el juez embarga los coches de imputados en lezo

La Guardia Civil se queda con el Smart de González y el BMW de su mujer

El instructor del caso Lezo embarga los coches de los imputados y asigna su uso a los investigadores de la Guardia Civil para paliar su falta de recursos

Foto: Ignacio González y Lourdes Cavero, en una imagen de archivo. (Gtres)
Ignacio González y Lourdes Cavero, en una imagen de archivo. (Gtres)

El juez Eloy Velasco ha acordado el embargo preventivo de varios de los vehículos de los principales investigados en la operación Lezo. Según consta en un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el instructor de la causa ha decidido que los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil puedan emplear esos coches en nuevas pesquisas para tratar de paliar su falta de medios. Entre los afectados por la medida se encuentra el presunto cabecilla de la trama, Ignacio González, así como su mujer, Lourdes Cavero.

En concreto, el juez asigna a la Guardia Civil el uso de un vehículo Smart modelo Fortwo Coupé propiedad del expresidente de la Comunidad de Madrid y de un BMW modelo 330D que conducía hasta ahora su esposa. Por su parte, el hermano del exdirigente del PP, el también imputado en Lezo Pablo González, pierde el disfrute de tres automóviles: un Audi A1 Sportback, un BMW 120D y un BMW 320D.

El presunto testaferro de González, Edmundo Rodríguez Sobrino, también se ha visto afectado por esta medida del juez. Pierde un Smart modelo Fortwo Coupé, el mismo modelo que usaba el expresidente madrileño. Además, Velasco traspasa a la Guardia Civil el uso de tres coches que estaban a nombre de una de sus mercantiles, Rodríguez Sobrino Abogados Asociados SL: un Mini Cooper D Automático, un BMW 320 A Cabrio y un Audi Q5. Asimismo, su hija Patricia Rodríguez también dejará de poder utilizar su coche, un Mazda CX-5.

Completan la lista automóviles de otros investigados, como un Ford Mondeo, tres Mini, un BMW X5, un Audi A3, un Volkswagen Polo, un Lexus GS F y otro Smart Fortwo Coupé.

El juez considera que embargar estos coches a los presuntos implicados en la operación Lezo "supone un éxito al privar al mundo criminal de un medio esencial para llevar a cabo su actividad delictiva". Además, el instructor defiende que su cesión a la UCO para que pueda emplearlos en sus investigaciones permite mejorar la "operatividad" de esta unidad policial, "dada la escasa renovación que de los vehículos del parque se ha producido en los últimos años" y que los coches que tienen que utilizar sus agentes sufren habitualmente "un exceso de kilómetros" y una "merma en su fiabilidad".

Por estos motivos, Velasco considera "imprescindible, necesaria y urgente la incorporación de nuevos vehículos para el mantenimiento de capacidades operativas en la persecución e investigación del delito, en condiciones seguras para los miembros de las Unidades de Investigación de la Guardia Civil". La decisión puede ser recurrida por los afectados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios