En el Atlético de Madrid ya valoran la posibilidad de que Diego Costa se marche el próximo verano. La venta del jugador nacionalizado español se contempla internamente en el club. La temporada que está haciendo el delantero rojiblanco, que termina el 2013 como pichichi con 19 goles y como el futbolista más destacado del equipo de Simeone, le ha colocado como uno de los jugadores más deseados en el panorama internacional. En la Premier, los grandes ya suspiran por un Costa que será uno de los fijos en la lista mundialista de Vicente del Bosque.

Diego Costa ya empezó a mostrar la temporada pasada su potencial y este año se ha convertido en una de las sensaciones de la Liga. El delantero ha sido uno de los responsables de llevar al Atlético de Madrid a terminar el 2013 como líder, con los mismos puntos que el Barcelona, de Primera división y en octavos de la Champions, después de pasar como primeros de grupo, y de la Copa del Rey. Además, el equipo rojiblanco ha ganado todos los partidos en el Vicente Calderón, convirtiendo su estadio en un fortín.

Este fin de semana, el Atleti sufrió más de la cuenta ante el Levante, pero los dos goles del hispano-brasileño, sumados al de Godín, lograron que el equipo rojiblanco no rompiera la imbatibilidad en el Calderón. Costa ha marcado en todos los partidos que se han celebrado en el estadio colchonero. Sus 19 goles ya le han colocado como uno de los aspirantes a la Bota de Oro.

El gran momento que atraviesa Costa, le ha llevado a despertar interés en algunos de los clubes más prestigiosos de la Premier, entre ellos el Manchester United, donde Moyes ya lo ha estado espiando y ha pedido que se amplíen los informes sobre el delantero. Con el Atlético obligado a vender cada verano a alguno de sus mejores jugadores para reducir la deuda que mantienen con Hacienda y diferentes acreedores, Diego Costa podría terminar formando parte de una operación parecida a la del Kun Agüero. Con una cláusula de rescisión en torno a los 38 millones de euros, las cifras de la venta podrían ser muy similares a las que se dieron cuando el jugador argentino se marchó al Manchester City, 36 millones más 4 por objetivos.

Simeone ha sido el gran valedor del delantero rojiblanco. El técnico fue el único que de verdad creyó en las posibilidades del delantero y el tiempo le ha dado la razón. Diego Costa es uno de los jugadores del mundo  más deseados y todo apunta a que tiene billete fijo para el Mundial que se celebrará en Brasil, su país de origen, el próximo verano. El 2014 será un año de cambios para Costa, le espera su primera cita mundialista con la Roja y si el Atlético lo vende, como ya valoran en el club, un nuevo destino probablemente con acento inglés. En el club rojiblanco deben empezar ya a buscar un sustituto eso sí, a un precio menor que les permita seguir reduciendo la deuda.