PARA FINANCIAR SERVICIOS PÚBLICOS Y RENTA BÁSICA

Podemos pide recaudar 3.200 millones más vía impuestos en la moción contra Cifuentes

La iniciativa precisa los votos del PSOE y al menos el apoyo de un diputado de Ciudadanos, pero ambas fuerzas ya han adelantado que votarán en contra

Foto: La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz Huerta, y el diputado Ramón Espinar, momentos antes de registrar en la Asamblea de Madrid una moción de censura contra la presidenta regional, Cristina Cifuentes. (EFE)
La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz Huerta, y el diputado Ramón Espinar, momentos antes de registrar en la Asamblea de Madrid una moción de censura contra la presidenta regional, Cristina Cifuentes. (EFE)

Un total de 3.200 millones más de recaudación fiscal en la Comunidad de Madrid. Esta es la cantidad con la que Podemos pretende financiar el aumento del gasto de servicios públicos y la renta básica de inserción, según recoge la memoria económica incluida en el programa que la formación defenderá en su moción de censura contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Ingresos en su mayor parte derivados de la eliminación de beneficios fiscales, recuperación de impuestos suprimidos y creación de otros nuevos con los que ya cuentan otras comunidades autónomas, como aquellos sobre la contaminación atmosférica, las bolsas de plástico de un solo uso o sobre actividades de alto riesgo ambiental.

La moción de censura contra la presidenta regional del PP, que se debatirá el próximo 8 de junio, no cuenta con los apoyos suficientes para salir adelante. La iniciativa precisa tanto los votos del PSOE como de Ciudadanos —al menos de un diputado de la formación naranja, que mantiene un pacto de investidura con los populares— y ambas fuerzas ya han adelantado que votarán en contra. Sin embargo, con su debate, Podemos tratará de visibilizar sus propuestas, generar un clima “de cambio” y presentarse como alternativa.

El programa alternativo que defenderán la portavoz y candidata a la presidencia, Lorena Ruiz Huerta, así como el diputado y líder de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, apuesta por revertir las tres rebajas aprobadas por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en la escala autonómica del IRPF, “que benefician a las rentas más altas y que han hecho que en nuestra comunidad sea donde el IRPF es más bajo, dentro de las de régimen común”. El impuesto de sucesiones y donaciones también se pretende recuperar de forma fiscalmente progresiva, así como armonizar el impuesto de transmisiones patrimoniales al nivel promedio del resto de comunidades.

En el capítulo de bonificaciones, Podemos defiende anular la del 95% correspondiente al impuesto de adquisición de inmuebles para uso industrial y la del 100% en el impuesto de patrimonio para los capitales superiores a 400.000 euros. Según los datos aportados por la formación, “en la Comunidad de Madrid hay 13.498 personas empadronadas que tienen un patrimonio superior al millón y medio de euros y que cada año se ahorran 658 millones de euros en impuestos gracias a esta política fiscal regresiva”. Por otra parte, añaden, el sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, cifra en 600.000 euros anuales que dejarían de aportar a las arcas públicas los madrileños con un patrimonio superior a 30 millones de euros.

La creación de una tasa turística —impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos—, un impuesto sobre el daño medioambiental causado por las grandes áreas de venta, con hecho imponible medido en volumen de envases y embalajes generados por unidad de tiempo, ya existente en Aragón, u otro sobre el depósito de residuos también son medidas fiscales que recoge el documento.

La progresividad fiscal es otra de las máximas plasmadas en el documento programático. De este modo, reclaman que las rebajas fiscales para familias numerosas y jóvenes en materia de vivienda en el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, así como en el IRPF, se otorguen teniendo en cuenta la renta de los solicitantes, “ya que tal y como se desarrolla actualmente, sin tener en cuenta la renta, hace que resulte regresiva”.

Para Podemos, la política presupuestaria de Cristina Cifuentes "tiene como eje central el uso de bajadas de impuestos publicitarias e ideológicas que, 'a posteriori', generan auténticos agujeros en la recaudación pública". Según argumentan, "esta obcecación política de Cifuentes de poder venderse como la gran bajadora de impuestos se rellena con préstamos a medio y largo plazo con entidades bancarias que pagaremos todos los madrileños". Frente a este discurso, se concluye en el texto, "la realidad es que el Gobierno de Cifuentes practica una forma diferida de subidas de impuestos de la que se benefician los muy, muy ricos, los bancos y aquellos que participan de la riqueza financiera, una minoría de los habitantes de la Comunidad de Madrid".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios