el banco no les ha dado el volumen de depósitos

Los compradores del Popular exigen saber la salida de depósitos para presentar ofertas

Santander, Bankia y BBVA quieren conocer cuánto dinero ha salido del banco por la rebaja del 'rating' y la inquietud de los ahorradores ante el proceso de venta.

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La venta del Banco Popular llega a sus días decisivos y los potenciales candidatos a comprar la institución financiera consideran insuficiente la información que han recibido de JP Morgan y Lazard para calcular el precio y los riesgos de la adquisición. Uno de los temas que más preocupan es la salida de depósitos que ha podido tener el grupo en los últimos meses, documentación que ha sido requerida, pero que hasta la fecha no se ha facilitado.

Así lo aseguran fuentes próximas a la operación, algunos de cuyos clientes institucionales —fondos de pensiones, aseguradores y grandes fortunas— han modificado sus posiciones durante las últimas semanas, desde que trascendió el proceso de venta. “Saber qué liquidez tiene el Popular es básico, porque no se sabe de cuánta disponen y hasta cuánto tiempo pueden aguantar”, explican desde la cúpula directiva de un gran banco.

En un principio, los representantes de la institución dirigida por Emilio Saracho no pretendían dar cifras concretas de depósitos de la clientela hasta la presentación de los resultados del primer semestre del año, para mediados de julio. Pero debido a la presión de los compradores, entre los que se encuentran Santander, Bankia y BBVA, el vendedor comunicará el apunte exacto del dinero en caja antes del 10 de junio, fecha fijada para las ofertas vinculantes, según fuentes oficiales del Popular. "El banco va a ser totalmente transparente en el proceso", agrega un portavoz de la entidad.

La cuestión de la liquidez se ha convertido en clave para los interesados, pues era ya una tendencia negativa la posición de 'depósitos de la clientela' antes de que se iniciara la venta del banco. Desde el grupo participado por Allianz, Credit Mutuel, el mexicano Antonio del Valle y las familias próximas al Opus Dei, se asevera que se ha corregido esa deriva, pero las propias cifras que ofreció en la presentación de los resultados del primer trimestre fueron cuestionadas por algunos brókeres.

[Qué pasa con el Popular: la cronología para entenderlo​]

Popular afirmó en esa cita, a finales de abril, que apenas había perdido 800 millones en el primer trimestre, un volumen poco significativo. Pero el analista de Goldman Sachs le inquirió por qué en la página 17 del informe consolidado ponía que los depósitos de la clientela habían bajado (doce meses) desde los 88.840 millones hasta los 78.884. La respuesta del consejero delegado, Ignacio Sánchez-Asiaín, fue difusa. Como también cuando otro analista le preguntó por la evolución de esa partida en abril, sobre el que indicó que había sido un mes "excepcionalmente malo, pero no extrapolable al resto del año".

El consejero delegado del Banco Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín. (EFE)
El consejero delegado del Banco Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín. (EFE)

La entidad está tratando de hacer un esfuerzo comercial en su red de oficinas para explicar a los clientes que su dinero está totalmente seguro. Incluso está llamando a ahorradores que rebajaron su exposición al Popular para de convencerles de que vuelvan a depositar su confianza con el gancho de remuneraciones (con condiciones) de hasta del 4% para el dinero que retiraron. Una rentabilidad muy por encima de la ofrecida por los bancos del sector tiene una exigencia por parte del Banco de España, ya que obliga a aportar más dinero al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), lo cual tiene su impacto en el margen de intermediación y castiga la cuenta de resultados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios