DETENIDO POR LA POLICÍA acusado de corrupción

Lula da Silva abandona la comisaría tras declarar por el caso Petrobras

La Policía Federal brasileña ha detenido al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por presunto lavado de dinero y corrupción dentro de la investigación por el caso Petrobras
Foto: Una manifestante con un muñeco que representa a Lula da Silva durante una protesta a favor del 'impeachment' de Dilma Rousseff, en Brasilia (Reuters).
Una manifestante con un muñeco que representa a Lula da Silva durante una protesta a favor del 'impeachment' de Dilma Rousseff, en Brasilia (Reuters).

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha abandonado la comisaría de la Policía Federal a la que fue conducido este viernes a declarar, tras un interrogatorio que se prolongó por más de tres horas ante los responsables por la investigación del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras. Lula, que había sido llevado a la comisaría de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo a las 8.00 hora local (11.00 GMT), salió de la terminal hacia las 11.30 (14.30 GMT) en un coche particular y se dirigió a la sede de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en el centro de la mayor ciudad brasileña.

La Policía Federal detuvo a Luiz Inácio Lula da Silva por presunto "lavado de dinero" y "corrupción" dentro de la investigación por el caso Petrobras. Esta mañana, los agentes allanaron el domicilio particular del exmandatario y la casa de uno de sus hijos (Fábio Luíz Lula da Silva) y otras residencias cuya propiedad se atribuye a la familia. La operación, bautizada como 'Lava Jato', se enmarca en las investigaciones de corrupción en la estatal Petrobras y fue ordenada por el juez federal Sergio Moro, que está a cargo de las averiguaciones sobre una red que se apropió ilegalmente de unos 2.000 millones de dólares de las arcas de la petrolera.

Según medios brasileños, los agentes llegaron hacia las 6.00 de la mañana a la residencia de Lula en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, y se llevaron al exmandatario, que reaccionó con tranquilidad al informarle de que era objeto de una orden de traslado coercitivo para prestar declaración. De acuerdo con la agencia Reuters, la Policía Federal ha indicado que hay pruebas que demuestran que Lula se benefició de la trama de sobornos en Petrobras mediante reformas en residencias vacacionales. Asimismo, ha asegurado que hay pruebas de delitos en la financiación de las campañas y los gastos del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula y la actual presidenta, Dilma Rousseff.

En la operación también han sido allanadas la sede del Instituto Lula, que dirige el expresidente; una finca de la localidad paulista de Atibaia y un apartamento en el balneario de Guarujá, entre otros lugares. En esos dos últimos casos, las autoridades sospechan que esas propiedades pertenecen en realidad a Lula, aunque figuran a nombre de otras personas allegadas al exmandatario.

Este mismo jueves un delator del caso Petrobras aseguró que Lula 'ordenó' sobornar a algunos de los detenidos a cambio de su silencioFuentes policiales confirman que también ha sido allanada la residencia en Sao Paulo de uno de los hijos de Lula, que está bajo sospecha de haber incurrido en algunas prácticas corruptas junto con su padre. Las autoridades judiciales, que investigan a Lula por sospechas de "ocultación de patrimonio" y "lavado de dinero", han manifestado que hoy mismo ofrecerán detalles sobre la operación en torno al expresidente y su familia en una rueda de prensa.

Este mismo jueves, la situación se Lula pareció agravarse, cuando fue difundida la declaración de un delator del caso Petrobras, el cual aseguró que el exmandatario "ordenó" sobornar a algunos de los detenidos a cambio de su silencio y de que no colaborasen con la justicia. De acuerdo con la Policía Federal, Lula está obligado a colaborar y ofrecer información en esta nueva fase de la 'Operación Lava Jato', que ha salpicado a las principales empresas y a destacados políticos del país.

La Policía brasileña allana la casa de Lula y otras propiedades de su familia (Efe).
La Policía brasileña allana la casa de Lula y otras propiedades de su familia (Efe).

De acuerdo con la Policía Federal, en esta nueva fase de la 'Operación Lava Jato' -la 24-, se han emitido un total de 44 órdenes judiciales, 33 de ellas de búsqueda y captura y otras once de traslado coercitivo, es decir, la persona debe ser trasladada a comisaría para prestar declaración y posteriormente es liberada. Una de estas órdenes de traslado coercitivo ha sido dictada contra Lula pero, según informa 'Folha', el expresidente no será interrogado en Sao Paulo. Sus abogados habían presentado un 'habeas corpus' para evitar que fuera interrogado pero éste es válido solo para Sao Paulo y no para Curitiba, donde tiene su despacho el juez federal Sergio Moro al frente de la investigación.

Según 'Folha', también se están llevando a cabo registros en Guarujá, donde el expresidente tiene su 'tríplex' -uno de los bienes sospechosos en la trama de corrupción-, así como en la sede de la constructora Odebrecht. Igualmente también ha habido órdenes de registro en Rio de Janeiro, Bahia y Salvador.

La nueva fase se produce después de que ayer se conociera que el senador oficialista Delcidio Amaral habría llegado a un acuerdo con la Fiscalía para implicar a Rousseff y Lula en la trama corrupta de Petrobras. Posteriormente, su equipo legal desmintió dicho acuerdo, adelantado por la revista 'IstoÉ'.

El también bautizado como ‘caso Petrolão’ está hundiendo, lenta e inexorablemente, la principal empresa del país, Petrobras, con 87.000 empleados y una producción diaria de cerca de dos millones y medio de barriles de crudo. La operación, que arrancó en una gasolinera –de ahí el nombre–, investiga un esquema de lavado y desvío de dinero en esta empresa pública, responsable del 35% de las inversiones en Brasil.

En esta telenovela petrolífera no falta ningún ingrediente: desde sobornos sobre las obras públicas licitadas a empresas privadas (es decir, un 3% de los miles de millones invertidos por el Gobierno acababa en los bolsillos de varios políticos) hasta blanqueo de dinero a través de negocios como gasolineras, lavanderías y hoteles; también un cambista que sacaba las divisas fuera de Brasil utilizando empresas fantasma (y que además se paseaba en su yate junto a políticos influyentes), la compra de una refinería hipervalorada en Pasadena, Texas, con el pago en B de 1,5 millones de reales (casi cinco millones de euros) para el exdirectivo de turno, o propinas en negro de hasta 800.000 reales (253.000 euros) al PT, el Partido de los Trabajadores, del que tanto Lula da Silva como Dilma Rousseff son las cabezas visibles.

 

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Genius - Official Trailer #1 [HD] - Subtitulado por Cinescondite
El Editor De Libros | Trailer Subtitulado Español HD
Dzanan Musa showing his talent (Cedevita - Olimpija Ljubljana, 3.12.2016)

ºC

ºC