el robo dura minutos

Vuelven los 'surferos' de carretera: violentos atracadores de camiones en marcha

La Guardia Civil detecta, tras dos años desaparecidos, la presencia de nuevas tramas de asaltantes nocturnos de mercancías en vías interurbanas y en plena circulación

Foto: Imagen del Megatruck, el camión más grande de España. (EFE)
Imagen del Megatruck, el camión más grande de España. (EFE)

La Guardia Civil ha detectado el regreso de una amenaza que llevaba más de dos años sin manifestarse en España. La Jefatura de Policía Judicial del instituto armado, después de analizar datos de diferentes investigaciones puestas en marcha por otras unidades del cuerpo y cruzarlas con informaciones aportadas por el sector del transporte, ha concluido que en lo que va de 2016 han vuelto a actuar diferentes tramas -al menos un grupo organizado- de 'surferos' de carretera, término con el que se conoce a las violentas bandas de atracadores de camiones en marcha.

Todas ellas utilizan el mismo 'modus operandi'. En concreto, los criminales suelen abordar a sus víctimas de noche, en carreteras secundarias en las que además se pueda mantener con facilidad la misma velocidad de crucero. Planifican su atraco con mucho detalle: espían a los empleados de la empresa de transporte o sobornan o amenazan a alguno para que les cuente las rutas y los horarios de los camiones. Eligen sus objetivos con mucha idea: estudian el tipo de mercancía, el valor de la carga, si es fácil de robar y de sacar posteriormente al mercado ilícito.

Tras seleccionar a sus futuras víctimas, llevan a cabo una labor de vigilancia previa: estudian las rutas, el tipo de mercancía, las medidas de seguridad que tienen los camiones (cámaras, vigilantes, alarmas...). Una vez conocido el plan de viaje, eligen el lugar más adecuado para efectuar el ataque y lo ejecutan.

Un agente de la Guardia Civil, en una carretera. (EFE)
Un agente de la Guardia Civil, en una carretera. (EFE)

Suelen colocar una furgoneta detrás del camión, en el ángulo muerto, con las luces apagadas. Otro vehículo de los criminales se sitúa delante del objetivo con el fin de lograr una velocidad adecuada y constante, al tiempo que sirve de distracción para el conductor que está a punto de ser atracado. Mientras, los que viajan en la furgoneta de atrás se aproximan lo máximo posible a las puertas traseras del camión, uno o dos individuos saltan, fuerzan las puertas y comienzan a sacar mercancía e introducirla en su vehículo. 

Una vez que cogen todo lo que pueden y, sobre todo, lo de más valor, huyen del lugar. La operación dura apenas unos minutos. El camionero, explica el análisis de inteligencia realizado por la Jefatura de Policía Judicial de la Guardia Civil, no se percata de nada hasta que llega a su destino, realiza una parada para descansar o un compañero le avisa por radio al adelantarle de que ha sufrido daños en el remolque.

En ocasiones, los atracadores utilizan inhibidores de frecuencia precisamente para evitar que los conductores alerten por radio o por el móvil en el caso de que se den cuenta de que algo sospechoso está pasando. Se trata de grupos muy especializados, que operan generalmente en el ámbito internacional, muchos de ellos originarios de Rumanía, conformados por antiguos militares o policías, físicamente preparados y entrenados.

Los grupos criminales están conformados por exmilitares o expolicías rumanos muy bien entrenados y con numerosos contactos a nivel internacional

La información obtenida por la Guardia Civil concluye que existe "al menos" un grupo organizado operando actualmente en España, según revelan los datos obtenidos por la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado en operaciones como Ruta o Apache, así como las pesquisas aportadas por otros cuerpos policiales de nuestro entorno, como los de Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Italia, Polonia, Reino Unido, Rumanía o Rusia, donde también han sufrido este tipo de atracos.

La Guardia Civil recomienda a los transportistas que extremen el cuidado en el traslado de la información, que debe ser necesariamente confidencial, relativa a las rutas, horarios, paradas e incluso tipo de mercancía. Es necesario controlar el flujo de información fundamentalmente en el eje remitente-transportistas-destinatario, aconsejan desde la Policía Judicial de la benemérita, que también entiende que es bueno conducir por vías principales en lugar de secundarias para evitar estos asaltos indeseables.

(EFE)
(EFE)

Los analistas también consideran adecuado que los camioneros utilicen sistemas de localización vía satélite y mecanismos de alerta que puedan ser activados por los transportistas. Estos medios, explican, permiten una reacción inmediata de las fuerzas de seguridad y aportan información muy valiosa para los agentes operativos encargados de investigar los atracos. 

Según la misma unidad policial de la Guardia Civil, es bueno también que las empresas de transporte instalen sistemas de vídeo traseros con el fin de que los conductores puedan darse cuenta de que hay alguien tratando de abordar el camión. Los analistas recomiendan asimismo marcar la mercancía con el fin de poder realizar posteriormente un seguimiento individualizado, ya que las fuerzas de seguridad no solo tratarán de coger a los criminales tras el atraco, sino también de recuperar los objetos sustraídos en la medida de lo posible.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios