CONFERENCIA INTERNACIONAL EN MADRID

Podemos prepara una cumbre europea para abanderar la lucha contra la ultraderecha

Iglesias reunirá en Madrid, a finales de abril, a representantes de diferentes partidos europeos para trazar una hoja de ruta conjunta con el objetivo de combatir la xenofobia en la UE

Foto: La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, durante una sesión en el Parlamento Europeo. (EFE)
La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, durante una sesión en el Parlamento Europeo. (EFE)

Wilders, Le Pen, Hofer… la extrema derecha se extiende por el corazón de la UE y Podemos quiere organizar un cortafuegos paneuropeo. Con la idea de “construir puentes en lugar de muros”, la formación está impulsando una conferencia internacional con actores políticos de diferentes sensibilidades, pero unidos bajo la premisa común de organizar la lucha contra el auge de los populismos xenófobos en Europa. Se celebrará en Madrid y la fecha todavía está por fijar, pero se pretende realizar a finales de abril, coincidiendo con el periodo electoral francés, entre la primera y la segunda vuelta de los comicios de un país en el que la ultraderechista Marine Le Pen lidera todos los sondeos.

La propuesta lanzada por el sector anticapitalista fue aprobada en la asamblea de Vistalegre II. Desde la secretaría para Europa que dirige el eurodiputado Miguel Urbán se ha asumido este “mandato” de las bases y se trabaja ya en la organización de un encuentro con el que se pretende sentar las bases para diseñar una estrategia conjunta a medio plazo. Tendrá un carácter propositivo, explican los organizadores, girando así hacia posiciones más inclusivas y no solamente resistencialistas, a las que remitiría la idea original de una “conferencia internacional antifascista”. Además del mandato de las bases, partidos progresistas europeos habrían reclamado a Podemos que asumiese este liderazgo, al ser una de las fuerzas con mejores perspectivas electorales.

No se reniega del antifascismo, cuyos principales herederos serían las fuerzas del cambio integradas en Unidos Podemos, pero sí se busca crear un bloque amplio en el que se sientan representadas las diferentes identidades que plantan cara en sus respectivos países al auge de la ultraderecha. Salir con una agenda a corto y medio plazo, marcar objetivos comunes y poner en valor el proyecto europeo, “con una autocrítica que no se está realizando desde las instituciones”, son algunos de sus retos.

Varoufakis (i) y Urbán durante un acto del 'Plan B Europa' en Madrid. (EFE)
Varoufakis (i) y Urbán durante un acto del 'Plan B Europa' en Madrid. (EFE)


Se trata de un primer encuentro del que debe salir una agenda más ambiciosa, con la aspiración de articular una respuesta antifascista a nivel Europeo, tendiendo puentes con el denominado 'Plan B Europa' que lanzó el exministro de Economía de Grecia, Yanis Varoufakis. Esta última iniciativa, que en su presentación en Madrid ya tuvo como padrinos a Miguel Urbán o al concejal de Economía del Gobierno de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato, busca “construir un espacio de convergencia europeo contra la austeridad y para la construcción de una verdadera democracia”.

La voluntad pasa por “compatibilizar” hojas de ruta, coordinando ambas iniciativas. La de Podemos tiene un carácter más institucional y el Plan B prioriza el movimiento y la autoorganización en los distintos territorios. Con todo, hay una línea común de trabajo, pues como se defiende desde el proyecto que impulsó Varoufakis, “la desintegración de la Unión Europea va a provocar un derrumbe que va a recordar de forma terrible a lo que ocurrió en los años 30 con la llegada de los nazis al poder”, por lo que demandan una “democratización radical”.

Miguel Urbán: “El ascenso electoral del islamófobo Geert Wilders del Partido de la Libertad no se ha frenado, todo lo contrario”

A finales de este mes está previsto lanzar un manifiesto que condense las ideas fuerza y objetivos concretos de esta conferencia internacional. Urbán apuntaba ya esta semana en un artículo de opinión publicado en 'El Huffintong Post' a propósito de los resultados en las elecciones holandesas que, a pesar de la derrota de la ultraderecha, “el ascenso electoral del islamófobo Geert Wilders del Partido de la Libertad no se ha frenado, todo lo contrario”. Los resultados reflejan para el europarlamentario “el auge global de los movimientos 'antiestablishment' de extrema derecha”, así como una tendencia europea por el que “las posiciones identitarias, excluyentes y punitivas se hayan trasladado desde la marginalidad hasta el mismo centro de la arena política, condicionando hoy buena parte del debate público”.

Urbán planteaba como conclusión la necesidad de “tomar partido e impedir no solo que la extrema derecha gane elecciones, sino sobre todo, que sus ideas y propuestas no se apliquen de forma interpuesta por los partidos de la gran coalición que sí gobernaran Holanda y que sí gobiernan Europa”. En su último ensayo 'Disparen a los refuguiados' (Icaria) escrito junto al economista Gonzalo Donaire, ya alertaba sobre la “lepenización de los espíritus” y planteaban como alternativa urgente “mover ficha también en Europa” prestando batalla tanto contra el neoliberalismo como contra la xenofobia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios