LOS ANTICAPITALISTAS LE PEDIRÁN LUEGO OTRAS DESTITUCIONES

La CUP acorrala a Puigdemont: o destituye a Jané o ni siquiera negocia sus presupuestos

“Si no se destituye al consejero, no permitiremos ni que los diputados sigan negociando los presupuestos. Primero, la cabeza de Jané"

Foto: El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont (d) y el vicepresidente, Oriol Junqueras (i). (EFE)
El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont (d) y el vicepresidente, Oriol Junqueras (i). (EFE)

Pasado el día crucial de la declaración de Carme Forcadell, en el que todos los sectores independentistas se dieron una tregua para apoyar a la presidenta del Parlamento catalán ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), vuelven las turbulencias al universo soberanista. Tanto la CUP como Junts pel Sí (JxS), el Gobierno catalán, las entidades cívicas que apoyan el 'procés' (Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, la Asociación de Municipios por la Independencia y la Asociación Catalana de Municipios) pactaron una jornada de receso en el duro pulso que mantienen para marcar el ritmo del ‘procés’.

Porque la última semana fue pródiga en desencuentros entre la CUP y el Gobierno catalán debido a las detenciones de cinco activistas de la CUP por parte de los Mossos d’Esquadra, después de haber sido identificados como los autores de la quema de banderas y de fotos de Felipe VI, sentaron a cuerno quemado a los antisistema.

La CUP quiere que el Gobierno catalán haga cuanto antes un gesto de reconciliación que pasaría por la destitución del consejero de Interior, Jordi Jané. “Si no se destituye al consejero, no permitiremos ni que los diputados sigan negociando los presupuestos. Primero, la cabeza de Jané y, a partir de aquí, nos sentaremos a negociar”, señala una fuente interna de la CUP a El Confidencial. La pelota, aseguran, está en el tejado de JxS.

“Que sepan que no es que cambiemos cromos, sino que para seguir negociando, como acto de buena voluntad, pedimos la cabeza de Jané. Esa es la condición indispensable sOlo pasa seguir negociando los presupuestos. Luego, vendrán más peticiones, porque la intención es exigir también la depuración de responsabilidades de cargos intermedios en Interior”, añaden las fuentes. En el caso de que se intente votar los presupuestos sin haber obtenido primero alguna evidencia palpable de la ‘buena voluntad’ del Gobierno, los cuadros de la CUP están dispuestos a “reventar la votación” de aprobación de las cuentas del 2017.

La diputada de la CUP Mireia Vehí acusa a Jané de 'liderar LA persecución' de militantes de la izquierda independentista'. (EFE)
La diputada de la CUP Mireia Vehí acusa a Jané de 'liderar LA persecución' de militantes de la izquierda independentista'. (EFE)


Algunos sectores, no obstante, son más proclives a flexibilizar los posicionamientos. “Hay gente que es de la opinión de que si se cesa al consejero, se podría explicar mucho mejor a la militancia por qué se aprueban los presupuestos, pero no es una opción aceptada por los distintos partidos que conforman la CUP”, explican las fuentes internas.

La estrategia de Barcelona

La estrategia navideña de los anticapitalistas está marcada por la ciudad de Barcelona. Y es que dos de los activistas detenidos son de esta ciudad, mientras que otro también estaba afiliado en ella pero ahora vive en Mataró, y un cuarto detenido es de Santa Coloma, localidad cercana a la capital, aunque todavía mantiene muchos amigos dentro de Barcelona. De ese modo, las primeras reacciones a las detenciones vinieron de la CUP de esta ciudad. “Los diputados salieron a dar una rueda de prensa rompiendo las fotografías del Rey porque primero lo habían hecho los dirigentes de Barcelona ciudad”, resaltan las fuentes.

La ‘revuelta’ fue inmediatamente apoyada por Tarragona, la comarca del Baix Llobregat o el núcleo duro de la CUP articulado en torno al grupo de Endavant. Este fin de semana habrá una reunión del consejo político junto al grupo de acción parlamentaria para abordar el tema. Y decidirán si han de convocar un nuevo consejo o una asamblea para decidir finalmente qué hacer.

El conseller de Interior, Jordi Jané. (EFE)
El conseller de Interior, Jordi Jané. (EFE)

“Lo que ha dolido es que la investigación de la quema de banderas del 11 de septiembre partiese de los propios Mossos d’Esquadra, es decir, de la consejería de Interior. No es que se pidiese desde Madrid o desde alguna instancia judicial, sino que fue por su libre albedrío. Eso se evidencia en que hacen un primer informe el 12 de septiembre y luego una ampliación el día 14. Por eso, decidimos filtrar el expediente completo, para que se vea que no fue una orden de un tribunal, sino una decisión política de la propia consejería de Interior”, explican las fuentes a este diario. Y de ahí que el caballo de batalla en este enfrentamiento sea, precisamente, el consejero. “De hecho, si Convergència quiere presupuestos, como mínimo ha de entregar antes la cabeza de Jané, pero no será lo único que pediremos”, advierten las fuentes.

El ‘procés’ catalán, pues, entra en un periodo crítico en el que se verán las caras las dos almas que anidan en él. Por un lado, el alma de la CUP, que ha tirado del carro de la independencia hasta ahora, arrastrando a ERC y a la antigua Convergència (agrupados parlamentariamente en Junts pel Sí) a su terreno. De ahí que impusiese a los dos grandes partidos soberanistas sus tesis y su hoja de ruta, obligando a introducir un elemento central distorsionador: la celebración de un referéndum unilateral en septiembre del 2017. La CUP es el alma de la calle, la que controla las manifestaciones y la que escenifica la confrontación con el Estado. Para secundar sus tesis, además, sabe que es absolutamente necesaria una condición: desobedecer las leyes españolas. Y esas son las tesis que trata de imponer.

Pero también hay otra alma del independentismo: la que abomina de las escenificaciones de la CUP y que prefiere llegar a la consulta de manera pactada y no mediante un choque de trenes. En el medio están las instituciones, que reciben todas las andanadas. El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha de hacer equilibrios para contentar a las dos partes. Pero no le será nada fácil.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios