tras sus graves problemas con hacienda

Mascherano se siente ninguneado por el Barça y busca equipo en la Premier

El argentino, que fue condenado a un año de cárcel por dos delitos fiscales, no se sintió respaldado por su club, de ahí que su agente esté buscándole una salida para este verano
Foto: Mascherano, durante su comparecencia en la Audiencia de Barcelona. (Efe)
Mascherano, durante su comparecencia en la Audiencia de Barcelona. (Efe)

El pasado mes de diciembre, Javier Mascherano (San Lorenzo, Argentina, 8 de junio de 1984) llegó a un acuerdo con la Fiscalía en relación a los dos delitos por fraude fiscal por los que fue imputado. El futbolista del FC Barcelona pagó una multa de 815.000 euros y aceptó la pena de un año de cárcel. El citado pacto conllevó que el juicio oral se celebrara igualmente, aunque, al haber acuerdo entre todas las partes, duró apenas diez minutos. Pese a la pena de prisión, el argentino no tendrá que ingresar en la cárcel, aunque el disgusto no se lo quita nadie y tampoco su enfado con el Barça. Mascherano considera que el club no le respaldó, ni en privado ni tampoco públicamente, tal y como ha hecho con otros compañeros suyos como Messi y Neymar.  

El centrocampista reconvertido en central admitió su culpa de los dos delitos fiscales por los que estaba siendo investigado. Lo hizo ante el juez en octubre y para entonces había pagado la cantidad defraudada, unos 1,6 millones de euros. Una vez finalizado el acto de conformidad con Hacienda que tuvo lugar en la Audiencia de Barcelona, Mascherano escribió una carta en las redes sociales en la que explicó a los aficionados cómo había sido el contencioso paso por paso "con la tranquilidad de tener regularizada ya la situación", proclamó su honestidad y se reservó la posibilidad de actuar contra los que le asesoraron mal en su día.

Lo cierto es que, como decíamos, Mascherano está muy molesto con el FC Barcelona porque considera que el club que preside Josep María Bartomeu no estuvo de su lado en sus graves problemas con Hacienda. Así es por lo menos como lo siente él y así es como se lo transmite a su entorno. El malestar del argentino es tal que incluso no descarta un cambio de aires a final de esta misma temporada, a pesar de tener contrato hasta 2018 y una cláusula de rescisión de 100 millones.

El argentino, que llegó al Barça procedente del Liverpool y antes jugó una temporada en el West Ham, ve con buenos ojos regresar a la Premier, de ahí que su agente ya haya empezado a buscarle un posible destino en algún club de Inglaterra. En junio, Javier Mascherano cumple 32 años, aunque viéndole jugar se puede decir que está en la plenitud de su carrera, de ahí que considere que aún pueda rendir unas cuantas temporadas más al máximo nivel. Además, y a pesar de las ofertas que puedan llegarle de lugares más lejanos, quiere seguir jugando en una liga competitiva, pues su intención es ganar con Argentina el Mundial 2018. 

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, denunció que "Messi está sometido a una gran presión extradeportiva. Es sensible a cuestiones que están fuera. Y aunque hay otros jugadores y otras situaciones, sólo se comenta el de Messi con Hacienda". Sin embargo, no se le recuerda ninguna declaración de apoyo a Mascherano, a quien sus asesores fiscales simularon la cesión de los derechos de imagen con Nike. El argentino supuestamente defraudó 1,5 millones de euros (587.822 correspondientes al ejercicio 2011 y otros 968.907 de 2012) mediante la simulación de derechos de imagen a empresas en paraísos fiscales, pero al inicio del caso el jugador ya había devuelto la cantidad defraudada, más los intereses correspondientes.

Mascherano se siente ninguneado por el Barça y busca equipo en la Premier

Mientras deportivamente su marcha no puede ser mejor, pues lidera la Liga, jugará la final de Copa y está en cuartos de la Champions, el Barça sigue estando judicializado, ya sea de forma directa, como en el caso Neymar, o indirecta, como en el de Messi o Mascherano, aunque el trato que han recibido unos y otro es precisamente lo que ha enfadado a Mascherano.

Sobra decir que para Luis Enrique sería un disgusto que el 'Jefecito' se marchara, pues no sólo es indiscutible en la zaga, junto a Piqué, sino también uno de los pesos pesados del vestuario, aunque Messi cada vez tenga menos dependencia de él, algo que también puede llegar a influir en Mascherano a la hora de pensar en marcharse. Ofertas no le faltarán, aunque está por ver hasta dónde están dispuestos a pagar sus posible pretendientes, pues el Barça no puede permitirse el lujo de malvenderlo, sobre todo mientras no tenga un sustituto de garantías. Y ni Vermaelen ni Mathieu ni Bartra lo son.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC