TRUMP tiene el enemigo en casa

¿Qué pasará ahora con el Obamacare?

Acabar con el Obamacare ha sido una de las grandes obsesiones republicanas, pero los conservadores están muy lejos de alcanzar un acuerdo sobre cómo plantear una alternativa

Foto: El presidente Trump habla con periodistas en el Despacho Oval tras la retirada de su propuesta sanitaria. (Reuters).
El presidente Trump habla con periodistas en el Despacho Oval tras la retirada de su propuesta sanitaria. (Reuters).

"Obamacare es la ley vigente y seguirá siendo la ley vigente hasta que sea reemplazada". Así asumía Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, el estrepitoso fracaso en el intento de la Administración Trump de acabar con la ley sanitaria de su predecesor. Hasta 40 congresistas republicanos estaban dispuestos a votar en contra de la reforma, lo que obligó al presidente a cancelar ayer la votación y retirar definitivamente el texto, la gran promesa de su campaña. Ryan aseguró que este "no es el final de la historia", pero sin un 'Plan B' ni una estrategia cohesionada en el Partido Republicano, nada indica que el Obamacare vaya a ser desmantelado en un futuro próximo.

Para Trump, quien dice estar "abierto" a una nueva negociación sobre el sistema sanitario, su primer gran fracaso legislativo es una 'oportunidad': "Acabaremos teniendo una gran ley de salud después de que el Obamacare explote". El presidente pronostica que dicha "explosión" ocurrirá en 2017 y que obligará a la oposición demócrata a colaborar en la reforma del sistema de salud. Para Trump, los "culpables" de su derrota son el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, y la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Ni una mención al hecho de que su partido controla ambas cámaras del Congreso y que la Cámara Baja sólo necesitaba 216 votos para aprobar su reforma, conocida como “American Health Care Act” (AHCA).

El enemigo, sin embargo, lo tiene en casa. Los extremos ideológicos de la bancada republicana sumaban cerca de cuarenta votos en contra del texto. Para los moderados, es inaceptable que la reforma de Trump obligue a prescindir de cobertura médica a más de 24 millones de estadounidenses en la próxima década -la ley de Obama dotó de cobertura a más de 20 millones en siete años-. Mientras, los radicales del ultraconservador Caucus de la Libertad, que consideran la AHCA insuficiente, exigen a Trump que retire la obligatoriedad de las coberturas sobre los "beneficios esenciales", que cubren la asistencia en urgencias o los cuidados por maternidad.

Las concesiones de última hora del presidente, como eliminar durante un año los fondos para “Planned Parenthood”, que ofrece servicios de aborto y de salud preventiva a millones de mujeres de bajos recursos, tampoco bastaron para convencerles.

Acabar con el Obamacare ha sido una de las grandes obsesiones republicanas en los últimos años, pero los conservadores están aún muy lejos de alcanzar un acuerdo sobre cómo plantear una alternativa. La revuelta de sus "amigos del Congreso" -como los define el presidente- evidencia las dificultades que tendrá que sortear el multimillonario para sacar adelante su agenda política a pesar de la abrumadora mayoría republicana.

Aunque Trump intente responsabilizar a los demócratas de su fracaso, es su Administración la que deberá decidir si los 20 millones de personas que han obtenido una cobertura médica bajo la reforma de 2010 seguirán ahora asegurados. Ayer, cuando Paul Ryan reconocía que "el revés" sufrido por la falta de consenso entre su grupo, aseguró que este "no es el final de la historia" y prometió seguir trabajando para "mejorar la vida de la gente" y derogar y sustituir el sistema actual, aunque el Trump amenazó el jueves con dejarlo en pie si su proyecto fracasaba.

Durante la campaña, el presidente prometió que eliminaría el Obamacare en sus primeros 100 días en el poder. La Casa Blanca nunca ofreció un 'Plan B' porque estaba segura de que lograría la aprobación de la AHCA. Ahora con su propuesta de reforma en el cajón, Trump asegura que se concentrará en su próxima prioridad, una reforma tributaria.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios