La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

el chivatazo buscaba no frenar la negociación

Sentencia del Faisán: una motivación política, dos únicos culpables policiales

El caso Faisán se cierra por la vía de en medio. Condena a los dos policías por revelación de secretos pero no señala a responsable político alguno.
Foto: Enrique Pamiés (izq) y José María Ballesteros, los dos policías condenados por el caso Faisán. (EFE)
Enrique Pamiés (izq) y José María Ballesteros, los dos policías condenados por el caso Faisán. (EFE)

El caso Faisán se cierra por la vía de en medio. La Audiencia Nacional no considera que los dos únicos procesados por la filtración a ETA colaboraran con la organización terrorista, tal y como defendían las asociaciones de víctimas, aunque les condena a año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación por un delito inferior de revelación de secretos. La sentencia tampoco señala a ningún responsable político de este deplorable episodio de la lucha antiterrorista, a pesar de las acusaciones que el Partido Popular formuló a lo largo de toda la pasada legislatura contra las cúpulas del Ministerio del Interior de los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero, de nuevo, el fallo tampoco da la razón al PSOE porque, después de todo, considera probado que el chivatazo existió y frustró una operación contra el aparato de extorsión de ETA.

No hay vencedores en la batalla política que subyace al caso Faisán desde el mismo 4 de mayo de 2006, el día que se avisó al dueño del Bar Faisán de Irún, Joseba Elosua, de que un dispositivo policial iba a golpear su red de extorsión. Sí hay perdedores, el exjefe superior de Policía Nacional del País Vasco Enrique Pamiés y el inspector de Policía José María Ballesteros. La sentencia considera probado que Pamiés comunicó a Elosua el operativo que estaba en marcha a través de un teléfono móvil que fue facilitado personalmente al dueño del Bar Faisán por Ballesteros.

Las trayectorias profesionales de ambos agentes incorporan un enorme borrón. Puede que sea el último. No irán a la cárcel porque no tienen antecedentes y la condena no rebasa los dos años de prisión, pero la inhabilitación supondrá su expulsión automática del cuerpo. Con todo, la sentencia no es firme. Ambos han anunciado que recurrirán el dictamen al Tribunal Supremo y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que no perderán su condición de policías hasta que el Alto Tribunal no se pronuncie para poner el punto y final a este caso.

Las dudas sin resolver

Incluso después del pronunciamiento del Supremo, seguirán las incógnitas. El fallo de la Audiencia Nacional incurre en una contradicción que subraya los agujeros negros que no han sido capaces de despejar ni los tres jueces que se encargaron de la instrucción ni los tres magistrados que firman la sentencia. El dictamen recuerda que los hechos tuvieron lugar en pleno proceso de negociación del Ejecutivo de Zapatero con la cúpula de ETA. Incluso especifica que esas conversaciones estaban avaladas por la mayoría del Congreso y del Parlamento Europeo. En esas circunstancias, afirma el fallo, “con el designio de no entorpecer la situación política abierta de diálogo, para acabar con la actividad de ETA, a estos efectos, [Pamiés] desarrolló una actuación tendente a tal fin”. También da por probado que este informó a Elosua de que el aviso no tenía otra intención que evitar que esa operación contra ETA perjudicara al “proceso político”.

Es decir, que para el tribunal está acreditado que el soplo tuvo una motivación claramente política. Sin embargo, pese a ello, en la sentencia se circunscribe ese interés político a dos funcionarios de policía. Parece como mínimo absurdo concluir que dos agentes decidieron por su cuenta y riesgo (“acción ejercitada voluntariamente”, insiste el fallo) jugarse sus carreras para evitar el efecto que ese dispositivo podía tener en un ámbito que evidentemente les trascendía. Si la responsabilidad política es la única que permite explicar este episodio, como sostiene el tribunal, es obvio que los sujetos que la ejercían en aquel momento se han librado de la Justicia.

No hay rastro de ellos en la resolución. El relato de los hechos probados arranca con Pamiés como único protagonista, pese a que la instrucción y las sesiones de la vista oral sirvieron para demostrar que Pamiés estuvo en contacto con su superior en aquel entonces, el exdirector general de la Policía Víctor García Hidalgo, y que en la listas de llamadas también hay comunicaciones de este último con un teléfono atribuido a la cúpula de Interior. García Hidalgo estuvo imputado casi hasta el final de la instrucción, pero la sentencia se esfuerza en limitar los daños a Pamiés y Ballesteros. El caso arranca y termina en ellos, al menos por ahora. El representante del Ministerio Público, Carlos Bautista, les pidió que tiraran de la manta, igual que “Amedo en los GAL”.

Un PP perdido en contradicciones

La ausencia de responsables políticos es uno de los motivos que explican el bajo perfil que ha adoptado el Partido Popular durante los últimos meses en la gestión pública del caso, en contraste con la beligerancia que exhibió cuando estaba en la oposición. Al conocerse la sentencia este miércoles, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se limitó a expresar su “respeto” y “acatamiento”. Exactamente lo mismo hizo Fernández Díaz, que además no ejecutará la inhabilitación de los agentes hasta que la decisión no sea inamovible.

Sin duda, el objetivo del Partido Popular no eran los dos policías que han acabado siendo condenados por la revelación, sino sus autores intelectuales, una paradoja difícil de conjugar para el PP: mantener el mensaje de firmeza contra ETA sin cebarse con dos funcionarios que, según su versión, sólo son víctimas de una decisión tomada en esferas superiores. A lo largo de la vista oral, el abogado que ejercía la acusación popular en nombre de Génova se limitó a hacer una decena de intervenciones sin ningún valor para la causa. Ahora, el PP y las otras dos acusaciones populares, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia (DyJ), tendrán que hacer frente a parte de las costas porque el tribunal considera que "su actuación no ha sido determinante, máxime cuando ha existido una acusación pública (Ministerio Fiscal), cuya tesis acusatoria principal es la que se ha acogido".

La sentencia desacredita a Rubalcaba

El PSOE queda tocado, pero sólo parcialmente. El actual secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, llegó al Ministerio del Interior unos días antes de que se produjera el chivatazo y fue el encargado de asumir su responsabilidad y administrarlo. Durante meses, negó que existiera el incidente que la Audiencia Nacional considera ahora demostrado. Este miércoles mostró su “respecto” por la sentencia, aunque dijo que será el Tribunal Supremo “el que tenga la última palabra”. Su credibilidad se ve afectada, aunque podría haber sido mucho peor.

Las partes ya han anunciado que recurrirán al Alto Tribunal. “Creíamos que conseguiríamos la absolución en la vista oral y seguimos pensando que tiene que ocurrir claramente lo mismo en el Tribunal Supremo”, señala María Ponte, abogada de Pamiés. “La sentencia carece de motivación y el tribunal no se ha pronunciado sobre la mayoría de las pruebas que presentamos. Estamos muy decepcionados. Esto no era lo que esperábamos y por supuesto que vamos a recurrir”, afirma.

Lo mismo opina el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que ha defendido desde el principio la inocencia de Pamiés y Ballesteros. El SUP acusa al tribunal de dictar una sentencia “empujada desde el Gobierno y desde el Partido Popular, que ya tienen las cabezas de turco que buscaban para usarlos en la disputa política en un comportamiento tan miserable como habitual”.

Del lado de las acusaciones, tanto la AVT como DyJ han anunciado que también recurrirán. La primera ya ha abierto una cuenta para solicitar donaciones con las que cubrir los gastos del proceso y del recurso. Considera que la sentencia no aclara quién “dio órdenes superiores” y denuncia la tibieza de las penas. Por su parte, DyJ lamenta que el dictamen considere que el soplo no tuvo ninguna repercusión en la actividad de ETA. “La sentencia queda coja y es insuficientemente justa para el delito que verdaderamente se cometió y nunca debía ni deberá volverse a cometer”, afirma la asociación que preside Daniel Portero. También cree que “falta por incluir” en ella a los “responsables políticos”. Ese punto, más que de Justicia, parece ya una cuestión de tiempo.

El redactor recomienda

#42

"motivación politica".....es decir, la perversion de la ley llevada a su ultima expresión.....

"motivación politica" son todos y cada uno de los asesinatos cometidos por los nazis, por los comunistas de josé,por los de fidel, los de pinochet....los de videla...

Ya solo les queda implantar una figura en españa como la de bordaberry.....

Y aqui cada dia huele mas a "oveya"....

Ampliar comentario
#41

La España de estos últimos años está llena de sentencias vergonzosas, los jueces de los altos tribunales, elegidos por los partidos políticos parecen más piadosos confesores que todo lo perdonan que representantes supremos de la justicia. Estamos viendo como salen políticos corruptos, tan contentos y sanos, salvos y perdonados. Sr. Gallardón, no pierda su oportunidad de resucitar al más que muerto Montesquieu, que no sean los políticos los que contaminen con su elección a los altos tribunales, porque o lo hace el PP o si desgraciadamente vuelve, ojalá que no, el socialismo, esos sí que no lo van a hacer, les gustan demasiado los Bacigalupos

Ampliar comentario
#40
En respuesta a paisano

Tu lo has dicho, "Paisano": Hemos mancillado la memoria de las víctimas cediendo ante los terroristas. El honor para el Iluminado y sus votantes.

Del Gobierno ppepero, no me cuentas nada. Claro que podía haberlos ilegalizado. pero son así de cobardes, de miserables y de falsos.

¿El faisám sin plumas? Quien está sin plumas y cacareando es la justicia española. Hablando de las cesiones zapateriles, "Paisano": ¿Recuerdas cuando lo del infumable Estatut promovido por vuestro líder, a quien defendíais, vacilabais en el foro con el "se ha roto Paña"?

Ampliar comentario
#39
En respuesta a angell

Independentistas no. O sí. pero terroristas. Les habeis entregado el poder. ¿Hay que ceder para que dejen de matar? Pues yo digo que no. hay que ir a por ellos, con la Ley, claro, pero con unas reglas de enfrentamiento muy claras para las fyCSE: "Si no se riende un etarra, fuego hasta neutralización completa con el mínimo riesgo para los agentes". pero bueno, viniendo de los votantes del ^Zejas^ que le dieron el voto de la cbardía, rindiéndose a los aupuestos islamistas, cualquier indignidad tiene cabida. 

Ampliar comentario
#38

Es evidente que esta sentencia desgraciada retrata a una justicia, unos politicos y un Pais  manifiestamente mejorable. Que el comando Rubalcaba de los juzgados iba a librarle de la imputación ya lo sabiamos muchos. Lo malo es que el Ministro de Justicia y el Gobierno Rajoy, en definitiva, lo haya tolerado. La limpieza en ese Ministerio era urgente hace tiempo.

Ampliar comentario
#37
En respuesta a guerrero del antifaz

 

 

Hombre Guerrero, si lo que quería ETA era simplemente poder presentarse a las elecciones hemos estado haciendo el gilipollas un huevo de años. No habría merecido la pena tantas muertes.

 

En cualquier caso, ¿algún movimiento del gobierno pepero para que ETA deje de estar en las instituciones? A mi no me suena, ¿a ti?

 

Y lo del faisan ha quedado sin plumas. De momento con la excusa de que está recurrida incluso van a seguir los polis en sus puestos, a ver si hay suerte y en el supremo les quitan la suspensión (que últimamente el supremo es muy majo) y si falla eso siempre tenemos el indulto.

 

Y menos mal que ETA ya no es lo que era, sino habría sido una genialidad empurar a algunos de los que más daño han hecho a la banda, y todo por llegar al poder.

Ampliar comentario
#36

Señor Gog2, vea, vea esta noticia:

 

Silencio sepulcral de PP y PSOE sobre la sentencia del caso Faisán

 

Los populares no responden a si recurrirán la sentencia como acusación particular

 

 Jorge Fernández Díaz. El ministro avanzaba por el pasillo y se encontraba con la pregunta de Libertad Digital: "¿debe el PP recurrir la sentencia?". El ministro se daba la vuelta en dirección contraria y volvía a introducirse en el Hemiciclo.

 

Ni siquiera los que fueran los más críticos con la actual dirección del PP, como Gabriel Elorriaga, quisieron siquiera valorar la sentencia, mucho menos hablar de recursos.

 

http://www.libertaddigital.com/espana/2013-10-17/silencio-sepulcral-de-pp-y-psoe-ante-la-sentencia-del-caso-faisan-1276502041/

 

 

Saludos

 

 

Ampliar comentario
#35

Dejando a un lado, por imposible, las intervenciones de ese ANDALUZ ROJO, un tipo que no sabe expresarse sin insultar y que destila odio (debería dejar de comerse el pienso de su doberman), lo que no es de recibo en esta sentencia es que los únicos culpables del chivatazo sean dos "mandaos". Luego los jueces y políticos se preguntan por qué la justicia en España tiene tan mala imagen. 

Ampliar comentario
#34

 

 

Pues usted estará hasta las narices por lo que dice, pero a mi me produce náuseas que mi gobierno negocie con asesinos terroristas, me dan vómitos cuando se ningunea a las víctimas de esos asesinos terroristas, me asquea que se haga a escondidas, me revuelve el estomago que policias por órdenes políticas den chivatazos a terroristas asesinos para que se impida su detención señor mio.

 

Slds.

Ampliar comentario
#33
En respuesta a guerrero del antifaz

 

Claro que sí, Guerrero, claro que sí. Zapatero acabó con el terrorismo, pero eso es lo de menos. Lo importante es que hay concejales independentistas en los ayuntamientos vascos. Supongo que prefieres la situación inversa: ETA matando y Bildu ilegalizada.

Ampliar comentario
#32

A Barrio se le da el toque de atencion porque censuró la actitud de Sémper, que había defendido al edil del PP de Rentería José Manuel Herzog,  la carta al director de Herzog, publicada en el Diario Vasco, en la que "lamenta los disgustos sufridos por los familiares de los detenidos en la operación policial contra Herrira", operación que califica de "violenta".

 

 

Este y no otro, es el nuevo PP,  el de José Manuel Herzog, de Rajoy, de Alonso etc, etc.Luego "alguno" viene indignado porque ponemos en tela de juicio esta sentencia, cuando el Ministro de Justicia ha corrido a decir que acata la sentencia.

 

Saludos 

Ampliar comentario
#31

 

Vamos, vamos, Spen, ¿dónde ha quedado tu buena educación? ¿Qué es eso de "que te den"? Anda, vete a tomar el chocolate con picatostes con tus tías falangistas e intenta tranquilizarte al calor de la mesa camilla.

Ampliar comentario
#30

 No, Spen, colega. Con Zapatero se llegó al fin del terrorismo de ETA. Sé que es difícil para ti tragarse ese sapo, pero es así. Relájate.

Ampliar comentario
#29

Pues lo pongo de nuevo.

 

Esta sentencia está amañada entre PP y PSOE.

 

Y hoy estoy indignada, me levanté con la siguiente noticia.

 

La señora Quiroga arropa al señor Semper y critica a Carlos Iturgaiz, por defender a Maria San Gil, arremete tambien contra el delegado del Gobierno Carlos Urquijo y contra Carmelo Barrio.

 

En el seno de la formación están profundamente disgustados con las actitudes de lo que consideran el sector duro y creen tener el "enemigo en casa". Además, señala que tanto las declaraciones de Iturgáiz como las de María San Gil, han provocado un profundo profundo malestar en el partido. Es más, destacan que los populares vascos han dado un "toque de atención" a Carmelo Barrio, portavoz del PP en Álava, por haberse reunido con Aznar, San Gil e Iturgáiz en una cena en la que, según cuentan, se censuró el cambio de discurso en el PP vasco y la gestión de Rajoy.

 

El PP Vasco se ha planteado elevar una queja a Genova, supongo que para que los expedienten.

 

Así se las gasta el PP de Rajoy, así son de demócratas y encima ¡¡pretenderan que les votemos!!.

 

Ahora que venga gog2 y me llame tonta.

 

Saludos

Ampliar comentario
#28

No aparecen los comentarios???

Ampliar comentario