no ha habido víctimas en ninguno de los sucesos

Europa, inquieta: dos atentados abortados en Frankfurt y Londres y un tiroteo en Berlín

Varios episodios, aparentemente sin relación entre sí, muestran hasta qué punto las autoridades trabajan con los nervios a flor de piel para prevenir nuevos atentados en suelo europeo

Foto: El detenido en Whitehall, custodiado por la policía. (Reuters)
El detenido en Whitehall, custodiado por la policía. (Reuters)

Tres incidentes, dos de ellos ocurridos casi de forma simultánea, han mostrado cómo la policía de media Europa tiene los nervios a flor de piel por la alerta antiterrorista, y por buenas razones: mientras agentes alemanes disparaban a la pierna de un individuo con presuntos problemas mentales para reducirle en un hospital de Berlín, equipos antiterroristas británicos han logrado impedir que otro hombre armado con dos cuchillos llevase a cabo un ataque frente al Parlamento británico. Policías alemanes han detenido también a otros dos sospechosos antes de que cometiesen un atentado de corte xenófobo en Bavaria. Y se han producido redadas en 16 viviendas en Alemania, Francia y Austria, según informa la BBC. A priori, estos sucesos no tienen relación entre sí, pero dan cuenta de la intensidad con la que las fuerzas de seguridad trabajan estos días para prevenir nuevos atentados en suelo europeo.

En Berlín, el tiroteo ha tenido lugar en el distrito de Kreuzberg. La policía ha acordonado el hospital, y ha confirmado que fueron sus agentes quienes dispararon sus armas para reducir a un sospechoso que les había amenazado con un arma. Ante la negativa del hombre a dejar su pistola, abrieron fuego, dándole en la pierna.

Por su parte, un soldado alemán de 28 años que se había hecho pasar por un refugiado sirio fue detenido ayer junto a un cómplice, un estudiante de 22 años, por planear un atentado de corte ultraderechista. La Fiscalía de Frankfurt ha dicho que el joven había sido detenido el pasado febrero por la policía austriaca mientras intentaba recuperar una pistola que había ocultado en un retrete del aeropuerto de Viena. Ante la imposibilidad de probar ningún delito serio, fue puesto en libertad, pero los agentes descubrieron posteriormente que el sospechoso se había registrado como solicitante de asilo en un centro en Alemania en diciembre de 2015, y que después había pedido asilo político en Bavaria de forma oficial, lo que despertó las sospechas de los investigadores.

“Estos hallazgos, y las indicaciones que apuntan a un perfil xenófobo de este soldado de la Bundewsehr [el ejército alemán] sugieren que el acusado planeaba un crimen serio que pondría en riesgo la seguridad del estado con el arma que había depositado anteriormente en el aeropuerto de Viena”, ha declarado la Fiscalía en un comunicado. El origen del arma es desconocido, pero no proviene de los arsenales del ejército. El soldado es un teniente destinado normalmente en una base cerca de Estrasburgo.

Policías detienen al presunto terrorista tras el incidente en Londres. (EFE)
Policías detienen al presunto terrorista tras el incidente en Londres. (EFE)

Aún más grave ha sido el incidente de Londres, ocurrido una hora antes, donde la policía abordó y registró al hombre como "parte de una operación en curso" y le detuvo tras hallar que portaba dos cuchillos. Se le acusa de posesión de armas y sospecha de "comisión, preparación e instigación de actos terroristas". La detención se produjo tras una operación de inteligencia policial que había identificado al individuo como motivo de preocupación para los investigadores antiterroristas.

Scotland Yard subrayó que "no existe un riesgo inmediato conocido" en relación al incidente, ni se han registrado heridos relacionados con el suceso, aunque subrayó que agentes de la unidad antiterrorista del cuerpo "continúan la investigación". La detención se ha producido cerca del lugar donde el 22 de marzo cinco personas murieron en un ataque terrorista en el que un hombre arrolló con su vehículo a los viandantes en el puente de Westminster y acuchilló después a uno de los policías que custodiaba la entrada al Parlamento.

La primera ministra británica Theresa May ha dicho: "Creo que esto muestra que nuestra policía y nuestros servicios de inteligencia y seguridad están en alerta, como siempre, tratando de mantenernos seguros y a salvo".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios