EN TORNO AL 11% DE SU CAPACIDAD ACTUAL

BMN tendrá que cerrar 100 oficinas más por culpa de su rescate 'light'

La nacionalizacion parcial de BMN (Mare Nostrum), confirmada ayer por el ministro Luis de Guindos, no supondrá un ajuste tan traumático como el de las entidades
Foto: BMN tendrá que cerrar 100 oficinas más por culpa de su rescate 'light'
BMN tendrá que cerrar 100 oficinas más por culpa de su rescate 'light'
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min
    La nacionalizacion parcial de BMN (Mare Nostrum), confirmada ayer por el ministro Luis de Guindos, no supondrá un ajuste tan traumático como el de las entidades nacionalizadas totalmente. Según fuentes cercanas a Economía, la entrada de dinero público sólo le obligará a cerrar 100 oficinas, en torno a un 11% de la capacidad actual de la entidad (900 sucursales), lo cual implica que la reducción de empleo tampoco será excesiva, aunque todavía no está concretada. Hay que tener en cuenta que el banco que preside Carlos Egea ya ha reducido un 47% su red desde 2009, entre cierres de oficinas y la venta de la red de Caixa Penedès al Sabadell.

    El ministro de Economía confirmó ayer que el Estado entrará tanto en el capital de la fusión de las cajas de Murcia, Granada, Penedès y Sa Nostra, como en el de Caja España-Duero (Ceiss) porque Bruselas no autoriza a que sus necesidades de capital se cubran con convertibles contingentes, sino que deben recibir acciones. Estas necesidades ascienden a 470 millones en BMN. Además, quiere que los préstamos del FROB 1 (915 millones en este caso) se conviertan también en capital. Entre ambas circunstancias, el FROB tendrá la mayoría del capital de la entidad, de ahí que se pueda hablar de nacionalización.

    Ahora bien, Guindos matizó ayer que se tratará de una nacionalización parcial, a diferencia de las de las entidades del llamado Grupo 1, que serán nacionalizadas por completo. El porcentaje que tendrá el FROB será determinado por una valoración independiente que está realizando PriceWaterhouseCoopers en la actualidad. En todo caso, los 470 millones que va a recibir del Mecanismo Europeo de Estabilidad son muy inferiores a las cifras otorgadas a las otras cuatro nacionalizadas: 17.959 millones para BFA-Bankia, 9.080 para CatalunyaCaixa, 5.425 para NovaGalicia y 4.500 para Banco de Valencia. 

    Otro elemento que la diferencia de las entidades del Grupo 1 es que el Gobierno y Bruselas mantendrán en su puesto al actual equipo gestor, a pesar de que las cajas accionistas se quedarán en minoría. Finalmente, no se prevé la subasta de BMN a otra entidad, a diferencia de lo que ha ocurrido ya con Banco de Valencia -adquirido por la Caixa- y de lo que va a suceder próximamente con CatalunyaCaixa (cuyo proceso de venta ya ha comenzado) y NovaGalicia.

    Dentro de este rescate light hay que incluir también que las exigencias de reducción de capacidad son mucho menores que en las otras nacionalizaciones. Según las fuentes consultadas, será suficiente con el cierre de otras 100 oficinas hasta dejar el total en 800. La entidad nació en 2009 con una estructura de 1.700 sucursales, de las que 441 se han cerrado y otras 461 -la red de Caixa Penedès- se han vendido al Sabadell en una operación por la que el banco que preside Josep Oliu no ha tenido que desembolsar nada (aunque tendrá que hacerse cargo de los costes de integración y reestructuración, así como aportar el capital necesario para absorber esta red).

    En cuanto a la plantilla, esta ha mermado el 44%, desde 8.900 hasta 5.000 empleados, entre reducciones de empleo y la citada venta de sucursales al Sabadell. Las fuentes consultadas aseguran que todavía no se ha calculado el recorte adicional que supondrá el cierre de estas 100 oficinas, aunque en todo caso se espera que sea muy moderado. Mucho más, en todo caso, que el anunciado por Bankia (6.000 empleados) y por NovaGalicia (2.500). CatalunyaCaixa dejará en manos de su comprador el ajuste de oficinas y empleos.

    Ceiss sí será nacionalizada totalmente

    La nacionalización también afectará a Caja España-Duero, pero en este caso sus consecuencias dependerán de cómo concluya su proceso actual de integración con Unicaja. Como informó ayer El Confidencial, la entidad que preside Braulio Medel pretende quedarse con la caja castellano-leonesa, pero sólo después de que sea recapitalizada por el dinero europeo y saneada por el 'banco malo', para lo cual está dispuesta a renunciar a los hasta 2.000 millones de dinero público que le ofreció el Banco de España en marzo para evitar la ruptura de la operación.

    Si este plan sale adelante, la nacionalización de Ceiss sí será total por el fuerte déficit de recursos propios que acumula, y tendrá que pasar a engrosar el Grupo 1. La duda es si, en ese caso, se podrá negociar de forma privada su venta a Unicaja o si tendrá que ser subastada. Una duda que también planea sobre la operación de Ibercaja y Caja3.
    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    5 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    El ídolo de barro (1949) de Mark Robson (El Despotricador Cinéfilo)
    Nuestro homenaje al Gran Pepe Cuenca: ¡Doctor en matemática aplicada!
    When your boyfriend catches you in bed with Obama - Fleabag: Episode 1 - BBC Three

    ºC

    ºC