como lobos, me refería justamente a eso, lobos depredadores teniendo carnaza joven entre sus piernas. Es tan repugnante que resulta sumamente doloroso poder calificarlos.
La mayor tristeza de todo, es que, esos lobos saldrán prácticamente indemnes de la bien llamada Justicia/justa de nuestro país.
Ampliar comentario
#10
10 Totalmente de acuerdo con usted,si sale rebelde es dificil encauzarlo
Supongo que los lobos seran los que cayeron &034;encima&034; verdad?&039;
He leido que no estaba muy resarrollada para su edad,Cualquier bien nacido no paga y se acuesta con una &034;niña&034; si se la ofrecen,lo logico seria haberlo denunciado,aqui solo el policia municipal actuo correctamente, los pervertidos y cobardes de ese pueblo pagaran la multa y seguiran jugando al mus,
Ya se sabe si una adolescente se pinta como una zorra uno no puede contenerse
Les pasa hasta a escritores y tertulianos famosos, como no les va a pasar a los labriegos
Ampliar comentario
#9
9 Esa gentuza es extranjera rumana para mas señas,asi que es muy facil justificar sus actos,ya sabemos como son estos rumanos.Pero los que se &034;Acostaron&034; y &034;Pagaron&034; eran laboriosos agricultores españolescon sus familias hijas,nietas ,alguno de ellos hasta concejal
Ya ve estos joios rumanos estan pervirtiendo a nuestros honrados ciudadanos

PD Se han publicado fotos,casa,colegio etc de la &034;adolescente&034; [Algun forero se mosquea si la llamamos niña]que se j-d- por discola y rebelde ella se lo ha &034;buscado&034; segun parece
Pero no hemos visto ninguna foto de los &034;clientes&034; para no dañar a sus familias y entorno que ellos los pobres no querian
Ampliar comentario
#8
Cuando una adolescente te sale rebelde ya puede venir el lucero del alba que es dificilísimo sobrellevarlo. Hablo por experiencia propia. Llega un punto que no sabes qué hacer, cómo resolverlo cuando lo has probado todo, castigo, diálogo, paciencia, psicólogo. Estoy hablando de una familia normal, con respeto, formación, ética, bienestar, en fin una familia que solo desea que se le pasé pronto la llamada edad del pavo .

Sobre los lobos depravados que cayeron encima de ella, la más contundente de las condenas efectivas y rigurosas.

Ampliar comentario
#7
Esta historia es tremenda.

Ojala la justicia tome medidas inmediatas y del maximo rigor contra esta gente.

Se que parecere racista, pero.............asi no podemos continuar.

Esta gentuza tiene una educacion y unos valores de delincuentes y violadores con respecto a la mujer.

O se adaptan o expulsion.
Ampliar comentario
#6
Y el gitano-rumano en la carcel con calefacción[yo no me la puedo permitir] y manifiesta que quiere estudiar en España. En unos días, el único que va a quedar en la carcel es el policía que descubrió a la menor. El colmo. Merece la pena defender este sistema?.
Ampliar comentario
#5
&034;La Comunidad de Madrid se hace cargo de la NIÑA DE CATORCE AÑOS explotada sexualmente&034;. Sin ánimo de molestar a nadie: hasta dionde yo sé, la niñez termina con la pubertad, que en las mujeres acontece hacia los 12-13 años, y es seguida por la adolescencia .. así que si la chica tiene catorce años, es un poco difícil que siga siendo una niña. El caso es lo suficientemente dramático como para que sea necesario &034;sobreactuarlo&034; llamando &034;niña&034; a la que ya no lo es. Y sí, coincido con *3 en que el sistema ¿educativo? del que disfrutamos desde hace 30 años ha tenido mucho que ver en esta historia.
Ampliar comentario
#4
4 500
esa masa aforma ha existido siempre
yo me he criado en barcelona en los años 50 y en el barrio de las
putas
jamás,jamás tuve un problema de acoso sexual
esa masa amorfa que ha existido siempre,ahora tiene barra libre
y de eso tiene mucha culpa la ley
o los políticos que aprueban esas leyes,o de los jueces que no
hacen cumplir la ley
o sea entre unos y otros el menor desprotegido
impensable dejar a mi nietecita de 4 años jugando en la calle con
los niños del barrio,como yo hacía a su edad
la horita que la llevo al parque no le quito ojo de encima
Ampliar comentario
#3
Insisto:

La educación que los padres de éstas niñas hayan podido permitirse darle, no es justificación ni excusa para que una escoria humana [mejor dicho, antropomorfa] la haya tenido secuestrada y explotada sexualmente.
Ampliar comentario
#2
Este caso es muy extraño.

De todas formas, con la situacion actual, a una &034;niña&034; de esta edad, los padres no pueden hacer nada.

La le del menor la tendriamos que estudiar.

Aqui hay mas cosas de las que parecen.

Dice el relato que se fugo varias veces.

¿Conflictiva?


A veces, estas &034;niñas&034;, tienen ciertos problemas de autoridad, por decirlo suavemente.

No sigo, porque con lo que he escrito, me van a machacar.
Ampliar comentario
#1
¿&034;Víctima de la Ley&034;?

A ver, que el sectarismo y la permanente contemplación de todo en clave política y electoral y su rédito en esos ámbitos no nos distraiga.

Ésta niña de quien ha sido víctima es de unos desalmados sin el menor escrúpulo que en una total ausencia de la más elemental humanidad se han dispuesto a obtener beneficios económicos y sexuales de una criatura indefensa.
Ésto posiblemente y tristemente haya sido una de las conductas criminales más atroces que hayamos podido escuchar en éste 2010 [para mí al menos así ha sido]. Si no ponemos PRIMERO el foco ahí en lugar de ponerlo en otras cuestiones secundarias, nos estamos arriesgando a ver más aberraciones como ésta de aquí en adelante.

En lo primero que debemos pensar es en la dimensión de éste aberrante delito, y en castigar a las bestias que en él han participado como merecen...O nos estamos arriesgando a que la &034;caza&034; de menores a las puertas de los colegios se convierta en un lucrativo negocio más.
Ampliar comentario