ASÍ LO CONFIRMA Convicencia Cívica Catalana

La 'escabechina' de los castellanohablantes en Cataluña: el doble de fracaso escolar

Según confirma el último estudio de Convicencia Cívica Catalana sobre el informe PISA, en Cataluña los estudiantes que hablan castellano sufren graves problemas de adaptación

Foto:

La última edición del informe PISA (Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos) de la OCDE, deja una importante y preocupante lectura con respecto a Cataluña: los alumnos castellanohablantes rinden peor, repiten más cursos y se sienten menos integrados que los catalanohablantes en las escuelas, siendo su tasa de fracaso escolar el doble, según los datos que se desprenden del estudio realizado por Convivencia Cívica Catalana.

Según este informe, la "inmersión lingüística" es la que da lugar a unos resultados tan desastrosos entre los castellanohablantes, que no encontrarían su espacio en la escuela en la que se fomenta el aprendizaje en lengua catalana. Esta situación provocaría que aquellos estudiantes que utilizan el catalán de manera habitual tengan una importante ventaja sobre el resto de alumnos, que no tienen posibilidad de aprender en su lengua propia.

Este hecho provoca que, así, los castellanohablantes no solo deban asimilar las materias que enseñan en las escuelas, sino que además lo deban hacer en una lengua oficial que no es la suya, lo que implica mayores dificultades en el aprendizaje. Los resultados son realmente impactantes: un 20,3% no superó el nivel mínimo de PISA en matemáticas, un 18,3% en lectura y un 18% en ciencias, niveles muy superiores a los de los catalanohablantes.

Esta situación se constata en todas las materias evaluadas, en todas las edades de aprendizaje y en ambos sexos, una situación preocupante. Especialmente si se compara con los datos de los catalanohablantes, muy inferiores: un 10,1% de fracaso en matemáticas, un 8,2% en lectura y un 8,1% en ciencias. Convivencia Cívica Catalana considera que el sistema educativo catalán está creando una "importante fractura y desigualdad" entre estudiantes.

De igual manera, Cataluña es la comunidad autónoma de España en que los alumnos castellanohablantes se sienten menos integrados, pues un 21,3% de los estudiantes confirma sentirse desplazado en el entorno escolar, lo que provoca que uno de cada tres haya cambiado, al menos, una vez de centro educativo en su vida. Convivencia Cívica Catalana asegura que el estudiante castellanohablante está sufriendo "una escabechina" en Cataluña.

En lo que a cursos repetidos se refiere, el alumno castellanohablante vuelve a ser el más perjudicado: un 72,5% de los alumnos que han repetido solo un curso tiene el castellano como lengua materna, un porcentaje que sube hasta el 89,6% en el caso de aquellos que han repetido al menos dos cursos. El informe PISA confirma que aquellos estudiantes que no son catalanohablantes tienen graves problemas de aprendizaje y adaptación en Cataluña.

El estudio también constata que los estudiantes castellanohablantes en Cataluña muestran un fracaso un 50% superior al de los castellanohablantes en Navarra, Aragón o Madrid, autonomías con similar nivel de desarrollo que la catalana donde tienen la posibilidad de estudiar en su lengua materna. Convivencia Cívica Catalana entiende que la inmersión lingüística "no es ajena" a los malos resultados de los castellanohablantes en Cataluña.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios