Sigue esta sección:
LA CAIDA DE LAS IMPORTACIONES EXPLICA LA CORRECIÓN

¿Resurgen las exportaciones? España es el tercer país con mayor déficit comercial de la UE

El discurso oficial no ofrece dudas: las exportaciones están tirando de la actividad y son hoy la mejor noticia desde el punto de vista económico. Y
Fecha

El discurso oficial no ofrece dudas: las exportaciones están tirando de la actividad y son hoy la mejor noticia desde el punto de vista económico. Y en verdad la Contabilidad Nacional lo certifica. La contribución del sector exterior al crecimiento del PIB se sitúa en 2,4 puntos. O lo que es lo mismo, si no fuera por el saldo de la balanza comercial, el Producto Interior Bruto estaría cayendo en torno a un 4%. ¿Significa esto que el sector exterior es la parte más sana de la economía? Nada más lejos de la realidad.

Los datos que ayer mismo ofreció Eurostat -la oficina estadística de la UE-  muestran que el sector exterior continúa siendo un lastre desde el punto de vista económico. No en vano, España acumula (enero-octubre de 2012) el tercer mayor déficit de la Unión Europea en términos absolutos. En concreto, 29.300 millones de euros. Sólo Reino Unido (139.800 millones) y Francia (69.100 millones) cuentan con un desequilibrio comercial mayor entre las grandes naciones de la Unión Europea. 

Muy al contrario, un país con el que se compara frecuentemente a España: Italia, cuenta con un superávit exterior equivalente a 6.600 millones de euros. Aunque el caso más llamativo sigue siendo Alemania, cuyo excedente comercial alcanza los 157.700 millones.  Holanda, Dinamarca, Bélgica, Irlanda o Suecia también cuentan con importantes superávit en sus balanzas de bienes, lo que relativiza la calidad de las cifras españolas.

Entre otras cosas porque, según Eurostat, la tasa de crecimiento de las exportaciones hispanas (un 4%) es inferior a la de países como Alemania, Francia, Portugal u Holanda. Incluso en Grecia -en medio de una descomunal devaluación interna- las exportaciones están creciendo nada menos que un 13%. El problema no es sólo que las exportaciones de bienes crezcan menos, sino también el reducido peso del sector exterior respecto del PIB.

Las exportaciones españolas de bienes (sin servicios) durante los primeros diez meses de 2012 representaron el 17,2% del PIB del año anterior, por debajo del 19,7% de Italia y a años luz de esa máquina de vender en el exterior que es Alemania, cuyas exportaciones suponen el 34% del PIB. El doble que en España.

Entonces, ¿cuál es la causa de la corrección del déficit exterior? Sin duda, el comportamiento de las importaciones, que continúan en caída libre en coherencia con la atonía de la demanda interna, en particular el consumo privado y, sobre todo, las inversiones. Las empresas no renuevan su aparato tecnológico y productivo ante la falta de actividad. El retroceso español en cuanto a importaciones sólo es superado por los otros tres países en recesión: Italia (-5%), Grecia (-9%) y Portugal (-5%).

Para hacerse una idea de lo que significa este desplome de las importaciones hay que tener en cuenta que la factura exterior cayó en casi 20.000 millones de euros entre 2007 y 2011. Pero es que tan sólo entre enero y octubre de 2012 respecto del mismo periodo del año anterior, el retroceso ha sido equivalente a 5.400 millones de euros, lo que explica en buena medida la mejora del saldo comercial.

Importaciones y burbuja inmobiliaria

Las partidas que más han contribuido a la reducción de las compras al exterior son bienes de equipo, bienes de consumo duradero, sector del automóvil y semimanufacturas no químicas. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria -muy dependiente de las importaciones- también ha contribuido de forma significativa a la reducción de la factura exterior. La caída hubiera sido incluso mayor si no fuera por el elevado peso que tienen las compras de carburantes debido a la fuerte dependencia energética de España.

La importancia de las exportaciones para volver al crecimiento, en todo caso, es clave. Según este estudio de la Caixa, basado en datos del Banco de España, para que el PIB crezca un 2% “sin ayuda del gasto interno”, las ventas al exterior deben avanzar casi un 11% en términos reales. Teniendo en cuenta, sostienen los economistas de la Caixa,  que durante el periodo de bonanza anterior a la crisis (2000-2007) crecían, en promedio, al 5,4% anual, ese 11% “se anticipa excesivamente ambicioso”.

Ahora bien, si se tiene en cuenta que 2011 las exportaciones crecieron un 9% y en 2010 un 13,5%, “ya no parece tan exagerado”, asegura. Además, si la demanda interna contribuyera algo al crecimiento, las exportaciones “podrían crecer algo menos y aun así el crecimiento del PIB podría alcanzar un 2%”.

Con todo, hay que tener en cuenta que en 2007, justo antes del inicio de la crisis económica, las exportaciones de bienes y servicios suponían el 26,9% del PIB, muy ligeramente por encima del 26,8% de 1999. Incluso después de la intensa caída del comercio mundial en 2009, las exportaciones españolas han crecido a tasas muy superiores a las del PIB, “sobrepasando su nivel anterior a la crisis, y aumentando considerablemente su peso sobre el conjunto de la actividad económica”, asegura este otro informe del servicio de estudios del BBVA. De hecho, y pese a la competencia de China, India y el resto de países emergentes, la cuota exportadora de España entre 1999 y 2011 apenas cayó un 8,9%, por debajo de otras economías industrializadas.

Economía
Comparte en:
Sigue esta sección:
#36
Compartir
30 Jenofonte10
Genial tu comentario.
A día de hoy, las páginas de segunda mano son las que dan una mejor lectura de de nuestra situación actual, de nuestros complejos, de nuestras megalomanías...
Ampliar comentario
#35
Compartir
17 Hombre, teniendo en cuenta el tema energético, es difícil, pero imposible, lo que se dice imposible: Japón, Corea del Sur, Paises Bajos, Austria, Suiza....

Otra cosa es que quieras decir que es imposible si nos seguimos dedicando a lo que nos dedicamos, con el tejido productivo que tenemos, y con ese &034;deficit energético&034; que tenemos.
Ampliar comentario
#34
Compartir
14 Dimitri5
De nuevo te repites? Qué es esa bazofia que escribes de que los alemanes aprendieron la lección y han construido el famoso espacio vital para su industria, pacíficamente, para crear un mercado cautivo?

Eres demasiado joven? Pues repasa las hemerotecas.

Nadie nos ha obligado a nada, nuestra casta política tuvo un interés primordial en estar en la foto de salida del Euro, contra los numerosos analistas alemanes que se llevaban las manos a la cabeza.

Cuantas países decidieron que para sus economías no era conveniente y no entraron? Sabes contar? Pues cuenta, que son unos cuantos que se han quedado fuera del Euro y, a muchos de los económicamente flojos, tampoco les va tan bien con sus propias monedas en esta crisis.
Ampliar comentario
#33
Compartir
35
Acabo de echarle un vistazo al índice.

Me temo que son materias que tuve que aprender de memoria hace treinta años por motivos de trabajo, tanto el Plan General de Contabilidad como los Análisis de Balances. Ahora me da mucha pereza volverlas a recordar.

Gracias por el consejo.
 
Ampliar comentario
#32
Compartir
27 Estimado. Sin entrar en polémica y coincidiendo en alguna de sus apreciaciones, le comento que las exportaciones de España conviene verlas en su contexto geográfico.
Nos encontramos dentro del grupo de países mas competitivos del mundo.
Alemania, que exporta casi tanto como China.
Bélgica y Holanda, que juntas dan una cifra de exportaciones igual a EEUU.
Francia, que multiplica por dos a México.
En esa línea no estamos mal ni mucho menos. Exportamos el doble que Brasily bastante mas que India, por ejemplo.
Nuestro déficit estructural en el tramo comercial se explica por la absoluta carencia de recursos energéticos y la errática política de abastecimiento que se ha desarrollado desde hace mucho.
Por ejemplo, si Argelia corta el grifo, o cortan el gaseoducto que pasa por marruecos, se apaga España.
Este tema también daría para horas de charla.
Saludos
Ampliar comentario
#31
Compartir
33 Me lo esperaba.

Una lástima.

Aquí todo bien. Es una vida mucho más sencilla que la de ciudad [he vivido en Madrid hasta hace un año y medio].
Muy tranquilos. Y esperando la nieve, que se está haciendo de rogar.

Si algún día se anima [ y tiene &034;pelotas&034; de subir al Mulhacén o al Veleta, je je je¡ ], ya sabe dónde buscarme.

Otra cosa: Me está gustando mucho el libro de Godley, &034;Economía Monetaria&034;. Si le gusta la contabilidad, no le va a defraudar.

Un saludo, amigo.




Ampliar comentario
#30
Compartir
Y lo peor de todo es que, con la que está cayendo, las importaciones sólo se han reducido un 2%. Esto quiere decir que son mayormente un gasto estructural [no hay producción nacional para estos bienes].

En cambio, cualquier racha de viento hace que nuestras exportaciones suban / bajen... En fin, es lo que hay. Como no se cambie el modelo de negocio... y para eso se tiene que cambiar la mentalidad, la educación... Vamos, que no nos pase nada.
Ampliar comentario
#29
Compartir
31 Hola Ecce Homo.

¿Qué tal la vida por Granada?. ¿La huerta de Motril sigue siendo tan bonita como la recuerdo?.

Nuestro amigo Jacks no entró al debate, salvo que se identificara como &034;Jose&034; que es la persona que comentó mi blog, pero no tiene demasiada importancia. Y digo ésto porque la J. del articulista parece que corresponde al nombre de Jose.

En fin, me alegra saludarle. Un abrazo.

 
Ampliar comentario
#28
Compartir
29 OK. Echaré un vistazo en casa, desde aquí no puedo acceder.
Ampliar comentario
#27
Compartir
29 Buenas tardes.

¿ Al final le contestó Jacks a aquélla invitación al debate ?
Ampliar comentario
#26
Compartir
28 Estimado Ulmo:

Respeto sus opiniones y por tanto no las voy a comentar.

No obstante, hace algún tiempo publiqué mi punto de vista.

Puede usted consultarlo Aquí
y más ajustado a sus puntos de vista aquí.

Reciba un cordial saludo.
 
Ampliar comentario
#25
Compartir
25 No tiene sentido pensar que vamos a aumentar las exportaciones con la actual coyuntura internacional. ¿Qué vamos a exportar y a quién? España no puede jugar en la misma liga que Alemania, Holanda, Italia y Francia. Estamos en un partido de rugby con jugadores de badmington. Estaba claro que en un mundo global iba a haber perdedores, y España era el gran candidato a darse el trompazo. Por un lado competimos con países que cuentan con siglos de ventaja en investigación, cientos de premios Nobel, años de posicionamiento en mercados exteriores y sociedades mucho más avanzadas que la nuestra. Éstos mismos países, llegaron a este punto a base de proteccionismo, y han abierto el mercado cuando ya tenían un enorme músculo. Por el otro lado, tenemos economías emergentes con mano de obra semi-esclava y proteccionistas. Estos países-fábrica no se tienen que preocupar por derechos de los trabajadores, normativas ambientales o límites de financiación. Y tienen las puertas de Europa abiertas de par en par. España no tiene nada que hacer en un libre mercado. Lo único que queda es tener un 25% de paro crónico y trabajo precario. Eso sí, con costes de vida europeos.
Ampliar comentario
#24
Compartir
Las cosas son más sencillas de lo que se quieren dar a entender. No se trata sólo del balance de exportaciones-importaciones, que en España es pésimo. De forma crónica, España es incapaz de ser competitiva en el exterior, por muchos motivos que se podrían analizar durante días. Pero el principal problema no es cuánto volumen se exporta, sino en qué condiciones. Alemania, aparte de tener unas cifras apabullantes a nivel cuantitativo, también las tiene a nivel cualitativo. Los márgenes y valor añadido de sus exportaciones son muy elevados. Sin embargo, España, aunque llegara a compensar las importaciones a nivel cuantitativo, no exporta valor. Quitando unas pocas excepciones, las exportaciones españolas son de muy poco valor añadido, teniendo en cuenta que estamos dentro de la UE. Nuestras industrias dejan poco margen de beneficios, ya que son tecnológicamente primitivas. Con el turismo como principal industria y el sector alimentación y de química básica como pivotes, nos queda el sector automoción, perteneciente a empresas extranjeras y receptor de subsidios. Las renovables, que eran la gran excepción, se han ido al carajo. Hoy en díalos milagros no existen en el comercio exterior.
Ampliar comentario
#23
Compartir
15 Lo que dices no es verdad. Te estás dejando engañar por los titulares y manipulaciones de algún articulista.
Ampliar comentario
#22
Compartir
19 16 18.
Nos salimos del fondo del artículo.
La autarquia no tuvo nada que ver con los nazis o la guerra sino con la decisión de los militares y falangistas entonces en el gobierno de limitar el volumen de las importaciones al importe de las divisas obtenidas con las exportaciones. Al ser Españaun país agrícola se vieron forzados a impulsar la industrialización.
Hoy con la globalización sería imposible volver a limitar las importaciones via gubernamental. Se debe aumentar las exportaciones de aquellos productos en los que podamos competir y no solamente el turismo.
Los últimos Gobiernos no han hecho nada en esa dirección: confunden incentivos con subvenciones y limitan la demanda interna mediante la subida de impuestos y demás medidas bien conocidas.
Un cordial saludo
Ampliar comentario